Público
Público

Huelga feminista El PP rechaza apoyar la huelga del 8-M por "elitista, insolidaria e irresponsable"

En un argumentario interno, el partido justifica que no se suma a la convocatoria feminista porque "apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres" y "rompe el modelo de sociedad occidental". El PP de Ourense se ha desmarcado

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Cabecera de la manifestación del Día de la Mujer Trabajadora, 8 de marzo, en Madrid el año pasado./EFE

El PP no respaldará la huelga feminista convocada por el Día Internacional de la Mujer, el jueves 8 de marzo. La dirección del partido conservador ha elaborado un argumentario interno en el que considera que la huelga "apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres" y la tachan de "elitista, insolidaria e irresponsable".

Los conservadores consideran que en la actualidad "no existe un problema de reconocimiento de derechos, sino de trasladar los derechos reconocidos al día a día de mujeres y hombres", aunque reconocen que, por lo general, "todavía" son más las mujeres que renuncian a horas de trabajo para cuidar de los hijos o de mayores, o las que dedican más tiempo al trabajo dentro de casa.

Si bien, creen que la igualdad solo se alcanzará desde la "unidad" de hombres y mujeres y critican que esta huelga apuesta "por el enfrentamiento entre hombres y mujeres". En el argumentario, el PP califica la huelga de "elitista e insolidaria" porque "solo pueden hacer huelga aquellas personas que tengan un empleo" y no los dos millones de mujeres que están en paro, las autónomas que tienen un negocio y no pueden cerrar, o las que cuidan, en soledad, de personas mayores.

"Es una huelga de élites feministas pero no de mujeres reales con problemas cotidianos"

"Es una huelga de élites feministas pero no de mujeres reales con problemas cotidianos", critican los conservadores, al tiempo que advierten de que lo que pretende esta convocatoria es "romper el modelo de sociedad occidental".

Por otro lado, consideran que es una huelga "irresponsable" porque, a su juicio, "es una frivolidad e irresponsabilidad trasladar a una huelga general la violencia de género, tras el acuerdo mayoritario de fuerzas políticas, administraciones públicas y asociaciones de mujeres en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, alcanzado hace unos meses".

No podemos llevar la violencia de género al ámbito del debate partidista por el bien de las víctimas"

"Es el momento de la unidad y de la responsabilidad. No podemos llevar la violencia de género al ámbito del debate partidista por el bien de las víctimas", subrayan.

Por ello, frente a esta huelga, el PP se compromete a "eliminar las barreras que todavía encuentran las mujeres" para conseguir "la igualdad real", a través de la "creación de empleo" y de la "promoción de la mujer en el ámbito laboral".

Para el PP, el crecimiento profesional de hombres y mujeres debe basarse "en los méritos" pero "en condiciones de igualdad". "Las mujeres no tienen que demostrar nada más que un hombre para ocupar las mismas responsabilidades", añade el partido.

En cuanto a la maternidad, subrayan que esta "no puede suponer un obstáculo" y, por ello, apuestan por la "corresponsabilidad", la flexibilización en el ámbito laboral, por horarios más racionales, por el teletrabajo y por otras medidas como deducciones fiscales para autónomos que trabajen desde casa. También proponen más servicios de apoyo a la familia como guarderías infantiles o centros de día para mayores.

La brecha salarial

Por otra parte, en cuanto a la brecha salarial, el PP defiende que se ha producido "una reducción" de la misma en España "desde el inicio de la recuperación". En concreto, cita la Encuesta de Estructura Salarial del INE (últimos datos de 2015) que revela una caída de 1,13 puntos entre 2013 y 2015. Lo que obvia el PP es que la brecha salarial se mantiene en el 22,86%, por lo que más de 7 millones de mujeres cobran casi 6.000 euros de media menos al año que los hombres y por lo que las empresas se ahorran un total de 42.000 millones de euros anuales.

En todo caso, el partido enumera algunas medidas para seguir impulsando la igualdad salarial, como: modificaciones legislativas que mejoren la transparencia retributiva o la modificación del artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, para incorporar la obligación del empleador de ofrecer a los trabajadores y sus representantes información desagregada en función del género.

Sin embargo, este martes fue el único partido del arco parlamentario que no dio su apoyo a la propuesta de Ley de Igualdad Retributiva presentada en el Congreso por Unidos Podemos. Además, durante el debate la bancada popular se vació casi por completo. 

Sobre las pensiones, la formación reconoce que también existe una brecha pues la pensión media de jubilación que reciben las mujeres es menor que la de los hombres en casi 450 euros. 

No generar "absurdos debates" como el de 'portavozas'

Piden no fomentar "falsos y absurdos debates gramaticales" que, a su juicio, "contaminan la consecución de la igualdad real"

Por otro lado, el PP reconoce la baja representación femenina en los tribunales o la escasez de mujeres como catedráticas universitarias o directoras de medios de comunicación. Así, piden no fomentar "falsos y absurdos debates gramaticales" que, a su juicio, "contaminan la consecución de la igualdad real". En concreto, se refieren al debate sobre el término 'portavozas', empleado por la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero.

"Son campanas que en lugar de aportar en la consecución de la igualdad real, generan discrepancias absurdas que intoxican el verdadero reto que tenemos por delante", advierten, al tiempo que defienden que "tan femenina es la letra 'a' como cualquier otra letra del abecedario".

El PP de Ourense se desmarca

Pero a Génova ya le ha salido el primer 'rebelde' y es que el presidente del PP de Ourense y presidente de la Diputación, José Manuel Baltar, ha publicado una declaración institucional en la que apoya la huelga feminista y pide a todos los empleados de la diputación que se sumen a los paros parciales.

Considera que "la huelga feminista del 8 de marzo pretende ser una llamada de atención, desde el ámbito local hasta el internacional, sobre la desigualdad y la invisibilidad que históricamente sufren las mujeres". Por eso, el pleno de la Diputación ha acordado "apoyar la huelga de mujeres prevista para el 8 de marzo de 2018" y "trasladar al Gobierno de la Xunta de Galicia las necesidades de hacer efectivas las medidas oportunas a través del diálogo social para evitar las situaciones de discriminación, llevar a cabo el pacto contra la violencia de género y acabar con los niveles de desigualdad que existen en nuestro país".