Publicado: 25.05.2015 01:53 |Actualizado: 25.05.2015 03:19

El PP pierde el gobierno en 6 de 10 comunidades y queda a expensas de C's en las 4 restantes

A pesar del descalabro de los conservadores sólo cuatro años después de obtener sus mejores resultados, Rajoy evita dar explicaciones. El Partido Popular insiste en que ha "vuelto a ganar las elecciones".

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Mariano Rajoy, durante un mitin en Barcelona. AFP

Mariano Rajoy, durante un mitin esta campaña. AFP

MADRID.- Desolación en la calle Génova 13, sede nacional del Partido Popular. A pesar del esfuerzo del director de campaña, Carlos Floriano, cuando compareció ante los medios asegurando que el PP había "vuelto a ganar las elecciones", las caras y, sobre todo, las declaraciones en privado reflejaban otra cosa: derrota.

El PP ha logrado en cuatro años lo que parecía imposible hace los ídem: perderlo (casi) todo a pesar de haber ganado en número de votos. Este 24 de mayo se celebraban elecciones autonómicas en 13 comunidades, de las que diez estaban gobernadas por el PP. El 25 de mayo, seis de esas diez comunidades (Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Cantabria e Illes Balears)  apuntan casi con toda probabilidad a gobiernos de coalición entre PSOE y Podemos y las restantes cuatro (Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León) dependen de que Ciudadanos opte por abstenerse -por lo menos- en los debates de investidura de los/as presidentes. 



Monago pierde la primera posición en favor de Fernández Vara, situando a Extremadura como la única comunidad en la que el PP pierde su mayoría

Además, en Extremadura, José Antonio Monago -que gobernó en 2011 gracias a la abstención de IU, que hoy sale de la Asamblea- pasa al segundo lugar y cede el primero al PSOE de Guillermo Fernández Vara, el cual, aunque no logra la mayoría absoluta gobernará casi con toda probabilidad con el apoyo de Podemos, en coalición o en solitario con respaldo puntual.

En Asturias, el socialista Javier Fernández (14) vuelve a ganar y gobernará con el apoyo de Podemos (9) alcanzando la mayoría absoluta con la suma de los escaños de ambos (23)

A pesar del evidente descalabro, el PP ha sacado fuerzas de flaqueza para enviar a su director de campaña, Carlos Floriano, a dar la cara en la sede nacional de la calle Génova y asegurar, ante la sorpresa general: "El PP ha vuelto a ganar las elecciones". Efectivamente, y a pesar de haber perdido cerca de tres millones de votos, los conservadores vuelven a ser la fuerza más votada, aunque la irrupción de Podemos y Ciudadanos haya reforzado el lado izquierdo del tablero, en el primer caso, y les haya arrebatado apoyos, en el segundo. Con todo, el PP es consciente de la importancia de los pactos y ya en la noche de ayer, Floriano apelaba a la capacidad de "diálogo" y "acuerdo" de los conservadores.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), y los candidatos a la alcaldia y a la Comunidad de Madrid, Begoña Villacis (i) e Ignacio Aguado (d), celebran los resultados electorales esta noche en Madrid. EFE/Kiko Huesca

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), y los candidatos a la alcaldia y a la Comunidad de Madrid, Begoña Villacis (i) e Ignacio Aguado (d), celebran los resultados electorales en Madrid. EFE/Kiko Huesca


El mapa azul de 2011 ha virado al color rojo, no sólo del PSOE, pero sí con el PSOE. Con todo, el PP aún podría gobernar en la Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León si Ciudadanos no se empeña en darles el no en la investidura. Ni siquiera el tradicional feudo leonés del PP ha logrado mantener la mayoría absoluta que le pronosticaba el CIS hace pocas semanas. 

Rajoy ha convocado el Comité Ejecutivo Nacional para analizar los resultados esta tarde a las 17:00

El papel de Ciudadanos es, pues, determinante en cuatro de las diez comunidades que gobierna el PP, aunque no en todas, como pronosticaban las encuestas. Con todo, ni los conservadores madrileños, ni riojanos, ni murcianos ni castellanoleoneses tienen garantizado el apoyo de la formación de Albert Rivera, que mirará mucho por su estrategia de cara a las elecciones generales de finales de año.

En Canarias, la situación da un vuelco relativo con respecto a 2011, pues Coalición Canaria pasa a ser primera fuerza por el descalabro del PP, que pierde nueve escaños y pasa de 21 a 12. Los nacionalistas canarios pierden tres escaños, pero el PSOE se sitúa en segunda posición manteniendo los 15 escaños de hace cuatro años y garantiza la continuidad del Ejecutivo autonómico en su alianza con CC.

Rajoy, en Génova y callado

En el PP, y fuera de él, ha sorprendido que, en una situación extraordinaria y de profundo desencanto como la de esta noche en las filas conservadoras, el presidente del Gobierno haya ido a la sede nacional de la calle Génova a seguir el escrutinio de la noche electoral y se haya marchado sin hacer ninguna declaración pública.

Desde la sede nacional del partido han insistido en que hoy lunes está convocado "ya" el Comité Ejecutivo acional presidido por Mariano Rajoy para analizar los resultados. Tampoco, sin embargo, es previsible que Rajoy comparezca ante los medios dentro de unas horas, aunque sí hablará a sus barones y a la dirección nacional del PP que conforman este órgano del partido.