Público
Público

El PP se marca un farol con su moción de censura

Amenaza con presentarla, pero no lo ha estudiado "en serio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el PP llevan días hablando sobre la posibilidad de presentar una moción de censura al Gobierno socialista. Pero suena más a amenaza que a realidad. Así, al menos, lo confirma un dirigente de la cúpula directiva: 'En ningún órgano del partido se ha hablado seriamente de ello'.

No lo habrán comentado en firme pero Mariano Rajoy y su núcleo duro no se cansan de lanzar advertencias. Hace unos días, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, afirmaba que la moción de censura 'es hoy posible'. Después fue la portavoz del Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien respondió a la cuestión con un 'todo se andará'. Y hasta el líder del PP mantuvo el misterio al no descartarla y comentar que éstas no se anuncian 'hasta que se presentan'.

Poder, pueden. Para presentar una moción Gobierno basta con que la décima parte de los diputados presenten un escrito a la Mesa del Congreso. Pero la mayoría de los conservadores consultados por Público son conscientes del riesgo que supone. Con ello queman un cartucho y, además, les puede salir el tiro por la culata. Porque cuando se da este complejo paso también se debe presentar una candidatura alternativa y, en la actualidad, ésta no existe. Por muy quemados que vean a CiU o PNV con los socialistas, reconocen que no les ven apoyando a Rajoy.  

Pero algunos defienden que si se agrava la situación económica y el próximo otoño el Ejecutivo socialista se ve obligado a prorrogar los Presupuestos de este año, con los quebraderos de cabeza que han dado, habrá que presionar para forzar un adelanto electoral y acudir al resto de los grupos para que lo secunden.

En este sentido, hay quien apunta que podría ocurrir lo mismo que en 1995, cuando los nacionalistas catalanes y el PP tumbaron las cuentas generales del Estado para el ejercicio siguiente y Felipe González se vio en un aprieto. Entonces, se generó 'un mal clima' que para algunos se podría volver a repetir.

Llegado este caso, un destacado miembro del PP propone una moción de censura buscando a un candidato  de consenso, que lidere un proceso de transición cuya misión sea convocar de inmediato elecciones generales. Algo retorcido y para algunos peligroso. Muchos aún recuerdan la que presentó Antonio Hernández Mancha contra González en 1987. No prosperó. El PSOE gobernaba con mayoría absoluta.

Por mucho que el PP insista en que este Gobierno está 'acabado', que 'no sabe sacar al país de la crisis' y que cada vez cuenta 'con menos apoyos parlamentarios', los conservadores en el Congreso no apuestan por la moción de censura a corto plazo.

En el cálculo de pros y contras, hay quien remarca que hay legislatura por delante y que con las europeas a la vuelta de la esquina 'no es el momento más oportuno'. Están convencidos de que 'esta cita será en sí misma una auténtica moción de censura de la calle contra Zapatero'.