Público
Público

PP vs. Cs El PP no teme a Ciudadanos: "Nosotros somos el partido original"

Maillo asegura no estar "preocupado" por la fuga de concejales: "Lo que está claro es que el PP no va a acoger a ninguno de Cs". Pide a sus socios "abstencionistas", que "cambian de opinión en función de las encuestas", que recapaciten sobre la prisión permanente revisable y la reforma de la ley electoral: "Que se comprometa a respetar la lista más votada".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que el Comité de Dirección del partido ha celebrado esta mañana en la sede de la calle Génova. EFE/Fernando Villar

El PP no teme a Ciudadanos. Es más, sigue pensando que los de Albert Rivera son su marca blanca y que, digan lo que digan las encuestas, nunca llegarán a sobrepasarles. "Nosotros somos el partido original", sentenció el coordinador general del PP tras aplaudir que el CIS haya tirado por tierra el sorpasso que sí preveían otros sondeos mediáticos. "El PP no vive de encuestas; otros, sí y toman decisiones en función de las encuestas. Mal asunto....", masculló Fernando Martínez-Maillo.

El número tres de Génova también negó sentirse preocupado por la fuga de concejales que, a un año de las elecciones municipales y autonómicas, ya está saltando desde el PP a Cs, especialmente, tras el resultado de los comicios en Catalunya. Así,  restó importancia a esta cuestión ("Son filtraciones interesadas que buscan desastibilizar", dijo) y lamentó que los naranjas intenten robar a los suyos (algo que ellos niegan): "¡Qué mal tienen que estar para ir buscando lo que están buscando!", teatralizó. Y espetó: "Lo que está claro es que el PP no va a acoger a ninguno de Cs". 

"Nosotros tenemos capacidad de presentar mejores candidatos en todos los sitios, no tenemos que esperar a ver lo que hagan los demás. Otros están siempre mirando de reojo lo que hacemos..." agregó Maillo para incidir en su "nula preocupación" por el ascenso de Cs. No obstante, arremetió duramente contra sus socios, a quienes acusó de "cambiar de opinión en función de las encuestas", o bien, de no tener opinión y ser "unos abstencionistas". 

Precisamente, utilizó el argumento de la prisión permanente revisable que ayer defendió el propio Mariano Rajoy y que se ha convertido en una de las banderas con las que el PP pretende recuperar "liderazgo" a la hora de vender propuestas y prepararse para las elecciones de 2019. "Pedimos a PSOE y Cs que recapaciten. No es vendetta, es justicia. Se trata de evitar que se repitan actos de esa naturaleza. La sociedad necesita que les protejan de los más desalmados", mitineó Maillo. 

Por ello, el Gobierno llevará al Consejo de Ministros la ampliación de los delitos cuya condena sea permanente y revisable, lo que usará también como fómula para obligar al resto de formaciones a "pronunciarse" en el Parlamento. "Igual tenemos que perder el miedo a perder alguna iniciativa. Ya hemos perdido algunas, pero eso no significa que no tengamos iniciativa. Ahora serán otros los que tengan que retratarse", advirtió a la oposición.

Del mismo modo, acusó a Podemos y Ciudadanos de haber pactado una reforma de la ley electoral que "sólo les beneficia a ellos" y, tras acusarles de "populismo" -a ambos, también a Cs-, dejó ese debate para la subcomisión del Congreso en la que ya se está debatiendo dicha medida. Ésta formaba parte del acuerdo de investidura de Rajoy en el que el PP también se reservaba el derecho a presentar iniciativas para "garantizar el Gobierno de la fuerza más votada". 

"Ciudadanos y Podemos se acercan con una reforma de la ley electoral diseñada más para que les beneficie a ellos que para hacer una verdadera reforma en el país. Sería bueno que también se pusieran de acuerdo para respetar la lista más votada", ironizó. "Está en el acuerdo. ¿Se comprometen? Porque eso sí sería una reforma de calado" insistió, haciendo un "llamamiento" a los naranjas. 

En otro orden de cosas, Maillo también instó a Inés Arrimadas a dejar de hacerse "la estatua de sal" y a tomar iniciativas en Catalunya que permitan echar a correr el reloj hacia la repetición de elecciones. "Tienen el reto de transformar el voto útil en una victoria útil. De momento es inútil por sus propios deméritos: que dejen de estar callados y parados", pidió. 

Aunque, en el caso de Catalunya, los mayores dardos se los llevó Carles Puigdemont y la Mesa del Parlament que preside Roger Torrent. "Ya está bien de ocurrencias. La única investidura posible es la que mane del Parlament", zanjó Maillo haciendo alusión a la 'mejor solución' para el Gobierno central: que los independentistas se pongan de acuerdo en investir a un candidato sin causas pendientes con la justicia "y que respete la ley". "Puigdemont está más acorralado que nunca. Sólo tiene dos salidas: ser un prófugo o volver a España y rendir cuentas ante la justicia. Todo lo demás será dar vueltas a la noria", concluyó.