Público
Público

Las cloacas de Interior PP, PSOE y C's pactan liquidar la comisión de investigación sobre las cloacas de Interior

En la última sesión de comparecencias, el ex director adjunto operativo, Eugenio Pino, y su jefe de 'gabinete' incurrieron en graves contradicciones incompatibles con los testimonios del exministro Fernández Díaz y de su interlocutor en las grabaciones difundidas por 'Público', pero al final no se citará a los comisarios protagonistas de los hechos investigados

Publicidad
Media: 3
Votos: 26
Comentarios:

Eugenio Pino, durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga la brigada política de Interior durante el mandato del exministro Jorge Fernández Díaz. A su izquierda, el presidente de la comisión, Mikel Legarda. EFE/Mariscal

Era una muerte anunciada, pero que se ha consumado esta tarde, tras las comparecencias ante el Congreso de los Diputados de dos de los principales responsables de la brigada política organizada por el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. PP, PSOE y Ciudadanos han votado a puerta cerrada para liquidar definitivamente la comisión de investigación sobre el uso partidario de Interior por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy para hundir a políticos y partidos rivales.

La mañana comenzó con la comparecencia de José Ángel Fuentes Gago, ex "jefe de gabinete" (un puesto inexistente) del ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino, y terminó con el testimonio de este último, quien repitió decenas de veces: "Esa respuesta se la responderé al juez cuando me la pregunte”, acogiéndose a su "derecho de defensa" porque está imputado por falso testimonio, prevaricación y otros presuntos delitos precisamente a causa de la Operación Cataluña de esa brigada política cuya existencia negaron reiteradamente.

Tantas veces contestó Pino a los diputados lo de "no voy a responderle a ninguna pregunta", que el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, le espetó: "¿Por qué habla usted para El Mundo y no para nosotros?"

La querella de Trias sirvió de coartada a Pino para no explicar por qué envió a Fuentes Gago a Suiza en busca de más pruebas contra el exalcalde de Barcelona

El exDAO está querellado por el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, precisamente porque dio una larga entrevista a El Mundo (publicada en dos días sucesivos) en la que insistió en acusar al político catalán de poseer una cuenta millonaria en Suiza a pesar de que esa fabricación ha sido desmentida por la Unión de Bancas Suizas y ha sido archivada por la Fiscalía Anticorrupción. Pero esa querella le sirvió de coartada para no explicar por qué envió a Fuentes Gago a Suiza en busca de más pruebas contra Trias, tres días después de que Anticorrupción les informase del archivo del caso, tal como reveló en exclusiva Público esta misma mañana.

Pero Pino no sólo se negó a responder a los parlamentarios sobre el caso Trias, sino que también rechazó la mayor parte de las preguntas de la portavoz de Podemos, Irene Montero, sobre el falso Informe PISA (Pablo Iglesias, S.A.) que fue filtrado al mismo periodista (Eduardo Inda) para acusar a la formación morada de estar financiada por Venezuela. Aunque lo poco que dijo de ese montaje policial contra un partido político le dejó en bastante mal lugar, ya que dijo desconocer que el secretario general de la dirección de la Policía remitió esa fabricación –una colección de recortes de prensa, sin membrete, ni firma, ni número del agente que la confeccionó– al Tribunal de Cuentas, "siguiendo instrucciones del DAO", que era él mismo.

“No tengo por qué haber dado esa orden. Es un automatismo. Sólo me responsabilizo de mi firma”, replicó airado Pino. Pero en su enfado dejó entrever que existen informes policiales internos sin registro de entrada ni de salida, como los que se han ido filtrando a medios de comunicación afines para desprestigiar a partidos y dirigentes políticos.

Pino se negó a responder sobre el falso informe PISA que ordenó enviar al Tribunal de Cuentas

"No voy a responder a esas preguntas", repitió una y otra vez sobre quién elaboró el infame Informe PISA o quién filtró el falso extracto bancario del Euro-Pacific Bank que se atribuyó también a Iglesias y fue publicado, una vez más por Eduardo Inda. Incluso negó haber realizado más de 200 llamadas al teléfono de Inda, a pesar de que ese registro telefónico oficial figura en el sumario del caso del pequeño Nicolás.

