Publicado: 17.12.2015 23:21 |Actualizado: 17.12.2015 23:21

El PP no descarta una gran coalición con el PSOE, pero sin Pedro Sánchez

Fuentes de la dirección de campaña del PP admiten que es una posibilidad que ven difícil. 
Rajoy no quiso entrar al trapo cuando le preguntaron en Barcelona por el hipotético pacto.

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:
Rajoy, durante su intervención en la tribuna organizada en Barcelona por el diario 'La Vanguardia'. / ANDREU DALMAU (EFE)

Rajoy, durante su intervención en la tribuna organizada en Barcelona por 'La Vanguardia'. / ANDREU DALMAU (EFE)

MADRID.- El Partido Popular no descarta a priori una gran coalición con el Partido Socialista tras las elecciones del 20 de diciembre, aunque admite que es una posibilidad que ve difícil, sobre todo con Pedro Sánchez al frente del PSOE. 

Así lo reconocen fuentes de la dirección de campaña del PP, que siguen confiando en que el partido ganará las elecciones mientras creen, según sus últimos datos, que en la segunda posición están empatados Podemos y los socialistas, y que el partido de Pablo Iglesias podría llegar a superar al PSOE. Mientras, ven a Ciudadanos en una línea descendente desde hace días que le colocaría en el cuarto puesto.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha querido entrar al trapo cuando esta mañana, en el foro organizado por el diario La Vanguardia en Barcelona se le ha preguntado sobre posibles pactos, incluida una coalición entre populares y socialistas. "Con absoluta franqueza, mi intención es empezar a hablar de ese asunto el día 21",
ha dicho Rajoy, dejando abierta cualquier posibilidad, mientras que a la pregunta de con quién pactaría Albert Rivera si no le quiere como presidente, ha señalado: "entonces apoyará a Pablo Iglesias".

El hecho de que Rajoy haya sugerido con esta frase que Podemos superaría al PSOE y podría ser la segunda fuerza política se debe a que en el PP ya no descartan esa posibilidad, porque aprecian que el partido que lidera Iglesias y los socialistas están "casi a la par". Y advierten además de que mientras el PSOE sigue estancado, Podemos no deja de subir.



Tanto Rajoy -que lo dijo ayer en Asturias y también hoy en Catalunya- como los responsables de su campaña insisten en advertir de que se puede dar una coalición Podemos-PSOE, una "alianza de izquierdas radical" que generaría una "gran inestabilidad". Lo que se pretende, según las fuentes consultadas, es que llegue el mensaje de "cuidado que vienen los superrojos". Y no entienden por otro lado esa posición "prepotente" de Albert Rivera de no querer pactar con el PP ni apoyar una eventual nueva investidura de Mariano Rajoy.

Para el PP, si sus datos aciertan y Ciudadanos acaba siendo cuarta fuerza política sería "muy frustrante" para "un sector importante" de ese partido que no permitiese un Gobierno de Rajoy y pondría en tela de juicio a Rivera por esa prepotencia.

Rajoy: "Con absoluta franqueza, mi intención es empezar a hablar de ese asunto el día 21"

El partido de Mariano Rajoy admite su prudencia a la hora de calcular sus propios resultados, y frente al optimismo que ha dicho tener el candidato en toda la campaña, las fuentes consultadas reconocen que no están aún cerca del 30% deseado.

Además se sentirían legitimados para gobernar si obtienen una ventaja de cinco puntos sobre el siguiente, mientras admiten que los ocho puntos por delante que les daba el último CIS se ven ahora como demasiado optimistas.

Lo que se abre a partir del día 21 de diciembre es, según las fuentes consultadas, un "juego diabólico" en el que es difícil aventurar o descartar nada, incluida una gran coalición del PP con el PSOE. Eso sí, admiten en el partido de Mariano Rajoy que esa posibilidad sería muy difícil con Pedro Sánchez liderando el PSOE, y reconocen que podría ser más fácil con otra socialista llevando las riendas del partido: Susana Díaz.

La visión de España de Díaz "encajaría mejor" con la del PP

Desde el PP entienden que la presidenta andaluza tiene una visión de España que "encajaría mejor" con la de los populares, mientras que Sánchez ha dado "más bandazos" y en este momento cuenta con un liderazgo "hueco y líquido".

Ven al secretario socialista débil, en definitiva, e incluso consideran que su comportamiento en el debate con Rajoy le va a pasar "muchas facturas" porque Sánchez fue "a matar" o "noquear" a Rajoy pero la férrea defensa que hizo el presidente de su honorabilidad le dejó cortado. "Y si no matas, pierdes", apuntan.

Admiten pues que les gusta más Susana Díaz, pero también recuerdan que la presidenta andaluza no es, ni va a ser, en los próximos tiempos parlamentaria en el Congreso, por lo que ven complicado que lidere el PSOE desde fuera del Parlamento. Subrayan en cualquier caso el riesgo de una coalición "Soemos" (PSOE y Podemos) e insisten en que solo hay dos alternativas: o esa o un PP que "recoja todo el voto útil".

Y aunque con esta hipótesis vuelve el PP a sus planteamientos de precampaña -los mismos que tenía cuando Podemos estaba también en auge-, en el partido de Rajoy aseguran que no pretenden potenciar el discurso del miedo sino poner sobre la mesa una "realidad", la de que el pacto de izquierdas sería "muy negativo" y "pondría en riesgo la recuperación".