Público
Público

El PP marca distancias con Bárcenas y trata de alejarlo de la campaña

La vicepresidenta pide a los diputados que vendan los logros del Gobierno y convenzan a los españoles del "valor de la estabilidad".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso de los Diputados. EFE

El Partido Popular se ha tomado la salida de la cárcel de su extesorero, Luis Bárcenas, previo pago de 200.000 euros de fianza, con aparente tranquilidad. Ésa era, al menos, la sensación que proyectaban los diputados y senadores que esta mañana abarrotaban la Sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados para la reunión del Grupo Parlamentario Popular presidida por Soraya Sáenz de Santamaría. La propia vicepresidenta declaraba al finalizar la reunión que Luis Bárcenas "ya no está en el partido". También el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, se ha desvinculado completamente del extesorero: “A mí la situación procesal de este señor me es absolutamente indiferente”.

Los parlamentarios del PP ni siquiera tenían a Bárcenas en sus conversaciones previas al comienzo de la reunión del Grupo, aunque la decisión de la Audiencia Nacional de permitir la excarcelación del extesorero se había conocido horas antes. Los conservadores creen que quien fuera amigo personal de su presidente, Mariano Rajoy, no puede hacer más daño al partido del que ha hecho ya. 

Bárcenas repitió la semana pasada en 'ABC' que el presidente y el secretario general del PP conocían y supervisaban todos sus movimientos con la contabilidad del partido

El propio Bárcenas, en la entrevista que concedió al diario ABC la semana pasada, aseguraba que "en este momento ya no es una cuestión del Gobierno de Rajoy" que le fuera denegada por el juez Pablo Ruz la salida de la cárcel, que esta mañana le ha sido concedida. Aunque quien fuera el todopoderoso responsable de finanzas del PP admite que al partido le interesa tenerlo en la cárcel -"Quieren que sea el icono de toda la corrupción", para "cuando hablan del caso Gürtel, poder decir: "Nosotros tenemos al tesorero en la cárcel"-, los conservadores no temen que Bárcenas vaya a revelar nuevos datos, más allá de mantener que presidente y secretario general conocían todos y cada uno de sus movimientos con la contabilidad del PP, incluida la caja b, cuya existencia ha sido confirmada ya por el juez.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)