En cuanto a las grabaciones del ministro del Interior en su despacho oficial –conspirando contra partidos y políticos soberanistas con el entonces jefe de la Oficina Antifraude de Catalunya, Daniel de Alfonso–, cuya revelación por Público fue el escándalo que llevó a crear esta comisión de investigación, tanto Pino como Gago se enredaron en sus intentos de echarle también ese muerto al comisario Marcelino Martín-Blas, ex jefe de Asuntos Internos que fue destituido por investigar la relación del pequeño Nicolás con la brigada política de Interior. Hasta el punto que negaron lo que habían testificado el propio ministro y De Alfonso ante la comisión, contradiciendo también lo que aparece en el contenido de las grabaciones.

Más aún, a Fuentes Gago se le ocurrió inventarse que Martín-Blas fue el que le pidió que organizase la reunión entre esos dos interlocutores en la sede de Interior, cuando al principio de la primera conversación De Alfonso le explica detalladamente a Fernández Díaz que él le pidió a "José Ángel" (Fuentes Gago) que le organizase el encuentro. Después, los interlocutores se refieren (en las grabaciones) una y otra vez a Fuentes Gago, con el ministro encargándole a De Alfonso que sigan en contacto a través del jefe de gabinete del DAO. Ni una sola vez mencionan a Martín-Blas.

El exDAO acusó a Martín-Blas de filtrar a la periodista Patricia López detalles de u sumario declarado secreto, un grave delito

Pino todavía fue más lejos al acusar a Martín-Blas de revelar secretos del sumario del caso Nicolás a la periodista de Público Patricia López, cuando en realidad ha sido ella la que ha aportado numerosas pruebas –incluidas grabaciones– a esa causa, que se han incorporado al sumario. Una grave acusación que sin duda irá a parar de nuevo a los tribunales, donde se seguirá librando la batalla que se quiere dar por concluida en el Congreso de los Diputados.

Es verdaderamente extraño que PSOE y Ciudadanos apoyen al PP para poner punto final a los trabajos de la comisión e impedir que comparezcan los comisarios Martín-Blas y José Manuel Villarejo, cuando todos los que testificado no han hecho más que hablar de esos dos comisarios, sin resolver el enigma de cómo y por qué se grabó al ministro en su despacho oficial. Pino ha tenido que negar hoy rotundamente muchas de las declaraciones de Villarejo en su ronda de entrevistas a medios de los últimos días, y ha afirmado que "Martín-Blas ha tenido varias reuniones con De Alfonso", cuando ese último negó ante esta misma comisión haber visto jamás al exjefe de Asuntos Internos. Así que ¿por qué no se quiere interrogar a los dos protagonistas de la historia para descubrir la verdad?

En conjunto, la retahíla de mentiras y silencios –"no le autorizo a interpretar mis silencios", llegó a espetarle Pino a Rufián– de los dos últimos comparecientes dejó bien a las claras que nada se ha logrado averiguar en los trabajos de la comisión. Pino incluso llegó a afirmar que no conocía las grabaciones porque nunca lee la prensa ni ve las noticias de TV, cuando resulta que hace no mucho declaró ante el juez del caso Nicolás que siempre lee todos los periódicos "empezando por Público".

No cabe duda, pues, que el testigo mentía a los parlamentarios, o lo hizo ante el juez. Pero ahora en el Congreso ya sólo queda la elaboración de conclusiones de la comisión... sin que se haya interrogado a los que podrían desentrañar toda la trama. Aunque la comisión del Parlament de Catalunya sí está llamando a todos los protagonistas, incluidos Martín-Blas y Villarejo, por lo que esta historia de montajes, mentiras, grabaciones y filtraciones está aún muy lejos de concluir.