Publicado: 29.01.2014 19:53 |Actualizado: 29.01.2014 19:53

El PP trabajará en la Convención Nacional en el objetivo de "cortar el paso" a la izquierda abertzale

González Pons dirige la resolución política 'España, una gran nación', que será debatida este fin de semana en el cónclave de Valladolid y que incluye un apartado sobre Euskadi y la políti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Existe "una línea política de interpretación del final de ETA a la que el PP debe cortar el paso", ha asegurado esta tarde el vicesecretario de Estudios y Programas y coordinador de la resolución política España, una gran nación, que el Partido Popular desarrollará este fin de semana en la Convención Nacional de Valladolid y que incluye un apartado específico sobre Euskadi y la política antiterrorista.

En un encuentro con periodistas en la sede central del PP, Esteban González Pons se ha referido así a los intentos de la izquierda abertzale por ampliar su presencia en las instituciones y conseguir que el Gobierno de Mariano Rajoy cambie su política penitenciaria una vez la banda terrorista ha anunciado el final definitivo de la violencia. A este respecto, el PP sólo espera la disolución de ETA y la entrega de armas, según ha señalado también la copartícipe de esta ponencia, la diputada catalana Dolors Montserrat.

Lo que sí quieren dejar claro los conservadores es que la única interpretación sobre el final de ETA es que ésta "ha perdido" y ha sido derrotada por el Estado de Derecho y no caben ni "cesiones ni chantajes", por lo que, aunque la violencia ha sido vencida, queda librar la batalla contra quienes ahora muestran "apariencia de demócratas", ha advertido Montserrat.

El PP aborda en su Convención el asunto del final de ETA en un momento especialmente delicado para el Gobierno, con un sector de las víctimas del terrorismo que ha pasado de estar a su lado en la oposición a acusar a Mariano Rajoy de traicionarle. Esta presunta traición constituye, de hecho, una parte de mucho peso en los argumentos de quienes han abandonado el PP y fundado Vox, un partido encabezado por José Antonio Ortega Lara, secuestrado por ETA y miembro del PP hasta 2008.

En este sentido de desagravio a las víctimas mediante el freno al avance de la izquierda abertzale -que las víctimas y el ala dura del PP siguen identificando con ETA- en las instituciones, el propio presidente del Gobierno anunció la intención de su Ejecutivo de estudiar la posibilidad de impedir que expresos de ETA concurran en procesos electorales y accedan a las instituciones.

La resolución España, una gran nación supone, según ha explicado esta tarde González Pons en línea con lo dicho esta mañana por la secretaria general María Dolores de Cospedal, "la reafirmación de nuestro país y de nuestro estado como un Estado de las Autonomías tras el consenso de 1978"; la convicción de que "la soberanía nacional corresponde a todos y cada uno de los españoles" y no se puede "ni trocear ni parchear", y la puesta en valor de "aquellos principios que siempre ha defendido el PP: la libertad, la democracia, la unidad de nuestro país y la igualdad de oportunidades como cimiento de nuestra convivencia y como condición fundamental para nuestro crecimiento económico y social".

Pons ha advertido, sin embargo, de que tanto esta resolución como las otras coordinadas por Carlos Floriano y Javier Arenas tendrán un desarrollo abierto en los debates con afiliados que tendrán lugar en las comisiones y que darán cabida a "todos los temas" que preocupen a los 2.400 convocados a la Convención.