Publicado: 29.09.2016 14:16 |Actualizado: 29.09.2016 14:16

El PP pide a sus cargos no entrar en la "crítica" ante la crisis del PSOE

"No debemos inmiscuirnos y no lo vamos a hacer", asegura la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consejo de Ministros, que ha presidido hoy al encontrarse el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, en la cum

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consejo de Ministros, que ha presidido hoy al encontrarse el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, en la cumbre de la UE en Bratislava. EFE/Angel Díaz

"El Gobierno no va a comentar la situación del PSOE, tenemos el máximo respeto a la situación de los partidos y no es nuestra tarea comentar esta situación. Nosotros no debemos inmiscuirnos y no lo vamos a hacer". La frase, pronunciada este jueves por Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno en funciones, refleja a la perfección la postura oficial no sólo del Ejecutivo, sino también del PP, a la grave crisis interna del PSOE.

De hecho, la dirección nacional del PP ha pedido a sus dirigentes que no entren en la "crítica política" y que se limiten a expresar su respeto por las decisiones internas que toman otros partidos.



Así se recoge en un argumentario interno del partido conservador dirigido a los cargos de la formación en toda España, una consigna que ya se aplicó el pasado lunes Mariano Rajoy cuando, tras el Comité Ejecutivo del PP, dijo que él no tenía por qué ocuparse de lo que "hacen o dejan de hacer los demás partidos".

"El Partido Popular respeta las decisiones internas de los partidos. El Partido Popular no entra en la crítica política sobre cuestiones de vida interna de otros partidos", asegura el PP en el citado argumentario bajo el título España exige estabilidad.

Tanto el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, como el vicesecretario de Organización del partido, Fernando Martínez-Maillo, coincidieron este miércoles en desear lo mejor al PSOE y defendieron que aclare "cuanto antes" su situación interna, de forma que "facilite que haya un gobierno estable lo antes posible".

Y ése es el mensaje este viernes también. "Esperamos que el PSOE arregle sus problemas y nos dejen gobernar, que es lo que piden los españoles", afirmó este jueves en Cuatro la diputada catalana del Grupo Popular Dolors Monserrat.

En privado, los populares reconocen que están atónitos por "la guerra civil" que vive el PSOE y el nivel de división que están exhibiendo públicamente, algo que, según subrayan, siempre pasa factura a un partido.

En las filas del partido se muestran optimistas por los escenarios que se le abren al jefe del Ejecutivo. Si finalmente se constituye una gestora en PSOE, creen que será más fácil que se produzca una abstención que permita la investidura de Mariano Rajoy.

Igualmente, en el PP argumentan que si se convocan terceras elecciones el 18 de diciembre, su formación es la que está en estos momentos en mejores condiciones de recuperar apoyos y lograr más escaños en el Parlamento.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este jueves que no van a comentar la situación interna que vive el PSOE, ya que según ha dicho, no deben "inmiscuirse". "Y no lo vamos a hacer", ha exclamado.

Así se ha pronunciado Sáenz de Santamaría antes de participar en la entrega de Medallas de Plata al Mérito en el Trabajo en el Ministerio de Empleo junto a Rafael Catalá y Fátima Báñez, al ser preguntada por la crisis interna que viven los socialistas.

"El Gobierno no va a comentar la situación del PSOE, tenemos el máximo respeto a la situación de los partidos y no es nuestra tarea comentar esta situación. Nosotros no debemos inmiscuirnos y no lo vamos a hacer", ha enfatizado la portavoz del Ejecutivo.

RAJOY ORDENA NO ENTRAR EN LA CRISIS DEL PSOE

La dirección nacional del PP que dirige Mariano Rajoy ha ordenado a sus cargos que no entren en la "crítica política" hacia el PSOE y que se limiten a expresar su respeto por las decisiones internas que toman otros partidos.

"El Partido Popular respeta las decisiones internas de los partidos. El Partido Popular no entra en la crítica política sobre cuestiones de vida interna de otros partidos", asegura el PP en un argumentario interno, al que ha tenido acceso Europa Press, bajo el título 'España exige estabilidad'.

El propio Mariano Rajoy ya se aplicó el pasado lunes esa consigna cuando, tras el Comité Ejecutivo del PP, dijo que él no tenía por qué ocuparse de lo que "hacen o dejan de hacer los demás partidos" ni iba a entrar en si el PSOE hace primarias o un congreso en diciembre.

Etiquetas