Público
Público

El PP pide a Susana Díaz que "dé prioridad máxima" a Andalucía frente a su candidatura a la Secretaría General del PSOE

Los conservadores no quieren un "Gobierno a tiempo parcial" en la Comunidad, pese a defender la acumulación de cargos de Cospedal. Casado asegura que la inhabilitación de Artur Mas le produce "tristeza", aunque aplaude que "el Estado de derecho funcione"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en presencia del rey Felipe VI, antes de posar para la foto de familia de la Conferencia de Presidentes. Detras, la presidenta madrileña Cristina Cifuentes charla con la navarra Uxue Barcos. EFE

Que dé "prioridad máxima a Andalucía". Esa es la advertencia que el PP ha lanzado a Susana Díaz ante su inminente proclamación como precandidata a la Secretaría General del PSOE .

Para los conservadores, María Dolores de Cospedal puede acumular hasta tres cargos (ministra de Defensa, secretaria general del PP y presidenta del PP de Castilla-La Mancha) , pero no verían con buenos ojos que la andaluza liderara a los socialistas y la Junta a la vez.

Así se desprende, al menos, de las palabras del vicesecretario de Comunicación, que este lunes ha asegurado que, de momento, no pedirán la renuncia de Díaz  porque respetan "los procesos internos de otros partidos", pero sí le han pedido "que no abandone las instituciones por un cargo". "Sería positivo que, pase lo que pase, Andalucía no se convirtiera en un Gobierno a tiempo parcial", concluyó Pablo Casado. ¿Por qué el caso del PP es diferente? "Los cargos de Cospedal no son comparables. [José María] Aznar, que sería el caso más parecido, abandonó Castilla y León cuando se presentó candidato a las elecciones generales", argumentan.

De otro lado, Casado ha valorado la sentencia por el juicio del 9-N, que ha condenado a Artur Mas a dos años de inhabilitación por desobediencia. "La justicia pone a cada uno en su sitio. Nadie está por encima de la ley", aplaudió el portavoz popular.

Pese a ello, aseguró que la sentencia le produce "tristeza y no alegría" porque "es la primera vez que un presidente autonómico es inhabilitado". Aun así, valoró que "el Estado de derecho funciona" y aseguró que "no se juzga a nadie por sus ideas políticas, sino por incumplir la ley".

Así, no sólo acusó a los independentistas -que, dijo, "son minoría"- de usar sus mensajes de ruptura "como cortina de humo para tapar casos de corrupción" y de "victimismo". "Esta sentencia no es ninguna agresión a ninguna hoja de ruta. Esa hoja de ruta [de la desconexión] era una agresión a la legalidad y lo que se ha hecho es justicia", sentenció Casado, que aprovechó la ocasión para hacer valer la labor del Gobierno en Catalunya y lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los "españoles catalanes".

"El Estado de derecho funciona", les dijo, "y vamos a seguir defendiendo el derecho a no etiquetar a la gente en virtud de cómo sueña o en qué idioma piensa, metaforizó.

Candidatos únicos

En otro orden de cosas, el vicesecretario de Comunicación -que abogó por centralizar el censo de militantes para evitar que se infle incluso con fallecidos, como se demostró en las primeras vueltas de los Congresos regionales- constató que el deseo de Génova es descafeinar los procesos de primarias.

Para la cúpula del partido nacional, lo ideal es que se llegue al final de los procesos internos con candidatos únicos, como ya ocurrirá con Cristina Cifuentes en Madrid; María Dolores de Cospedal, en Castilla-La Mancha; Xavier García Albiol, en Catalunya; o Juanma Moreno, en Andalucía, entre otros muchos.

"Es la posición preferida de la dirección nacional", reconoció, deseando que ocurra lo mismo en Baleares, La Rioja, Cantabria y Castilla y León, las únicas autonomías donde aún quedan dos candidatos en liza. "Lo mejor es ir todos juntos. La unidad tiene su reflejo electoral y cuanto más fuertes salgamos, más alternativas tendremos para seguir gobernando en 2019", concluyó Casado.