Público
Público

PP Rajoy se aferra al cargo en el PP mientras empiezan las hostilidades en el partido

Este martes se reúne el Comité Ejecutivo del PP, en lo que será la primera reunión formal de uno de los órganos directivos de los conservadores, tras la publicación de la sentencia que les desalojó de La Moncloa. Fuentes de la dirección no quieren ni oír hablar de un congreso por el momento, y en el partido distintas voces aseguran que no habrá grandes movimientos, tal y como marca la doctrina 'marianista'. Esto coincide con la primera aparición de José María Aznar post sentencia Gürtel.

Publicidad
Media: 3
Votos: 7

01/06/2018.- El presidente del gobierno Mariano Rajoy, saluda tras intervenir ante el pleno del hemiciclo del Congreso en el debate de la moción de censura presentada por el PSOE. EFE/J.J. Guillén

Una sentencia demoledora le ha convertido en el primer presidente del Gobierno desterrado de La Moncloa vía moción de censura, pero Mariano Rajoy tiene intención de pasar a ejercer como jefe de la oposición, además de mantener su sillón de presidente del Partido Popular.

Horas antes del Comité Ejecutivo de este martes, en el que Rajoy explicará su hoja de ruta a seguir tras el paso a la oposición, fuentes de la dirección del PP explican a 'Público' que ésta es la decisión adoptada por el expresidente del Gobierno, haciendo justicia a su propia doctrina. Tampoco contemplan que la celebración de un congreso para renovar el liderazgo del partido vaya a tratarse en el encuentro de este martes a las 12.00 en la sede de la calle Génova.

De hecho, y a pesar de que ya hay voces que piden una profunda reflexión a la cúpula conservadora, no se esperan discursos disonantes, ni tampoco que dirigentes de peso le exijan que dé un paso atrás. Fuentes del PP en Madrid dan por hecho que los cambios serán escasos o inexistentes, mientras en el entorno de uno de los barones de mayor peso se muestran muy cautos. Esperan con impaciencia las palabras del presidente, y evitan pronunciarse sobre la conveniencia de celebrar un congreso próximamente.

Advierten de que al partido le espera "un periodo muy difícil", para el que debe rearmarse, pero subrayan también que las salidas de otros dirigentes tras perder el Gobierno no fueron inmediatas -Alfredo Pérez Rubalcaba, el ejemplo más repetido, perdió en las generales de 2011 frente a Rajoy, pero se mantuvo al frente del PSOE casi tres años-.

Además, el exjefe del Ejecutivo ha recibido el apoyo de todos los dirigentes de su formación que se han pronunciado públicamente, entre ellos los portavoces en el Congreso de los Diputados y en el Senado, Rafael Hernando y José Manuel Barreiro. El primero dice que Rajoy "estará donde quiera"; el segundo que "está más que habilitado para seguir ejerciendo las labores que él estime".

Los dardos de Margallo a Santamaría

Donde previsiblemente sí se darán cambios es en el grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, en el que se integran 10 de los 13 exministros de Rajoy. Por el momento se especula con el posible retorno de la exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, a la portavocía.

El hecho de que su nombre esté sobre la mesa ha servido al exministro de Exteriores de Rajoy, José Manuel García-Margallo, para volver a hacer gala este lunes de su profunda enemistad con Santamaría: "Haré todo lo posible para que Santamaría no sea portavoz del PP"; "Todas las decisiones estratégicas [del Gobierno] tienen una única responsable", aseguraba, en entrevista con 'Espejo Público'.

A esto hay que sumar que la semana pasada, durante la primera jornada de debate sobre la moción de censura, Cospedal y Santamaría comparecieron ante los medios exactamente a la misma hora, a poco más de cincuenta metros, mostrando una importante desincronización de sus discursos.

Hasta la fecha, lo único claro del PP en su nueva etapa en la oposición es que será muy duro con la labor del Gobierno, como ya ha demostrado con su decisión de retrasar la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. Fuentes, del Ejecutivo saliente aseguraron el viernes que no actuarían de esta forma: "Somos un partido serio y responsable", dijeron. Tres días después ya han cambiado de táctica.

Feijóo, presente

Alberto Núñez-Feijóo, el presidente de Galicia, sigue sonando en todas las quinielas como favorito para suceder a Rajoy. Feijóo, que acostumbra a despachar todas las preguntas sobre esta cuestión recordando que aún tiene por delante media legislatura en Galicia, estará entre los dirigentes que participen en el Comité Ejecutivo de este martes.

Es la primera reunión oficial de uno de los órganos directivos de Génova desde que la moción de censura de Pedro Sánchez tumbó al Gobierno de Rajoy; la primera desde que fue publicada la sentencia condenatoria al PP p como partícipe a título lucrativo por la Gürtel, hace casi dos semanas. Tras la reunión se celebrará una rueda de prensa, aunque desde el PP aseguran que no pueden adelantar quién comparecerá, ya que esta decisión habitualmente se adopta sobre la marcha.

Enésimo frente abierto: hoy reaparece Aznar

Por si fuera poco, y además de la previsible crítica del resto de fuerzas políticas en caso de que Rajoy siga atrincherado en la Presidencia del PP, es posible que a ellas haya que sumarles el reproche de su antecesor, exlíder del partido y expresidente del Gobierno, José María Aznar. El actual presidente de FAES, el que fuera el 'think tank' del PP, participará hoy en la presentación del libro 'No hay ala oeste en la Moncloa', escrito por el director de la Fundación de FAES, Javier Zarzalejos, tras semanas en el más absoluto de los silencios.

De hecho, aunque dirigentes como Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación y exasesor de Aznar, se hayan mostrado "orgullosos" de su herencia, otros han señalado con mayor o menor claridad la responsabilidad de Aznar; él estaba a los mandos durante los años en los que floreció la etapa de la trama corrupta que acaba de ser juzgada.

Además, si a la sentencia y a las razones que habitualmente Aznar esgrime para criticar a Rajoy se le añade la expulsión del PP del Ejecutivo, los dardos del expresidente están asegurados.