Público
Público

El PP pide a Pedro Sánchez que haga frente con Rajoy a los "delirios" de Puigdemont

"Por primera vez, se pueden dar las vías para que podamos superar a un Gobierno independentista", pronostica la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rajoy, hace unos días en la sede del PP. EFE/Santi Donaire

"Que no se muestre equidistante, que no titubee y que se posicione del lado del Estado de derecho". Esas son las peticiones que, desde el PP, lanzan a Pedro Sánchez antes de su reunión con el presidente del Gobierno. En Génova esperan que el reelegido secretario general del PSOE, "que lidera la oposición", se una a Mariano Rajoy para lo que ellos llaman los "delirios" de Carles Puigdemont.

Así lo ha expresado la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, que tildó de "irracional" la destitución, ayer, del conseller Jordi Baiget, quien había mostrado sus dudas respecto al referéndum independentista que el Govern de la Generalitat ha fechado para el próximo 1 de octubre. "Es un acto irracional que a alguien que se atreve a decir lo que piensa, se le destituya fulminantemente. Es inaudito. No se le cesa por su actuación como consejero, sino por expresarse. Eso da una idea de que lo único que le importa al señor Puigdemont es su proceso independentista", sentenció en una entrevista en RNE.

Levy acusó al president catalán de haber caído en el "radicalismo" por las presiones de la CUP y de haber llevado a Catalunya "a niveles de calidad democrática cada vez más bajos". Así, volvió a apelar a "la ley" (la Constitución) como respeto a la "democracia" y advirtió al Govern de que no puede "purgar" a todos los parlamentarios que discrepan de sus ideas. "Puigdemont sólo escucha a los radicales y por eso está sumido en delirios permanentes que ponen a la sociedad catalana en un riesgo permanente", opinó.

Asimismo, se mostró convencida de que los catalanes muestran ya, "después de cinco años en los que se ha abandonado la moderación", su "hartazgo". "El Gobierno de la Generalitat está estancado en imposibles e irreales, en el extremismo más absoluto y la gente está cansada y con ganas de cambio", aseguró la también diputada catalana. "Por primera vez se pueden dar las vías para que podamos superar a un Gobierno independentista", aventuró. "El punto de sensatez lo pone el Gobierno de España, que es también el Gobierno de lo catalanes", incidió tras presumir también de los datos de paro conocidos este martes.

Por ello, pidió a Sánchez que, ante su reunión del próximo jueves en la Moncloa, se una a Rajoy para hacer frente al desafío soberanista de Catalunya. "Y que lo haga en Moncloa, pero también con Iceta y con todos los alcaldes del PSOE que tienen que tomar una postura para no ceder locales para la consulta ilegal", le exigió.

De otro lado, Levy negó que la apertura de Cristóbal Montoro a una posible bajada de impuestos se deba a un intento de contentar a sus socios de Ciudadanos. "No se trata de contentar a un partido, sino a todos los españoles. Aun así, hay que ser coherentes con los ingresos y los gastos y por eso no se puede bajar los impuestos cada año", justificó.

Pese a todo, se mostró convencida de que no existe "una mayoría alternativa al PP" pese a los acercamientos de PSOE con Podemos y C's, y aseguró que el Ejecutivo central negociará "con todas las fuerzas políticas" para salvar no sólo la votación del techo de gasto, sino también la de los Presupuestos Generales del Estado para el 2018. En este sentido, también pidió al PSOE que se olvide de su pelea con los de Pablo Iglesias y apoye la senda de déficit que se votará en el Congreso la próxima semana. "Lo que era lógico hace seis meses, entendemos que sigue siendo lógico. Se repartieron 5.000 millones a las comunidades autónomas destinados íntegramente a políticas sociales y ahora se aumenta en 1.500 millones el techo de gasto", argumentó.

Precisamente, Levy eludió hablar de la reprobación de Montoro y de las dificultades que eso entraña a la hora de negociar unos nuevos PGE. "Me remito a las palabras del presidente: Montoro tiene su apoyo y es él el único que puede cesarle", concluyó.