Público
Público

El PP mantiene el veto a que en el Congreso se hable de Bárcenas

La portavoz socialista Soraya Rodríguez afirma que el presidente Posada "se ha convertido en presidente del grupo parlamentario popular"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del Congreso de los Diputados de la próxima semana, el primero ordinario del nuevo periodo de sesiones, no debatirá sobre el caso Bárcenas. El PP echó mano este martes de su mayoría absoluta en la Cámara baja para vetar de nuevo —ya lo hizo la semana anterior— en la Mesa y en la Junta de Portavoces de la institución la inclusión en el orden del día del cónclave parlamentario dos propuestas del grupo socialista.

En concreto, los socialistas pretendían que el debate en el pleno sobre la iniciativa de creación de una comisión de investigación sobre el caso Bárcenas. Al mismo tiempo, el PSOE pretendía también la inclusión en el orden del día la sesión plenaria de la semana próxima de la proposición de ley planteada por los socialistas para reformar el reglamento de la cámara en el sentido de hacer posible las interpelaciones directas al presidente del Gobierno con la obligación de su titular a comparecer expresamente. Actualmente, en caso de existir esa interpelación, el Gobierno designa que miembro del gabinete responde. Hasta el momento nunca lo ha hecho el presidente del Ejecutivio.

La portavoz socialsita, Soraya Rodríguez, se mostró indignada tras la reunión de esta mañana de la Junta de Portavoces en la que se materializó el veto de los conservadores. Tras descalificar el papel adoptado por el presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, al entender que 'se ha convertido en el presidente del grupo parlamentario popular en una actitud en la que han perdido la vergüenza', la portavoz explicó que los argumentos esgrimidos 'no tienen por donde cogerlos'.

De hecho, Rodríguez calificó como incomprensible el hecho de que Posada esgrimiera para impedir la no inclusión en el orden del día que la proposición de ley socialista no había sido publicada en el Diario Oficial de la Cámara baja. En ese momento Soraya Rodríguez adujo un papel oficial en el que figura la publicación de la citada iniciativa parlamentaria como ocurre normalmente tras su registro.

'Cuando acabe la comparecencia ante ustedes voy a ir personalmente al despacho del presidente Posada para dejarle encima de su mesa este ejemplar', dijo visiblemente enfadada. En cualquier caso, Rodríguez añadió que hoy mismo iba a registrar una interpelación directa al presidente Rajoy para el pleno del la semana próxima —el grupo socialista tiene derecho a formular una en cada sesión—. 'A ver cómo lo resuelven', sentenció rodríguez.

El portavoz popular, Alfonso Alonso, minutos después, apeló 'al normal juego democrático de mayorías y minorías', para justificar la decisión adoptada. '¿Dónde está escrito que el grupo parlamentario popular deba votar las iniciativas que presenten los socialistas?', dijo Alonso para justificar su oposición a debatir sobre el extesorero del PP. El caso es que, formalmente, con la vuelta a la normalidad parlamentaria el caso Bárcenas seguirá sin ser un asunto de debate como reclama la oposición.