Publicado: 04.03.2016 17:38 |Actualizado: 04.03.2016 17:41

“El PP puso la Dirección General de Seguridad de la CAM al servicio de la corrupción política”

Los guardias civiles Antonio Coronado y José Oreja y el técnico de seguridad José Manuel Pinto, imputados en el caso de los espías de la Comunidad de Madrid han explicado cómo se pagaron informes a agencias de detectives con dinero público del Canal de Isabel II.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
El guardia civil y exasesor de seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior José Oreja Sánchez, uno de los cinco acusados en el caso de espionaje a miembros del Gobierno regional de Esperanza Aguirre. EFE/Chema Moya

El guardia civil y exasesor de seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior José Oreja Sánchez, uno de los cinco acusados en el caso de espionaje a miembros del Gobierno regional de Esperanza Aguirre. EFE/Chema Moya

MADRID.- La comisión de investigación sobre corrupción de la Asamblea de Madrid ha acogido esta mañana la declaración de tres de los imputados en el caso de los espías. Los dos guardias civiles, Antonio Coronado y José Oreja, y el técnico de Seguridad José Manuel Pinto han reivindicado que el caso que instruye el juzgado número 5 de Madrid es un “montaje” contra ellos, elaborado por el actual Comisario General de Información, Enrique Barón, durante su paso por la Dirección General de Seguridad en la época en que Esperanza Aguirre era presidenta.

Según su testimonio, la artífice de este equipo de seguridad que se quiso emplear para espiar a Manuel Cobo, Alberto Ruiz Gallardón, Alfredo Prada y Cristina Cifuentes, entre otros, fue la propia Esperanza Aguirre con el conocimiento de Ignacio González y apoyándose en quien había sido su escolta en el Senado, el policía Sergio Gamón. Ellos se negaron a hacer los seguimientos y pusieron estos hechos en conocimiento de quien era su jefe, el entonces consejero Francisco Granados, que al margen de darles la razón no hizo nada por frenar las órdenes que les transmitían a través de Gamón.



“Al principio se hacían los trabajos estando Gamón como policía en activo, por eso Esperanza Aguirre crea la Dirección General de Seguridad. A partir de ahí “el PP instrumentalizó ese organismo al servicio de la corrupción política”, ha explicado el sargento Oreja a preguntas de César Zafra, de Ciudadanos.

Guerra de dossiers

Los imputados han relatado que fue Enrique Barón a través de su segundo, Pedro Agudo, también policía, quien filtró a la prensa unos supuestos informes que ellos habían elaborado de los seguimientos y que habían sido manipulados, según su testimonio, por otro policía Miguel Castaño, que también trabajaba para la Comunidad de Madrid. A preguntas de Miguel Ongil, de Podemos, han contado que “nos utilizaron para tapar el espionaje que en realidad se estaba haciendo entre diferentes miembros del PP utilizando agencias de detectives y altos mandos de la policía”, han explicado José Oreja.

Hubo un momento -según el relato de los tres ‘espías’- en el que Francisco Granados tenía un dossier sobre Ignacio González, González lo tenía sobre Granados y otros dirigentes del PP, y Álvaro Lapuerta -en ese momento tesorero del PP nacional- los tenía sobre los dos vicepresidentes de Esperanza Aguirre.

Antonio Coronado Martínez, uno de los tres guardias civiles investigados en el caso de supuesto espionaje a miembros del Gobierno regional de Esperanza Aguirre entre 2008 y 2009. EFE/Chema Moya

Para realizar estas investigaciones se utilizó a las agencias de detectives Mira y Método 3. Según el testimonio ante la asamblea, “a Método 3 les contrató Ignacio González, que les dio un listado de personas a quien seguir y les pagó a través de un empresario imputado en Púnica y también del Canal de Isabel II. Granados contrató a la misma empresa, pero en este caso fue David Marjaliza quien pagó la factura a través de las sociedades Servicios Logísticos y Vancouver”.

Además, el sargento José Oreja también ha relatado como después de destituido Sergio Gamón, tras ser imputado en el robo de un ordenador de la Ciudad de la Justicia, “Enrique Barón entra como Director General de Seguridad y ahí sube el nivel de ese grupo”.

Según ha explicado, diferentes miembros del Gobierno de Aguirre le aseguraron que Enrique Barón, actual comisario general de Información, les había ofrecido los servicios de los comisarios Enrique García Castaño y José Villarejo y “ese es el motivo por el que Villarejo y Castaño se reúnen con Ignacio González, porque Enrique Barón hizo de mediador”.

Etiquetas