Público
Público

Preparando las primarias El PSOE andaluz desembarca en Madrid para impulsar a Susana Díaz

El socialismo andaluz moviliza a sus dirigentes, miembros del Gobierno, diputados, alcaldes, concejales y cuadros medios para arropar a la presidenta en su acto del sábado en la capital

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:

La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, durante la inauguración de la nueva sede del PSOE de Huelva. EFE/Julián Pérez

El encuentro con alcaldes socialistas de toda España que tendrá lugar en Madrid este sábado ha generado malestar en los equipos de campaña de Patxi López y de Pedro Sánchez, por ahora únicos precandidatos a las primarias socialistas. La gran invitada a este encuentro es la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, a quien los regidores desean trasladar sus ideas sobre el peso que debe tener el municipalismo en el futuro PSOE. El socialismo andaluz, que cuenta con alrededor de 40.000 afiliados, prepara todo un despliegue y exhibición de fuerza orgánica en la capital. La ejecutiva regional andaluza reconoce que estas ideas “podrían formar parte de un documento que posteriormente los alcaldes incorporarán a la ponencia marco del próximo congreso federal”.

El acto, organizado por el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha sido colocado estratégicamente en el calendario para que coincida con los congresos de PP y Podemos, que tendrán lugar este mismo fin de semana en Madrid. Esta carambola, nada casual, ofrece a Susana Díaz una plataforma perfecta para medirse de tú a tú con Mariano Rajoy y con Pablo Iglesias, sus principales rivales. Con todos los medios de comunicación en Madrid pendientes de la renovación de PP y Podemos, Díaz ha sabido colarse en la terna de los líderes nacionales y contraprogramar con su mensaje de un PSOE desacomplejado, “fuerte y unido”, que recupere sus esencias y a sus principales referentes. “Este fin de semana había que estar en Madrid. Será una oportunidad perfecta para que los españoles contrasten la idea de país de PSOE, PP y Podemos”, explica una persona próxima a la presidenta andaluza, casi como si se tratase de “un debate electoral en la distancia”.

El entorno de Pedro Sánchez en Andalucía denuncia que se trata de un acto en clave “precongresual a la mayor gloria de Susana Díaz”, que aún no es oficialmente candidata, y critica que se haya excluido a los dos aspirantes que sí lo son. Patxi López también se ha quejado de que, en vez de ofrecer una voz unitaria del PSOE en respuesta a los congresos del PP y de Podemos, se haya buscado “una voz parcial para hacer proselitismo de una candidatura”.

El secretario de Organización del PSOE-A asegura que ni ellos han promovido el acto con alcaldes de Madrid, ni éste está concebido como plataforma de lanzamiento para la futura candidatura de la presidenta andaluza a las primarias. Éste es el mensaje oficial de la potente federación andaluza. Sin embargo, a través de este mensaje se filtran ciertas contradicciones: por ejemplo, que el principal promotor del evento, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, es un convencido y declarado susanista; que el acto se plantee como un foro municipalista con propuestas orgánicas a las puertas de un congreso federal, sin la participación directa de quienes han dado el paso para liderar el partido. “Si los alcaldes socialistas quieren hablar del papel del municipalismo en la futura refundación del PSOE, ¿por qué eligen de interlocutora a alguien que aún no ha decidido si competirá por la secretaría general del partido?”, se pregunta un dirigente sanchista andaluz.

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, advierte de que “Susana Díaz acudirá a Madrid como secretaria general de la federación andaluza y como presidenta de la comunidad”, máximo referente institucional del partido. El número dos de Díaz matiza que Abel Caballero no ha invitado a la presidenta andaluza como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), cargo que ostenta, sino como alcalde de Vigo.

A una parte del PSOE andaluz le preocupa que la militancia termine identificando a Susana Díaz como la “candidata del aparato”, en contraposición a Sánchez, que se ha erigido en portavoz de las bases. Según fuentes próximas a la presidenta, la sevillana corre el riesgo de quedar atrapada en el relato político de su rival, que define las primarias como un “plebiscito” entre él y ella, “entre los abajo y los de arriba”. Hay otra parte de la ejecutiva andaluza, la que lleva la voz cantante, que aun admitiendo ese riesgo, cree que la fortaleza de Díaz está en el respaldo mayoritario de los barones territoriales, expresidentes del Gobierno, exsecretarios generales del PSOE y demás dirigentes. Con todo, el PSOE andaluz trata de marcar distancias con la gestora que pilota el partido (a pesar del peso específico que tiene dentro) y por eso se desmarca del gran acto que le han preparado a Díaz este sábado en Madrid.

Autobuses de las 8 provincias

A pesar de este mensaje de distanciamiento, prácticamente la cúpula del PSOE andaluz y parte del Gobierno autonómico arropará a Susana Díaz en la capital. Según una decena de dirigentes socialistas consultados, asistirá el secretario de Organización, casi todos los secretarios provinciales, dirigentes locales, diputados autonómicos y nacionales, senadores, alcaldes, concejales andaluces y una larga lista de cuadros intermedios del partido… Hay autobuses que partirán de las ocho provincias, aunque las direcciones provinciales aseguran no haber costeado estos viajes. “Con dinero del partido no se ha hecho, pero sí es verdad que me han llamado muchos alcaldes para preguntarme cómo van, y al final han optado por ir por su cuenta”, dice un líder provincial.

El socialismo andaluz va a trasladar todo su músculo y peso orgánico este fin de semana a Madrid, desplegando una muestra de fuerza y capacidad de movilización que hablará por sí sola. Con ello buscan convencer a otras federaciones vecinas, las más escépticas con el perfil político de la andaluza, como la propia agrupación de Madrid. “Una imagen vale más que mil palabras. Y la imagen que buscamos es tan potente que Susana no necesitará verbalizar allí que será candidata a la secretaría general del PSOE. Estará claro para todos quién es y quién tiene la fuerza para unir y resucitar al partido”, dice un líder provincial andaluz.

El desembarco del socialismo andaluz en la capital es visto por muchos como una contestación al anuncio de la candidatura de Pedro Sánchez en Sevilla, corazón del PSOE y fuero de Susana Díaz. El entorno de la presidenta está sumando adeptos en pequeñas reuniones y encuentros con militantes y cuadros medios que le organizan cada fin de semana fuera de Andalucía. Uno de los territorios más hostiles con la sevillana es, precisamente, Madrid, federación a la que pertenece Sánchez, y que es muy reacia al discurso y las formas de la presidenta andaluza. Díaz tenía previsto reunirse esta semana con una veintena de alcaldes socialistas de la sierra norte madrileña, una zona clave para penetrar en las agrupaciones de la capital, y que ha jugado un importante papel de mediación en otros procesos congresuales.

El círculo de la presidenta sigue debatiéndose entre dos tesis: la mayoritaria es la que cree que visibilidar el poder orgánico y de movilización de Susana Díaz es el mejor aval para presentarse a las primarias. “La suma suma más”, resume un dirigente andaluz. La otra tesis es la que advierte de que una excesiva ostentación de fuerza orgánica por parte de Díaz puede volverse en su contra, y reafirmar a aquellos que creen que la sevillana es la candidata de la élite del partido, y que pretende llegar en volandas al congreso, a hombros de los barones territoriales. Estos últimos asesores de la presidenta creen que se está subestimando a la militancia y al propio Pedro Sánchez.