Publicado: 29.04.2015 23:15 |Actualizado: 29.04.2015 23:30

El PP cierra filas contra Aguirre por desafiar públicamente a Rajoy

La candidata al ayuntamiento de Madrid deja la puerta abierta a ser la líder del partido si ella gana las elecciones y el presidente fracasa en su estrategia. Su distanciamiento de Cifuentes se interpreta como un ataque directo a Génova.

Publicidad
Media: 3.61
Votos: 23
Comentarios:
La candidata del PP a la Aldaldía de Madrid, Esperanza Aguirre. EFE

La candidata del PP a la Aldaldía de Madrid, Esperanza Aguirre. EFE

MADRID.- En el PP no son ni una ni dos, sino muchas las voces que sostienen que, tal vez, Mariano Rajoy se equivocó al designar a Esperanza Aguirre candidata al ayuntamiento de Madrid; porque aunque la presidenta del PP en la región es la única que, según los sondeos internos de Pedro Arriola, garantiza una victoria -y no absoluta- en la capital, el desgaste de su campaña y esa victoria puede ser "demasiado alto" para el PP y para Rajoy.

"¿Alguien imagina al alcalde de Murcia haciendo campaña con un programa electoral diferente al del candidato a la Presidencia de la región? ¿Pero esto qué es?", se pregunta un destacado integrante del PP


Todos los días, la alcaldable hace una exhibición de fuerza y desafía al partido, al presidente o a la candidata a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con propuestas (esconder a los indigentes para mejorar la imagen de Madrid) o declaraciones contracorriente conservadora ("Quien desee cobrar por el sexo que lo haga libremente"), que tienen gran repercusión mediática y obligan al Gobierno, al PP o a la propia Cifuentes a responder. La última andanada, sin embargo, se considera un desafío a Rajoy en toda regla y pone negro sobre blanco lo que todos sospechan en el partido, según varias fuentes consultadas. Aguirre no ha tirado la toalla en su batalla por liderar el Partido Popular y así lo ha hecho saber públicamente, durante una entrevista en la cadena esRadio que dio el martes a Federico Jiménez Losantos, fiel apoyo de la expresidenta madrileña. "¿Por qué voy a descartarlo? Mariano Rajoy tampoco descartó convocar elecciones para el 27 de septiembre. Por no cerrarme puertas, como dijo él", aseguró Aguirre en la emisora.



"¿Por qué voy a descartarlo? Mariano Rajoy tampoco descartó convocar elecciones para el 27 de septiembre. Por no cerrarme puertas, como dijo él", dijo Aguirre sobre su intención de liderar el PP

La reacción de la cúpula del PP no se ha hecho esperar y, aparte de los numerosos comentarios privados de diputados, ministros y otros altos cargos criticando la declaración de la candidata municipal, la cúpula de la calle Génova le mandó un mensaje claro a través del director de campaña y vicesecretario general, Carlos Floriano, cuando fue preguntado por el futuro de Aguirre: "Todo el PP tiene que centrarse en ganar las elecciones. Vamos a superar el objetivo que tenemos, que es ganarlas; en eso tenemos que centrarnos todo el PP". Aguirre respondió al aluvión de reproches que su comentario -realizado, además, un día después de que Rajoy confirmara que será candidato a las generales sí o sí- era "una broma".

En "tierra de nadie"

El malestar del PP con Aguirre crece cada día; la preocupación por la campaña inminente, también. Aún no ha empezado oficialmente la campaña electoral y el mensaje de la candidata a alcaldesa es muy claro, creen en el PP. Tanto como su estrategia diferenciadora del líder conservador, lo cual convierte a Madrid capital en "tierra de nadie". Quienes lo ven así subrayan para ilustrarlo las diferencias abismales entre Aguirre y Cifuentes: "No son cuestiones personales, matices...; son cuestiones programáticas. ¿Alguien imagina al alcalde de Murcia haciendo campaña con un programa electoral diferente al del candidato a la Presidencia de la región? ¿Pero esto qué es?", subraya un miembro del Comité Ejecutivo, que asegura que quien va en dirección equivocada es Aguirre, tanto en sus guiños a Albert Rivera como en su propuesta sobre los mendigos o sobre la legalización de la prostitución.

El malestar del PP con Aguirre crece cada día; la preocupación por la campaña inminente, también

Del tándem electoral madrileño, Cifuentes es la candidata de la calle Génova -esto es, de Mariano Rajoy-, pero no sólo para la Presidencia de la Comunidad, sino para suceder a Aguirre al frente del partido en la región madrileña. "Ella no puede soportar esto, porque, si por ella fuera, no soltaría el partido por nada del mundo", razonan las fuentes conservadoras. Con todo, se comprometió con el presidente a dejar la cúpula conservadora del PP de Madrid si gana el 24 de mayo. "Y lo lleva mal". De ahí la demostración de fuerza de la expresidenta madrileña en la elaboración de las listas, cuando Cifuentes apenas pudo meter un puñado de nombres y reconoció la imposición de Aguirre.

A la vista de los acontecimientos, lo lógico sería pensar que, con los comicios del 24 de mayo, se cerraría la cuestión Aguirre, pero en el PP no están nada convencidos de ello. Si gana -y gobierna-, la nueva alcaldesa podría desafiar a un Rajoy que, sin duda, obtendrán unos resultados mucho peores que los de 2011 y podría perder mucho del poder territorial. Así lo dejó claro el martes en esRadio ¿Y si pierde? "Ya se ha asegurado los apoyos para seguir al frente del PP de Madrid con la elaboración de las listas", argumentan los conservadores, que concluyen: "Hay Aguirre para rato".