Publicado: 20.06.2014 12:48 |Actualizado: 20.06.2014 12:48

El PP quiere dejar aforado al rey Juan Carlos antes "de vacaciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP tiene prisa en dejar listo el régimen especial de aforado para el rey Juan Carlos, que desde ayer es un ciudadano normal ante la administración de justicia. El grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados ha presentado a primera hora de esta tarde dos enmiendas a una ley técnica que ya se encuentra en tramitación para proteger al monarca saliente de posibles denuncias, ya sean civiles o penales.

El portavoz del grupo parlamentario popular, Alfonso Alonso, ha anunciado que la pretensión de su formación política es tener aprobada la nueva legislación "lo antes posible, antes de irnos de vacaciones", término que luego ha precisado en torno a la fecha del 1 de agosto "cuando todo el mundo entiende que empiezan las vacaciones". El texto legal que se enmienda es el proyecto de ley orgánica complementaria de la ley de racionalización del sector público y de otras medidas de reforma administrativa por la que se modifica la ley orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial.

La novedad que contiene esta iniciativa urgente del PP es que las dos enmiendas pretenden el aforamiento no solo del rey dimisionario Juan Carlos de Borbón sino también de la nueva reina Letizia, de la princesa de Asturias, la infanta Leonor —que cuenta con 8 años de edad—, y de la reina "madre" Sofía. La segunda hija de los reyes, la infanta Sofía, no se encuentra entre quienes abarca esta privilegiada situación judicial.

Las enmiendas, con la firma de los representantes de UPN y Foro de Asturias, reforman el artículo 55 bis de la actual ley orgánica del Poder judicial ( por el que se describen a las nuevas personas aforadas) y agregan una disposición transitoria por la que se trasladarán automáticamente al Tribunal Supremo las acciones judiciales que estuvieran iniciadas a partir de ahora hasta la entrada en vigor de la nueva ley. Alonso ha dicho que espera "el mayor consenso posible", aunque de momento no ha recibido respuesta sobre este punto tras comunicar la iniciativa de su formación al resto de los grupos parlamentarios.

Según ha explicado el portavoz Alonso, la instancia judicial que entenderá de los posibles contenciosos judiciales de este grupo de personas será el Tribunal Supremo, en concreto las salas civil y penal según sus características. En cualquier caso, cualquier procedimiento judicial iniciado antes de la entrada en vigor de la nueva ley "se trasladará automáticamente al Tribunal Supremo", ha puntualizado Alonso, según establece la segunda de las enmiendas planteadas.

El trámite parlamentario de la ley ahora enmendada establecía el fin del plazo para introducir enmiendas a su articulado - apenas dos apartados - el pasado día 13 pero con posterioridad se ha ampliado hasta hoy mismo con el propósito de hacer posible la modificación que persigue el PP, esto es lograr lo antes posible el aforamiento del rey que ha abdicado. La novedad consiste en que las enmiendas formalizadas hoy amplían el aforamiento a la reina Letizia, a su hija mayor y princesa de Asturias y a la reina "madre" Sofía.

Se da la circunstancia de que la reina consorte nunca ha gozado de la condición de aforamiento durante el reinado de Juan Carlos, desde el 20 de noviembre de 1975. La Constitución tan solo prevé la situación de inviolabilidad —es decir, no se le puede procesar— para la persona titular de la corona. Tampoco ha estado aforado el nuevo rey mientras ha ostentado la condición de príncipe de Asturias ni su mujer.

Esta iniciativa adelanta en el tiempo —más de un año— el aforamiento para la reina saliente y la nueva reina consorte, Letizia, y la princesa de Asturias que estaba previsto en la reforma en trámite de la vigente ley orgánica del Poder Judicial. Según fuentes del PP, se ha considerado conveniente aprovechar el trámite para aforar al rey Juan Carlos en su nueva situación para hacer lo propio con el resto de la familia del rey, a excepción de la hija menor.

Cuando culmine esa reforma, más compleja que la norma que se ha empleado ahora ya que apenas tiene dos artículos, la futura nueva ley orgánica del Poder Judicial englobará el parche que se pone en marcha ahora de forma "exprés" .Las enmiendas serán estudiadas por una ponencia y posteriormente se debatirán en el seno de la comisión de Justicia el Congreso de los Diputados que dará el visto bueno a la nueva leycon los aforamientos en un pleno que se celebrará en la segunda semana de julio. En la quincena restante el trámite se repetirá en el Senado.