Publicado: 04.09.2015 14:24 |Actualizado: 04.09.2015 14:24

El presidente de la ANC: "La manifestación de la Diada no será
un acto de campaña"

A una semana de la movilización sus organizadores hacen un último llamamiento para inscribir a 125.000 personas más y replican a quienes denuncian una instrumentalización electoral de la marcha: "No dejaremos que los políticos se la apropien".

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Los organizadores de la Diada, este viernes, en rueda de prensa. ANC

Los organizadores de la Diada, este viernes, en rueda de prensa. ANC

BARCELONA.- El presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ha recordado esta mañana que la manifestación de la Diada "no será un acto de campaña electoral" y espera que los que así lo consideran "lo acaben reconociendo". Para Sánchez, esta manifestación "será de la gente, unitaria, cívica y sin connotaciones electorales, como las anteriores" y ha insistido en que "el hecho de que sea inicio de campaña no enturbiará su éxito transversal".

La aclaración iba dirigida, sobre todo, a aquellas formaciones políticas que han denunciado en los últimos días el uso electoral de esta marcha por parte de Artur Mas. "La Meridiana será un espacio libre de confrontación electoral. Será un espacio de transversalidad", ha insistido el presidente de la ANC.



Todo viene a raíz de las ausencias confirmadas de Lluís Rabell, candidato de Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP), y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau a asistir a una marcha en la que sí habían participado en otras ocasiones. ¿El motivo? Rabell denunció la "instrumentalización" que Mas ha hecho de la Diada, poniendo, a su juicio, la fecha de las elecciones para que el 11-S coincida con el inicio de campaña; mientras que Colau lamentó la "referencia explícita" de la marcha al 27-S. A ambos se ha dirigido Sánchez: "Los hechos desmentirán a aquellos que dicen que será un acto electoral. Todos los que crean en el derecho a decidir se sentirán cómodos".

Sánchez (ANC): "Los hechos desmentirán a aquellos que dicen que será un acto electoral. Todos los que crean en el derecho a decidir se sentirán cómodos"


Para el presidente de la ANC, "la presencia de líderes políticos, candidatos o no, no convertirá la Meridiana en un acto electoral de nadie" y ha confirmado que ninguna intervención de las que han considerado los organizadores para cerrar la marcha "interpelarán a la gente en favor de una opción concreta política". En este sentido, ha concluido, "es lógico que los medios quieran la foto de los líderes políticos en la movilización pero no será la ANC quien lo convierta en imagen electoral".

Fuentes cercanas a la Assemblea y Òmnium consultadas por este diario, sin embargo, aseguran que existe cierto malestar con algunos partidos políticos. "Nos están utilizando para sacar réditos electorales", subrayan. "Que vengan todos o que no venga nadie", sostiene otra voz de la ANC al ser cuestionado sobre el apoyo que esperan tener de las dos grandes formaciones independentistas, Junts pel Sí y las CUP.

Y es que desde la candidatura que integra a CDC y ERC, por ejemplo, aun no se sabe quién acudirá a la marcha. Una respuesta un tanto extraña que contrasta con la insinuación que hacía este jueves el presidente de la Generalitat y número 5 de Junts pel Sí, Artur Mas, sobre su posible participación a la manifestación. "Será razonable que no venga porque siempre hemos entendido su situación institucional. De la misma forma, entendemos la ausencia de Colau", ha opinado Sánchez.

"La Meridiana es de la gente, no dejaremos que se la queden ni los políticos que vienen, ni los que no"

Por su parte, desde las CUP animan a participar en la manifestación pero remarcan la existencia de otros actos que se celebrarán en el resto del territorio catalán ese día. Tampoco desvelan quién acudirá en representación de su candidatura en la marcha de la Meridiana, aunque sí habrá representantes de la lista barcelonesa.

Sobre las declaraciones de Rabell y la instrumentalización de la manifestación del 11-S, el miembro del secretariado nacional de las CUP, Xevi Generó, ve "curioso" que "desde CSQP solo pongan en duda ciertas convocatorias" y asegura que "unos y otros, vayan o no a la Meridiana, van a intentar apropiarse electoralmente de esta marcha", según ha reconocido a este diario. En la misma línea ha cerrado su intervención Jordi Sánchez: "La Meridiana es de la gente, no dejaremos que se la queden ni los políticos que vienen, ni los que no".

El 11-S más decisivo

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, organizadores de la ya tradicional manifestación del Onze de Setembre, afrontan este año la Diada "más decisiva". Y es que a falta de una semana exacta para su celebración, fecha que además coincidirá con el pistoletazo de salida de la campaña electoral del 27-S, el número de inscritos sigue siendo insuficiente para que el objetivo que se han marcado este 2015, llenar la Avenida Meridiana de Barcelona, pueda cumplirse. Según los datos facilitados esta mañana por Jordi Sánchez, presidente de la ANC, ya se han superado los 360.000 inscritos para la 'Via lliure' -así se llama la marcha de esta edición-, una cifra que aun queda lejos del los más de 500.000 que se alcanzó el año pasado. El llamamiento de Sánchez ha sido muy explícito: "Necesitamos a 125.000 inscritos más de aquí al 11 de septiembre".

