Publicado: 28.11.2013 14:26 |Actualizado: 28.11.2013 14:26

El PP pide que se condene a Bárcenas por divulgar sus 'papeles' aunque no lo hiciera

El extesorero y la Fiscalía incorporan al pleito el auto de Ruz que certifica que hubo una contabilidad B en el partido de forma "continuada en el tiempo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular pidió este jueves en un Juzgado de Madrid la condena de Luis Bárcenas a pagar una indemnización de 500.000 euros por difundir a través del diario "El País" la contabilidad B manuscrita que llevó del partido durante 18 años. El abogado del PP, Alexis Godoy, defendió que era indiferente que el extesorero del partido hubiese sido el autor de la filtración o que la hubiese realizado su amigo (y exdiputado del PP) Jorge Trias u otro "mensajero", ya que el origen, según ellos, fue Bárcenas.

Por su parte, el abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, con el apoyo de la Fiscalía, logró que el juez que debe dictar sentencia, David Rodríguez Fernández-Yepes, aceptase incorporar como prueba documental al pleito civil el auto dictado el pasado día 22 por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, donde se confirman los indicios de que el PP llevó una contabilidad B (en dinero negro) "de forma continuada en el tiempo".

En cuanto a la autoría de la divulgación, aspecto al que el PP considera que debe limitarse el pleito, Gómez de Liaño destacó que el director de "El País", Javier Moreno (que fue testigo hoy en la vista), ha afirmado "por activa, por pasiva y por perifrástica", que Bárcenas no fue la persona que entregó los papeles que publicó en su diario. El extesorero sostiene que fue (a través de persona interpuesta) Jorge Trias, lo que Moreno ni desmintió ni confirmó al acogerse a su derecho a no revelar las fuentes de información. 

El abogado Godoy, en nombre del PP y de sus dirigentes o exdirigentes Rodrigo Rato, Javier Arenas,  Jaime Mayor Oreja y Angel Acebes, mantuvo la petición de indemnización a Bárcenas por considerar los hechos "gravísimos", ya que han ofendido el honor no sólo de los citados, por reflejar los papeles que cobraron sobresueldos del partido en dinero negro, sino también de todos los simpatizantes, empleados y votantes (10,8 millones de personas) del PP. Godoy basa su demanda en que el contenido de los 'papeles de Bárcenas' es falso y una infamia, y que su divulgación fue cosa del extesoreo.

Por su parte, Liaño solicitó al titular del Juzgado de Primera Instancia número 83 de Madrid que desestime la demanda del PP, una vez que en el proceso que se sigue en la Audiencia Nacional por los denominados 'papeles de Bárcenas', se ha demostrado ya que entre el 65% y el 80% de sus apuntes son verdaderos.

El abogado ha abandonado la postura, que mantuvo en el juicio celebrado el pasado 18 de octubre en Toledo por la demanda de María Dolores de Cospedal contra su cliente, de defender que debe esperarse a resolver este pleito civil a que concluya primero la investigación penal sobre los papeles.

Esta última posición, sin embargo, fue la postulada por la representante de la Fiscalía, quien explicó que en la causa penal que instruye el juez Pablo Ruz, el instructor ha ido confirmando la veracidad de varios apuntes, entre los que hay donaciones de empresarios como Luis del Rivero o Juan Miguel Villar Mir que habrían excedido los límites legales, así como indicios de pagos en dinero negro para las obras de reforma de la sede central del partido. Defendió que la resolución penal es decisiva para la suerte de la demanda civil del PP.

Por su parte, el abogado del PP pretendió que en el pleito sólo se tengan en cuenta los cambios sufridos en relación a los 'papeles de Bárcenas' que le benefician, como el reconocimiento de la autoría por parte del extesorero, pero no la mutación radical que produjo su declaración ante el juez Ruz el pasado 15 de julio, cuando reconoció que era el autor de los documentos, que eran veraces, y detalló quien pagó y quien cobró de la Caja B del partido.

El abogado de Bárcenas, sin embargo, recordó que el PP ha destacado más que nadie por sus cambios en este proceso, ya que su demanda inicial iba dirigida contra "El País" y contra Bárcenas (aunque a este último sólo le citaba dos veces), y ahora ha desistido del pleito contra el diario, y recientemente además renunció a todos los testigos que pretendía citar en el juicio salvo Javier Moreno.

En opinión de Liaño, esta última renuncia se debe al "fracaso" que supuso para el PP llamar a declarar en el juicio celebrado en Toledo el pasado 18 de octubre al extesorero, que lo hizo mediante videoconferencia desde su celda en Soto del Real, y que obtuvo una gran repercusión mediática al destacar que fue su mano la que entregó los sobresueldos a la propia María Dolores de Cospedal. Liaño, que no participó en la audiencia previa del juicio de hoy porque no era entonces abogado de Bárcenas, ha dicho que si lo hubiese sido, habría citado como testigos a Rato, Acebes, Mayor Oreja y Arenas.

El representante del PP, por su parte, incidió en que Bárcenas está imputado en delitos de estafa procesal y falsedad documental en el 'caso Gürtel', lo que "demuestra que es capaz de falsear documentos para conseguir sus objetivos". En ese sentido, resaltó que existe un "nexo causal" entre la situación personal delicada en la que quedó colocado Bárcenas al descubrirse, en enero de 2013, que tenía una "inmensa fortuna" en Suiza, con los ataques al PP y el resto de demandantes mediante la publicación de los 'papeles' en "El País" desde el día 31 del mismo mes de enero.

En su alegato final, Gómez de Liaño usó en varias ocasiones la muletilla "fin de la cita", utilizada por Mariano Rajoy en su comparecencia parlamentaria del 'caso Bárcenas' del pasado 1 de agosto. Calificó la demanda del PP de "frivolidad" que no se basa en razones de buena fé o de justicia, por lo que reclamó que el partido sea condenado a pagar las costas (es decir, los gastos de abogado y procurador de Bárcenas), aparte de que la demanda sea desestimada íntegramente.