Público
Público

Cs rentabiliza al máximo el batacazo del PP y la izquierda pierde fuelle

Según el último barómetro del CIS, el partido de Mariano Rajoy sería la primera fuerza, aunque perdería 2,3 puntos con respecto al dato de febrero, logrando el 24% de los apoyos, su peor resultado desde 1996. La formación de Albert Rivera subiría hasta el 22,4%; el PSOE quedaría como tercera fuerza con el 22%, y Podemos y sus confluencias subirían al 19,6%, ganando seis décimas con respecto al último barómetro. Los nuevos partidos suben, el bipartidismo sigue en caída libre

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 8

Rivera con Rajoy en Moncloa. | EFE

La sangría de votos del PP parece imparable, y el escándalo del máster de Cristina Cifuentes evidentemente ha contribuido a agravarla; según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de celebrarse elecciones generales, el Partido Popular todavía se mantendría como fuerza con mayor intención de voto, aunque Ciudadanos recortaría distancias, quedándose a poco más de un punto y medio. Nunca antes había estado tan cerca

Además, y aunque dirigentes del partido conservador resten importancia a estos datos -no se descartaba una caída aún mayor, o incluso el sorpasso por parte de Cs-, el PP marca así su peor dato en la serie histórica reciente -desde 1996-, según los datos del CIS. 

El PP ha perdido 4 puntos desde octubre, y marca hoy su peor dato desde 1996

El último barómetro del CIS, conocido este martes, atribuye al partido del Gobierno un 24% en intención de voto, 2,3 puntos menos que en su anterior encuesta, en febrero, y cuatro con respecto al dato de octubre. Quien se nutre de la descomposición del PP es el partido de Albert Rivera, que avanzaría 1,7 puntos en intención de voto, hasta el 22,4%, superando así al PSOE y convirtiéndose en segunda fuerza; Unidos Podemos quedaría en cuarto lugar.

Así, el empuje de Ciudadanos daría aire a la derecha, que sumaría un 46,4% de los votos de celebrarse elecciones generales, cinco puntos por encima de la izquierda. En esencia, los nuevos partidos suben; el bipartidismo sigue a la baja.

Los nuevos partidos suben; el bipartidismo sigue en caída

El barómetro recoge también un repunte en la preocupación ciudadana por la corrupción, que sube hasta el 38,3%, consolidándose como el segundo problema más importante para los españoles, tras el paro -62,3%-. También creció en casi tres puntos la inquietud por la independencia de Catalunya, hasta situarse en el 11%.

El PSOE lastra a la izquierda y le lleva a perder fuelle

El remonte de Unidos Podemos contrasta con la caída del PSOE, y deja a la izquierda con el 41,46 % de los respaldos

Por su parte, en suma la izquierda pierde fuelle, aunque en esta ocasión lo hace lastrada por el PSOE. Los socialistas se dejan 1,1 puntos, y se quedan como tercera fuerza con el 22% de los votos. Unidos Podemos (Podemos y las confluencias) gana seis décimas, hasta el 19,6% de los apoyos.

Su remonte contrasta con la caída del PSOE, y deja a la izquierda con el 41,46 % de los respaldos -a pesar de las últimas disputas internas en el partido de Pablo Iglesias, que no parecen haberle causado especial desgaste-. El 26-J ambas fuerzas sumaron el 43,7% de los votos, frente al 46,08% de la derecha, que pierde tres décimas con respecto a este dato. 

El trabajo de campo del  barómetro del CIS está realizado entre el 1 y el 10 del pasado mes de abril, en medio del escándalo por el máster de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid. No obstante, esto apenas recoge los primeros días en los que todas las miradas estuvieron puestas en el máster de Cifuentes, que se aferró a la Presiencia de la Comunidad de Madrid hasta el 25 de abril, 15 días después de que acabase el trabajo de campo del CIS.

Ese mismo mes, el PP también se ha visto asediado por las reivindicaciones de los pensionistas, y lastrado por sus dificultades para sellar un acuerdo para sacar adelante la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018.

La tenencia: caída imparable del PP

En febrero, el PP era la fuerza más votada, aunque ya había perdido casi dos puntos desde octubre, hasta situarse en el 26,3%, seguido del PSOE, que también se dejaba más de un punto en estimación de voto, hasta llegar al 23,1%.

En el barómetro del CIS publicado en febrero, Ciudadanos ya confirmaba su crecimiento y se colocaba como tercera fuerza política superando a Podemos, mientras que el PP y PSOE mantenían la primera y segunda posición, aunque perdían fuelle.

Según ese sondeo, el partido de Rivera subía tres puntos y lograría el 20,7 % de los votos -su nivel más alto de toda la serie histórica- superando a Podemos y sus confluencias, que también subían medio punto hasta el 19 % de los sufragios.