Público
Público

PP y PSOE evitan aludir a una comisión que investigue el accidente

IU, UPyD y el BNG sí la han reclamado. El PSOE propone una simple comisión de estudio y plantea una agencia estatal para la seguridad ferroviaria, que el PP rechaza.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una cuestión administrativa. El protocolo de seguridad en el tramo previo al lugar del accidente del tren Alvia, la fatídica curva de Angrois, no exigía la colocación de una baliza como la que, con posterioridad a la tragedia, se ha colocado. Así lo ha reconocido el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, en la recta final de su comparecencia, conjunta con su homólogo en Renfe, Julio Gómez-Pomar, que ha tenido lugar durante toda la mañana ante la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

'Adif debe cumplir las normas del reglamento de seguridad. Estas normas dicen que no hace falta clocar una baliza cuando en un tramo existe una limitación de velocidad permanente. Sí hay que colocarla cuando la limitación de velocidad es temporal, como ahora se ha decidido que sea a 30 kilómetros a la hora', ha dicho Ferré en su última intervención. Contestaba así a las preguntas planteadas por portavoces de la oposición, en concreto por Ascensión de las Heras, de IU, y Laura Seara, del PSOE, sobre este aspecto que, a su juicio era 'trascendental', en palabras de la diputada socialista.

Fuentes de este organismo indicaron a Público que 'Adfif actúa en función de las necesidades y en estos momentos se ha querido que la limitación de la velocidad en ese tramo concreto sea a 30 kilómetros, por lo tanto se ha colocado una baliza nueva'. ' Desde Adif no se hacen más consideraciones', han agregado tras finalizar la comparecencia de los máximos dirigentes de ambas empresas públicas dependientes del Ministerio de Fomento.

En cualquier caso, Gonzalo Ferre ha explicado en su respuesta a los portavoces de la oposición que 'el tramo de entrada a Santiago cumple con la normativa de seguridad. Su diseño fue, digámoslo así, pacífico y su explotación, también'. Ha insistido por entender que existía 'cierta confusión' en que en el citado tramo de cuatro kilómetros previo a la estación de Santiago 'el sistema de seguridad ERMTS no funciona simplemente porque no está instalado y difícilmente puede funcionar algo que no existe'.

Tanto Ferre como Gómez-Pomar han agradecido 'el tono empleado por los diferentes portavoces', según se han esforzado en destacar. Incluso el presidente de Renfe ha resaltado sus coincidencias con la intervención del portavoz socialista, Rafael Simancas. 'Primero hay que atender a las víctimas y luego generar información para que una tragedia como esta no se vuelva a repetir'. El presidente de Renfe , al igual que su compañero compareciente, ha destacado que no le corresponde determinar las causas del accidente. 'No nos corresponde a nosotros decir las causas del accidente; eso está fuera de lugar. Es de las comisiones de investigación', ha dicho Gómez-Pomar.

Respecto a las circunstancias concretas que originaron el descarrilamiento el presidente de Renfe ha dicho: 'Yo no entro a valorar por qué se circulaba a esa velocidad. La realidad es que el tren entró en la curva con una aceleración lateral cuanto veces más elevada que la sostenible'. Las intervenciones de los dos presidentes han sido muy cortas, apenas menos de media hora entre los dos, para dar respuesta a los portavoces de los grupos parlamentarios. No se han pronunciado sobre la petición de una comisión de investigación parlamentaria del accidente reclamada por IU, UPyD BNG; tampoco sobre la 'comisión de estudio' que ha planteado el socialista Simancas para analizar en el seno de la comisión de Fomento las medidas de seguridad de los ferrocarriles en España.

El portavoz popular, Andrés Ayala, ha respaldado las intervenciones de los dos presidentes y ha sido el encargado de manifestar su oposición a la creación de una agencia estatal de seguridad ferroviaria solicitada por los socialistas, similar a la que existe en el sector aéreo, por razones presupuestarias. 'Este Gobierno está eliminando agencias y organismos y no está a mano crear algo así porque no es necesario. Ayala, que también ha utilizado un tono suave al hacer referencia a las intervenciones de la oposición -lejos de su acreditada vehemencia cuando estaba en la oposición-, ha destacado el alto nivel tecnológico que ha alcanzado el sistema ferroviario español, 'capaz de gestionar líneas con generación diversa -diésel y eléctrica- y con infraestructura y tecnología muy diversa -red convencional, velocidad alta y la red de AVE-', ha dicho.

De sus palabras se desprende que el PP no admitirá la creación de una comisión parlamentaria de investigación sobre el trágico accidente y se ha remitido a la comparecencia, mañana viernes, de la ministra de Fomento, Ana Pastor, ante la misma comisión parlamentaria.