Público
Público

Catalunya El PP no cree que Puigdemont vaya a convocar elecciones para frenar el 155: "Confiamos poco en el president"

"El 155 ya está en marcha", amenazan desde Génova que, pese a todo, celebran la intención del presidente del Generalitat de acudir al Senado.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a los principales dirigentes del PP en la Junta Directiva Nacional. | TAREK MOHAMED (EFE)

Si hace una semana estaba claro que una convocatoria de elecciones por parte de Carles Puigdemont paralizaría la tramitación del artículo 155 de la Constitución, hoy ya no lo está tanto. En el PP y en el Gobierno prefieren ahora dejar la duda encima de la mesa, con el fin de tensar su pulso con el presidente de la Generalitat. "El 155 ya está en marcha", amenazó este lunes el vicesecretario de Comunicación del PP.

¿El motivo? "Confiamos poco en el presidente de la Generalitat", afirmó Pablo Casado tras la reunión del Comité de Dirección del partido que presidió Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno está "tranquilo, firme, seguro de que ha tomado la decisión correcta", según el portavoz conservador, por lo que no parece que vaya a pedir al Senado —donde el PP tiene mayoría absoluta— que tumbe las medidas acordadas por el Consejo de Ministros el pasado sábado, pase lo que pase.

Además, en Génova consideran que Puigdemont ya ha llegado demasiado lejos como para echarse atrás, por lo que ven más probable que convoque al Parlament para proclamar una declaración unilateral de independencia -dui- que que lo haga para convocar elecciones anticipadas.

No obstante, los conservadores han celebrado la anunciada intención del presidente de la Generalitat de acudir al Senado a explicar sus alegaciones y propuestas. "Sería lo adecuado", valoró Casado, que instó a la Generalitat a usar los "cauces parlamentarios y políticos" para al menos intentar evitar que la Cámara alta apruebe definitivamente la ejecución del 155 y que terminaría con la destitución de todos los miembros del Govern y la intervención de la Generalitat por parte del Gobierno central.

Sin embargo, todas las posibilidades para que ello suceda están aún abiertas. Por un lado, Puigdemont tiene en agenda el pleno del Parlament previsto para el jueves, aunque aún sin hora fijada. Por otro, en seno del PP se han contrapuesto las fechas ofrecidas al presidente de la Generalitat para que pueda defenderse en el Senado.

Así, mientras Pedro Sanz —vicepresidente de la Cámara alta— aseguró que sólo podría ir el jueves por la tarde a la Comisión correspondiente creada ad hoc para esta cuestión, Pío García Escudero —presidente de dicha institución— afirmó poco después que Puigdemont podría acudir, si quiere, el viernes al pleno.

De ser así, podría encontrarse cara a cara con el jefe del Ejecutivo que, según Moncloa, puede acudir "o no" a dicha sesión. Hasta que se confirme, incertidumbre' seguirá siendo la mejor palabra para definir la situación en Catalunya.