Publicado: 27.07.2013 09:50 |Actualizado: 27.07.2013 09:50

El PP tuvo a sueldo al opositor guineano Severo Moto además de pagarle en B

Acusado de varias intentonas de golpe contra Obiang y condenado este año por intentar mandar armas desde Sagunto a su país, el líder del PP de Guinea tuvo una asignación mensual entre 1994 y 1997

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Severo Moto, el opositor guineano que ostenta el récord de acusaciones de participación en intentonas golpistas contra Teodoro Obiang Nguema, estuvo a sueldo del PP durante cuatro años, además de recibir financiación procedente de la caja B del partido para las elecciones de 1993, según dijo Luis Bárcenas en su última declaración ante el juez Pablo Ruz, a quien documentó las entregas en negro con un recibí.

Moto, líder del Partido del Progreso (PP) de Guinea Ecuatorial y gran admirador de José María Aznar, con quien compartió durante años ideología y contactos políticos, cobró una asignación mensual del PP español entre 1994 y 1997, según la contabilidad A del partido que obra en el sumario de los papeles de Bárcenas, aportada por el Tribunal de Cuentas.

El opositor guineano, que aceptó este año una condena de conformidad del Tribunal Superior de Justicia de Valencia por intentar enviar armas y munición a su país desde el puerto de Sagunto en 2008, comenzó a cobrar 117.000 pesetas mensuales del partido de Aznar desde junio de 1994 --antes, ese mismo año, se le abonaron algunos gastos--; siguió cobrando una cantidad similar los doce meses de 1995; se le subió la asignación a 122.353 pesetas al mes en 1996; y cobró los cinco primeros meses de 1997 unas 125.000 pesetas mensuales.

En total, según la contabilidad A del PP que maneja el juez Ruz, cobró unos 4,2 millones de pesetas, es decir, unos 25.300 euros. También se le pagaron los gastos de un viaje a Estados Unidos en noviembre de 1994.

Poco antes de que comenzará a recibir estos pagos periódicos reflejados en la contabilidad oficial del PP, Moto y su partido percibieron dinero de la Caja B para la campaña electoral de los comicios que se celebraron en Guinea Ecuatorial en 1993, y que Obiang trató de vender ante la opinión pública como una apertura democrática del régimen.

Según un recibí aportado por Bárcenas al juez en la abundante documentación que le facilitó el pasado 15 de julio, cuando asumió la contabilidad B y la autoría de los denominados "papeles de Bárcenas", se señala, en un papel escrito a bolígrafo azul, "he recibido la cantidad de 200.00 pesetas para entregar a Severo Moto y Justino Mba", más una firma y una fecha: 30 de julio de 1993.

Poco antes, el 23 de marzo de 1993, precisamente Moto y Mba se reunieron con José María Aznar en la sede central del PP en la calle Génova, de Madrid. Aznar era entonces presidente del partido conservador y líder de la oposición parlamentaria al Gobierno del socialista Felipe González.

El motivo del encuento fue el 'padrinazgo' por Aznar de una declaración de unidad de las formaciones que lideraban entonces Moto y Mba, respectivamente, el Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, y la Unión Popular de Guinea Ecuatorial, para dar lugar a un solo partido: el Partido Popular del Progreso de Guinea Ecuatorial. Moto y Mba, que pronto recibirían las ayudas en B del Partido Popular, se estrecharon la mano ante la prensa con Aznar sonriendo en medio entre ambos.

En 2004, Severo Moto fue relacionado con un espectacular golpe de Estado que se preparaba en su país por una cincuentena de personas lideradas supuestamente, entre otros, por un hijo de Margaret Thatcher y varios mercenarios, con algunos de los cuales Moto coincidió en esas fechas en un hotel de Canarias. Se dijo que el objetivo era que, una vez que el golpe triunfase, Moto volase en avión a Guinea para hacerse cargo del país, y se lanzaron informaciones de que el Gobierno español veía con buenos ojos el golpe. Dos fragatas españolas navegaron cerca de Guinea en aquellas fechas, aunque el Ministerio de Defensa dijo que era un viaje de rutina en dirección a Canarias.

Moto, que lideró unos años un autoproclamado Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio, ha tenido problemas internos en su partido, que en 2012 le suspendió cautelarmente de militancia argumentando que había convertido la formación política en "instrumento de su megalomanía". Ha estado 30 años al frente del Partido del Progreso, que Obiang ilegalizó en 1997.