Publicado: 23.12.2015 23:25 |Actualizado: 23.12.2015 23:30

El PP se prepara para la era post Rajoy

Los conservadores asumen ya que no podrán seguir gobernando tras el mazazo del "no" de Sánchez al presidente en La Moncloa. Apuntan a un Congreso Nacional que elija al nuevo líder y a su dirección mediante primarias.

Publicidad
Media: 2.56
Votos: 9
Comentarios:
Rajoy

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. EFE

MADRID.- A Mariano Rajoy se le ha dado por desahuciado en muchas ocasiones: en las derrotas electorales de 2004 y 2008 e, incluso, durante esta legislatura, cuando salieron a la luz los papeles de Bárcenas con pagos en negro a todos los dirigentes del PP desde la etapa de José María Aznar en el Ejecutivo hasta la ídem de Rajoy; las cuentas en Suiza del extesorero del PP o los SMS que el presidente del Gobierno en funciones envió a su amigo Luis para que fuera "fuerte" e informándole de que tanto él como el resto del PP se estaban moviendo para ayudarle ("Hacemos lo que podemos")

En el Partido Popular recuerdan una y otra vez el fracaso de quienes dieron por muerto políticamente a Rajoy entonces, pero en esta ocasión, admiten que quedarse o no al frente del PP "no depende de él", sino de su incapacidad para formar Gobierno pese a haber ganado las elecciones. De cara a la opinión pública, los dirigentes conservadores siguen sosteniendo que el liderazgo de su presidente es "incuestionable" (Fernando Martínez Maíllo, número tres del PP, en la mañana del miércoles 23, hace unas horas). Tampoco tienen más opciones mientras no se constituyan las Cortes (13 de enero) y el rey ordene a un candidato que forme Gobierno tras reunirse con todos ellos.



Sin embargo y aunque el propio líder del PSOE reconoce la legitimidad de Rajoy (que ganó pero perdió 63 escaños en las generales del domingo 20) para intentar formar Gobierno, en el PP son conscientes de que "las cuentas no salen" sólo con Ciudadanos y con el "no" de Podemos y PSOE. ¿Va Rajoy a ofrecerse al rey en último término como candidato y contando con que Sánchez sufrirá un ataque de "responsabilidad" por la que claman PP y Ciudadanos en el último momento y se abstendrá? Los conservadores consultados no descartan este punto; va en la personalidad de Rajoy no tirar la toalla hasta el último momento.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el líder del PSOE, Pedro Sánchez (d), se han saludado hoy, en el Palacio de La Moncloa, antes de iniciar su primera reunión tras las elecciones generales. /EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el líder del PSOE, Pedro Sánchez (d), se saludan el miércoles 23, en el Palacio de La Moncloa, antes de iniciar su primera reunión tras las elecciones generales. /EFE

¿Y cuando el Parlamento rechace su candidatura por primera y segunda vez, en su caso? Entonces será el turno de Sánchez (si logra un acuerdo con Podemos, porque para el PP es "seguro" que lo intentará) y Rajoy habrá quemado sus etapas, además, como el único presidente de la democracia española que gobierna una legislatura, con el agravante de la mayoría absoluta inédita que logró el actual jefe del Ejecutivo en 2011 (186 escaños) "Nadie creyó que Rajoy podría recibir un golpe peor que la pérdida de la mayoría absoluta de Aznar en 2004, pues aquí lo tienen", se lamentan en su entorno, que consideran "profundamente injusto" el resultado de quien ha logrado levantar la economía española y "radicalmente irresponsable" la actitud de Sánchez.

Ni las llamadas de empresarios, ni los mensajes que el rey pudiera lanzar esta Nochebuena, ni las advertencias de sus barones o -mucho menos- de Rivera harán cambiar a Sánchez de opinión, cree el presidente

Tras la reunión exprés de Rajoy este miércoles con el líder socialista en La Moncloa, el presidente del Gobierno en funciones es consciente de que no hay gran coalición que valga. Tal y como percibió a Sánchez el líder del PP, ni las llamadas de empresarios, las que pudiera hacer el rey a la responsabilidad de Estado en su mensaje de Nochebuena dentro de una horas ni -mucho menos- las advertencias de Albert Rivera, harán cambiar al secretario general del PSOE de posición. Por tanto, confirman en las filas conservadores, Rajoy ya debe de estar pensando "tres meses en adelante", como mínimo.

Congreso en primavera

En este sentido, si hay Gobierno impulsado por el PSOE -salga como salga, pues el escenario es casi imposible de dibujar-, el PP deberá celebrar el Congreso Nacional pendiente para 2016 en primavera como muy tarde. "Rajoy sabe perfectamente que, en este caso, no se puede presentar", por mucho que a Aznar le dijera lo contrario, básicamente, para "marcar su territorio", que sigue siendo el liderazgo del partido.El PP apuesta entonces por un cónclave abierto, "revolucionario en el buen sentido de la palabra" y que, por supuesto, considere el sistema de primarias que han reivindicado ya durante esta última legislatura dirigentes conservadores como Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes, Alberto Núñez Feijóo o los jóvenes de Nuevas Generaciones en pleno.

Podría haber una segunda convocatoria electoral, reconocen los conservadores, pero, al menos las fuentes consultadas en las últimas horas, creen que se dará ese "Gobierno progresista" al que ha apelado Sánchez. "Es su última oportunidad para gobernar", subrayan, convencidos de que otros comicios los beneficiarían a ellos y a Podemos.