Publicado: 12.02.2013 18:19 |Actualizado: 12.02.2013 18:19

El PP rectifica ante la presión social y acepta ahora debatir la iniciativa popular para la dación en pago

Alfonso Alonso anuncia el cambio de parecer de su grupo en medio del debate que se ha celebrado en el Congreso sobre la propuesta contra los desahucios. Ada Colau y otros activistas son desalojados de la Cámara tras gritar "sí se puede&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estaba llamada a ser una jornada clave en la lucha contra los desahucios. Después de cuatro años de recogidas de firmas, las rúbricas de más de un millón y medio de ciudadanos llegaban este martes al pleno del Congreso de los Diputados en forma de Iniciativa Legislativa Popular (ILP) contra los desalojos y a favor de la dación en pago con efectos retroactivos. Pocos minutos antes de que comenzara el debate, la realidad de esos desahucios volvía a cebarse con un matrimonio mallorquín que decidía acabar con su vida poco antes de verse fuera de su vivienda. También este martes, a las puertas del hemiciclo, cientos de ciudadanos exigían a los políticos que tuvieran en cuenta su palabra.

La presión social era máxima y el PP, el partido que goza de la mayoría absoluta en el Parlamento, no ha tenido más remedio que dar su brazo a torcer y rectificar su posición inicial, que era negativa, para aceptar la toma en consideración de la mencionada ILP (ver PDF). Finalmente, la iniciativa ha salido adelante por 333 votos a favor y una abstención, la de un diputado conservador que no ha votado 'sí' por error.

La mayoría absoluta del partido en el Gobierno ya había causado la indignación del resto de grupos cuando se fijó el orden del día de la sesión de este martes situando el debate sobre la toma en consideración de los toros como bien de interés cultural antes de la ILP sobre los desahucios. Y durante la sesión, todos los grupos han criticado por ello la "insensatez" de los conservadores.

En medio de ese clima, el portavoz de los conservadores en la Cámara, Alfonso Alonso, ha convocado una rueda de prensa improvisada en el escritorio del Congreso, y en pleno debate sobre los desahucios ha explicado que tras hablar con el presidente del Congreso, Jesús Posada, y los servicios jurídicos de la Cámara, se ha encontrado una alternativa para realizar una tramitación "ágil" de la ILP, lo que permitía que su grupo la apoyara. Y es que hasta entonces, el PP había avanzado que votaría en contra de la toma en consideración de la ILP argumentando que el Congreso ya estaba tramitando un proyecto de ley sobre la misma temática, y explicando que la admisión de la iniciativa retrasaría un mes la aprobación de la nueva normativa. 

A los pocos minutos de que concluyera la comparecencia de Alonso, la noticia llegaba a los manifestantes que todavía se encontraban protestando en la misma puerta del hemiciclo. "Sí se puede, sí se puede", gritaban. Es la misma frase que han proferido en el propio hemiciclo los representantes de las distintas plataformas antidesahucios que con su portavoz Ada Colau, a la cabeza, han seguido el debate desde la tribuna. Sus gritos, que han llegado justo después de que el representante del PP Teodoro García haya vuelto a reafirmar su 'sí' a la toma en consideración de la ILP, han enfadado a Posada que, desde su puesto de mando, ha conminado a los ujieres a echar a esos activistas. "Expúlsenlos", ha exigido, varias veces. 

Según han confirmado a Público fuentes del Congreso, uno de ellos ha sido detenido por haber proferido supuestamente insultos contra los diputados. Esas mismas fuentes han informado de que al arrestado le han abierto diligencias y ha sido trasladado a la comisaría de la Policía de Moratalaz. Le aplicarán, dicen, el artículo 194 del Código Penal que sanciona la alteración del "normal funcionamiento" de la Cámara.

Hasta entonces, la Cámara Baja había sido el escenario de un encendido y apasionado debate sobre el drama de los desahucios pese a encontrarse ante un trámite más simbólico que práctico. Porque lo único que han decidido por unanimidad todos los grupos del Congreso ha sido admitir a trámite la ILP. Iniciar el debate y aceptar las diferentes enmiendas, lo que no significa que finalmente vaya a resultar aprobada tal y como la han presentado ese cerca de millón y medio de ciudadanos. 

Especialmente encendida ha sido la intervención de la portavoz del PSOE de Vivienda, Leire Iglesias, que ha querido disipar las dudas sobre la posición de su grupo acerca del drama de los desahucios: "Compartimos la necesidad de una moratoria, y apoyamos la dación en pago con alquiler social", ha insistido, tras reconocer "los errores" cometidos cuando estaban en el Gobierno en materia de legislación hipotecaria. Antes incluso de conocer la posición favorable del PP, Iglesias reclamaba a los conservadores que escucharan "las demandas ciudadanas" para poder dar "una segunda oportunidad" a los afectados. 

Más emocionado después de que se filtrara la postura final de los conservadores, el portavoz adjunto del Grupo de la Izquierda Plural -que aglutina a IU, ICV y Cha-, Joan Coscubiela, agradecía a los promotores de la ILP "su trabajo tenaz en barrios y empresas de miles de personas" que han permitido al Congreso "disponer de una nueva oportunidad para discutir sobre soluciones verdaderas y no sobre meros parches o placebos al drama de las familias desahuciadas". Según él, el mérito ha consistido en reunir esas rúbricas en "un clima inquisitorial, de linchamiento contra organizaciones y movimientos sociales, que aún perdura".

Coscubiela ha agradecido a Ada Colau, que en representación de la PAH el pasado martes reconoció que no todos los partidos son iguales. "Algunos llevamos años trabajando para cambiar la ley hipotecaria", ha recordado. Por eso ha reprochado "al Gobierno del PP que, como antes hizo el PSOE, se haya negado a abordar una reforma en profundidad de nuestro sistema hipotecario y de la legislación que lo sostiene".

También desde la izquierda, el portavoz de ERC, Joan Tardà, ha cuestionado la actual ley hipotecaria: "Desahuciar es legal, que no quiere decir que pueda ser ilegal". Y la representante del BNG Olaia Fernández Dávila ha exigido, asimismo, que los conservadores "atienda a las peticiones ciudadanas". Joan Baldoví, de Compromís-Equo ha anunciado su voto a favor de una iniciativa que ha considerado "digna y humana", y Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, ha criticado el "empacho de insensatez" que estaba a punto de verse en la Cámara, después de que el PP apoyara la ILP sobre los toros y se dispusiera a negar validez a la de los desahucios, algo que finalmente no ha sucedido. Rafa Larreina, de Amaiur, en esa misma línea, había tildado la jornada de "día extraño y triste para la cámara".

Pero al final, el PP apoyaba la ILP. Tras recordar que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) comenzó a plantear sus demandas hace cuatro años, Alonso ha valorado que ha sido el Gobierno del PP el que empezó a actuar para paliar los desahucios mediante la presentación de un real decreto el año pasado. Asimismo, el portavoz ha defendido la "vocación política de contar con los demás" del PP al apoyar su tramitación como proyecto de ley.