Ya se han superado los 360.000 inscritos, pero la cifra está lejos de los 500.000 del año pasado

El principal temor de los organizadores es que se rompa una dinámica ascendente, que ha posibilitado que cada movilización haya mejorado las cifras de asistencia de la anterior. Así las cosas, y siempre según los cálculos de la Guàrdia Urbana, la manifestación que tuvo lugar en el centro de Barcelona en 2012 congregó a 1.500.000 personas; la cadena humana que unió a Catalunya de punta a punta en 2013, a 1.600.000; y el año pasado, con motivo de la 'V' que conectó la Gran Vía con la Avenida Diagonal, tuvo un seguimiento en la calle de 1.800.000 personas.

No obstante, el presidente de la ANC se ha mostrado optimista y esperanzador en su comparecencia de este viernes de que se alcance el seguimiento del año pasado. Para ello, ha subrayado otros parámetros que sí superan los de ediciones anteriores y que le permiten afirmar que "el nivel de participación será igual que el de ediciones anteriores". En este sentido ha confirmado la presencia de 1.700 autocares, con la previsión de llegar a los 2.000. Y también ha presentado los números de las camisetas vendidas hasta el momento, que es de 180.000, con previsión de alcanzar las 250.000. El récord lo marcó la marcha del año pasado, con 190.000 unidades vendidas. Los paquetes de estas camisetas se venden a 15 euros para adultos y 8 para niños.

Invitados internacionales

Desde la ANC y Òmnium han querido recalcar el "carácter ciudadano" de la marcha. Por cuarto año consecutivo, ha expresado Sánchez, la movilización del Onze de Setembre será "la postal que enviaremos al mundo para que conozcan un país cívico que ocupa y gana la calle". Quim Torra, presidente de Òmnium, ha desvelado una de las iniciativas que acompañarán la próxima Diada. Es la presencia de 30 personalidades internacionales, que acudirán como invitados para que puedan ver, de primera mano, la movilización en primera persona. El escritor escocés Irvine Welsh, la activista Susan George, el asesor del gobierno de Angela Merkel, Kai Olag Lang, así como reconocidos profesores, sociólogos, periodistas e investigadores de distintos puntos del planeta serán recibidos por Òmnium del 10 al 12 de septiembre. "El objetivo es que, libremente, se acerquen a la realidad de Catalunya para que puedan explicarla", ha explicado Torra.

El presidente de Òmnium también ha remarcado la "persistencia" de un pueblo que lleva cinco años manifestándose "masivamente". La Diada de este año "liga el 9-N con el 27-S". "Hay que ser prudentes pero las cifras son esperanzadoras", ha terminado.

Puntero gigante

La ANC y Òmnium han aprovechado también para desvelar los últimos detalles de la movilización. Han presentado una página de apoyo logístico para aquellos participantes que lleguen en transporte público desde cualquier rincón de Catalunya. Asimismo, también han creado un foro donde los asistentes pueden ponerse de acuerdo a la hora de compartir vehículo privado.

Se espera que los 135 tramos en los que se ha 'dividido' la Avenida Meridiana -tantos como diputados alberga el parlamento catalán- empiecen a llenarse a partir de las 16.00 horas, donde a cada participante se le asignará un espacio y se le dará un puntero de un color determinado. A las 17.14, con toda la gente en su sitio, un coche con un puntero en el techo se irá abriendo paso a lo largo de los 5,2 kilómetros aproximados que tiene el recorrido, simbolizando la 'Via lliure' (vía libre) hacia la República Catalana.

El primer tramo se sitúa en el corte Rosselló-Porcel (Sant Andreu) y el último, en Pujades-Wellington (Eixample Esquerra), a las puertas del parque de la Ciutadella, donde está ubicado el Parlament. En el recorrido, el coche irá dejando atrás cada uno de los diez ejes temáticos que configuran la marcha de este año, cada uno de ellos con un color y anhelo distinto: Igualdad, Apertura al mundo, solidaridad, democracia, innovación, cultura y educación, diversidad, justicia social, sostenibilidad y equilibrio territorial.

Cuando el puntero gigante llegue al Parlament, previsto sobre las 18.00 de la tarde, sonará una canción y los inscritos deberán alzar sus punteros bien arriba. La idea es que, con esta performance, y desde una vista área, se pueda visualizar un mosaico de colores con cada uno de los ejes que los organizadores esperan de la futura República Catalana. Para amenizar la jornada también se han confirmado la presencia de 60 colles castelleres y conciertos.

Para remarcar la importancia de esta Diada, la ANC y Òmnium han presentado para concluir el acto un nuevo video donde se interpela a la gente directamente a que salga a la calle, bajo el lema de 'Ninguna revolución se ha hecho desde casa'. Un video compuesto por imágenes de otras luchas internacionales como la caída del muro de Berlín, la de los derechos civiles en los Estados Unidos o la del movimiento de insumisión en España que permitió la derogación del servicio militar obligatorio.

Josep Sabaté, miembro del secretariado de la ANC, ha aprovechado para remarcar el papel de los voluntarios, que en esta marcha serán más de 2.000, y que aseguran la viabilidad de esta movilización, también en términos económicos, pues ha recordado que la manifestación "no cuenta con subvenciones públicas" y está "completamente autogestionada a través de la venta de camisetas y donaciones de los socios".