Público
Público

El PP quiere un PSOE fortalecido que no ceda a Podemos"el liderazgo de la izquierda"

Los conservadores tildan a los de Pablo Iglesias de "radicales bolivarianos" y apuestan por los socialistas como líderes de la oposición "responsable". Como el Gobierno, defienden a Catalá y la "independencia" de la Fiscalía General del Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fotografía facilitada por el PP, de su vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité de Dirección del PP, en la sede del partido, en la calle Génova de Madrid. EFE/Tarek Mohamed

"No nos gustaría que el PSOE saliera debilitado de las primarias dando el liderazgo de la izquierda a Podemos". Así se ha manifestado este lunes el vicesecretario de Comunicación del PP, que ha vuelto a utilizar Venezuela como método de ataque contra los de Pablo Iglesias.

"Los radicales bolivarianos no pueden sustituir al PSOE", continuó Pablo Casado, que acusó a la formación morada de "ser el único partido que defiende a delincuentes" dentro y fuera de España. Entre ellos citó a Andrés Bódalo, Elvira Rodríguez o el propio Nicolás Maduro, a quien tildó de "totalitario".

Casado criticó la propuesta de Podemos para votar en el Congreso una moción de censura contra Mariano Rajoy, en la que "hacen referencia a acabar con un estado delincuente". "No lo vamos a tolerar: la historia de la democracia es mucho más que la ínfima historia penosa de un partido que acaba de llegar a España", espetó en la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección que hoy presidió la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Casado: "La moción de censura de Podemos no va contra el PP ni contra Rajoy; sino contra el PSOE"

No obstante, el portavoz popular consideró que dicha moción de censura "no va contra el PP ni contra Mariano Rajoy, sino contra el PSOE". "Por eso hacen coincidir su manifestación con la víspera de las primarias, porque quieren quedarse con el espectro de la izquierda acabando con el PSOE", les acusó.

Por ello, el conservador salió en defensa de los socialistas, aun sin pronunciarse en favor de Susana Díaz, Pedro Sánchez o Patxi López. "Quien intenta pescar en río revuelto es Podemos. Nosotros esperamos que de esas primarias salga un PSOE con responsabilidad de Estado", se limitó a responder tras ser cuestionado sobre una posible moción de censura en caso de que sea Sánchez quien se haga con el liderazgo socialista. "Espero que después de las primarias podamos estar de acuerdo para hacer un frente común contra el yihadismo, para tener una postura común en política europea o para llegar a pactos de Estado en materia de Educación, de pensiones, de violencia de género, discapacidad...", enumeró.

Por el contrario, Casado siguió su embestida contra Podemos avalando una información de OkDiario en la que Iglesias habría sido condenado a pagar las costas de una demanda contra Eduardo Inda por publicar una información de una presunta cuenta de Podemos en paraísos fiscales. "De países como Venezuela ha venido la financiación de la fundación que fue el germen de Podemos. Nosotros vamos a denunciar esos más de 6 millones de euros que Chavez y Maduro firmaron con CEPS. Además, ahora la Justicia no sólo ha dado la razón a Inda: Podemos tenía un cuarto de millón en paraísos fiscales y Pablo Iglesias tendrá que pagar las costas. ¿Cómo lo hará, con un crowdfunding?", ironizó.

Las negociaciones de los PGE, también con el PDCAT

Más conciliador se mostró Casado con otras formaciones. Aunque vendió la campaña del PP catalán 'La Catalunya valiente' como freno al independentismo catalán y criticó la comparencia de Carme Forcadell -"a quien acompaña cada vez menos gente"- ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el vicesecretario dijo estar dispuesto a negociar cualquier tipo de cuestión que deje a un lado el pulso soberanista.

"Siempre que la negociación sea sobre partidas presupuestarias, infraestructuras o el sistema de financiación autonómica, podemos hablar", sentenció. "Con el PDCAT podemos llegar a acuerdos sobre Venezuela, la inversión en Rodalíes o en el Corredor mediterráneo", detalló. 

Los populares esperan, por tanto, poder negociar con las formaciones catalanas las enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado. Una misión en la que, confían, haya servido de ejemplo el pacto alcanzado con Coalición Canaria sobre la agenda canaria o, sobre todo, con el PNV sobre el cupo vasco. 

