Publicado: 16.02.2016 19:52 |Actualizado: 17.02.2016 23:30

El PP se prepara contra un candidato de Aguirre alternativo a Cifuentes

Génova inicia una guerra abierta con la lideresa que la aparte definitivamente del control del partido en Madrid mientras la expresidenta se atrinchera en el Ayuntamiento.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la dimitda presidenta del PP autonómico, Esperanza Aguirre. EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la dimitda presidenta del PP autonómico, Esperanza Aguirre. EFE

MADRID.- Fuentes del Partido Popular confirman la "guerra abierta" entre Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy desde que la portavoz municipal del PP en Madrid anunció por sorpresa su dimisión como presidenta del partido en la región e incrementó la presión sobre el jefe del Ejecutivo y líder del PP con argumentos como la "responsabilidad política" por el nombramiento y la falta de control sobre Francisco Granados, secretario general del PP madrileño detenido por la trama de corrupción Púnica, que apuntaría asimismo a la presunta financiación ilegal del PP madrileño.

Aguirre, según confirman en su entorno, no descarta presentar una candidatura alternativa a la de Cristina Cifuentes cuando se celebre el congreso regional del PP de Madrid.



Precisamente, la presidenta de la Comunidad (que dirige desde la última hora del lunes 15 la gestora que conducirá al partido hasta el citado cónclave) se ha mostrado partidaria de que este congreso se celebre "cuanto antes", aunque desde la dirección del PP ya avanzan que tendrá que hacerse cuando se celebre el nacional del partido, retrasado por el propio Rajoy hasta que se forme un Gobierno.

La corrupción que no cesa

En Génova no ocultan su preocupación por las intenciones de Aguirre, que ya ha criticado públicamente (en una entrevista en EsRadio el martes por la mañana) el "dedazo" de Rajoy poniendo a Cifuentes al frente de la gestora del PP de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que encabezará una gestora al frente del PP en la Comunidad de Madrid tras la dimisión de Esperanza Aguirre. EFE/Ballesteros

Sin embargo, la cúpula del PP están dispuestos a plantar cara "por última vez" a la lideresa que, como ella misma confesó ayer, sabe que "no es la niña de los ojos de Génova", desde que en 2008 hizo amago de plantar cara al liderazgo de Rajoy en el Congreso del PP, celebrado en Valencia. Desde entonces, la relación entre el presidente del Gobierno en funciones y la expresidenta del PP de Madrid ha estado llena de enfrentamientos y desplantes, sólo cogida con los alfileres del "puro interés partidista", admiten los conservadores.

Ahora, los dirigentes conservadores quieren apartarla y evitar que conforme una candidatura alternativa a Cifuentes respaldada por quienes todavía dan su apoyo a Aguirre, "aunque veremos a ver por cuánto tiempo desde que Cristina se ponga a trabajar", advierten.

El aparato del PP, capitaneado por Dolores de Cospedal, teme todavía a las informaciones que puedan surgir sobre la corrupción del PP de Madrid y que, aunque acrecentarían la presión sobre Aguirre y justificarían su arrinconamiento en el PP, podrían afectar al Ejecutivo autonómico de Cifuentes, como ya están adelantando en varios medios.

La presidenta autonómica, en cualquier caso, ha adelantado que, de darse este supuesto, será "implacable" y el investigado (antiguo imputado) será apartado inmediatamente de su cargo, como recoge el acuerdo de investidura que firmó con Ciudadanos para obtener el apoyo a su Gobierno.