PP y Ciudadanos 'compiten' por exaltar sus semejanzas con el nuevo presidente de la República francesa, Emmanuel Macron

En este sentido, el PP asegura ahora que no se trata de ningún "privilegio" para Euskadi, sino "una forma distinta de organización fiscal que, además, es constitucional". Por ello instó a sus socios de Ciudadanos -que ya han anunciado su voto en contra de dicha reforma- a defender una postura que los conservadores consideran propia de partidos "constitucionalistas".

Casado también afeó la abstención de los Albert Rivera en la votación de la reforma de la estiba y apeló a todas las formaciones a recapacitar de cara a la repetición de la misma. "Fue penoso para la imagen de España porque se trata de una sentencia del Tribunal europeo que los Estados miembro tienen la obligación de aplicar", insistió. ""Espero que quienes votaron en contra o se abstuvieron reviertan el error que ha sido muy grave", zanjó Casado.

En otro orden de cosas, el portavoz del PP compitió también con C's en su parecido con el nuevo presidente de la República francesa, Emmanuel Macron. Mientras los de Rivera presumen de ser los liberales de centro que más se asemejan a la formación En Marche!, en el PP consideran que son ellos los que se sienten "identificados" con un "Gobierno liberal, modernizador y reformista". 

"Macron siempre ha tenido un posicionamiento independiente y ahora es liberal en economía, conservador en seguridad y progresista en temas sociales. Hay muchos puntos de coincidencia con el PP. Si otros partidos también los ven, no seremos nosotros quienes se los pondremos o quitaremos", ironizó el vicesecretario dando por hecho de forma velada que C's es la 'marca blanca' del PP.

Apoyo a Catalá, pese a la Operación Lezo

Por otro lado, Casado valoró las últimas informaciones sobre el caso Pujol o los ERE de Andalucía para arremeter contra la presunta corrupción de otras formaciones. 

Así, amenazó a Podemos con investigar sus cuentas en la Comisión de investigación con la que el PP contraprogramó la creada en el Congreso para investigar su caja B e hizo lo propio con el PSOE. "Tiene centenares de imputados en el caso de los ERE, además de dos expresidentes [Manuel Chaves y José Antonio Griñán] sentados en el banquillo por malversación de 900 millones de euros", sentenció. 

"Respaldamos la labor del ministro y de la Fiscalía"

En el caso de los Pujol, comparó las tácticas que utilizaba la matriarca de la familia, Marta Pujol Ferrusola para burlar a Hacienda con la famosa película de Coppola. "En 'El Padrino' intentaban asociar acontecimientos religiosos con golpes de la familia. Espero que los Pujol no se hayan inspirado en la ficción", bromeó tras comparar dicho caso con "una película de terror para todos los catalanes". "CiU jugó un papel importantísimo en esos años y ahora se está cayendo el velo", metaforizó, acusando de nuevo al independentismo de ser una "cortina de humo" para tapar las "vergüenzas" de la formación. 

Sin embargo, no hubo ni un atisbo de autocrítica a la hora de hablar de la Operación Lezo que ha terminado con el expresidente madrileño Ignacio González en la cárcel y con serias acusaciones al Gobierno de presuntos chivatazos e injerencias de la Fiscalía anticorrupción.

Casado dijo encauzar la próxima comparecencia -el jueves- del ministro de Justicia, Rafael Catalá, en el Congreso "con absoluta tranquilidad". "En el partido no tienen nada que esconder. Él dará las explicaciones que cualquier grupo le solicite", aventuró parafraseando al Gobierno tras destacar que el PP "nunca ha sido acusado por ningún juez de ninguna responsabilidad penal", aunque sí de "responsabilidad civil" -en el caso Gürtel-. 

Además, respecto a la cuestionada Fiscalía Anticorrupción que dirige Manuel Moix, así como a la propia Fiscalía General del Estado que dirige José Manuel Maza, Casado aseguró que el PP tiene "plena confianza en las instituciones". "El fiscal general del Estado lleva a cabo una labor independiente y rigurosa. Por eso respaldamos la labor del ministro y de la Justicia", concluyó.