Publicado: 14.11.2016 12:57 |Actualizado: 14.11.2016 12:59

El presidente de Catalunya Acció se niega a declarar por la pitada y dice que es una causa "politizada"

Santiago Espot había sido citado para prestar declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que le investiga por promover la pitada al himno nacional durante la última final de la Copa del Rey.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Pitada monumental al himno en la final de la Copa del Rey en Camp Nou entre el Baça y el Athletic de Bilbao. EFE

Pitada monumental al himno en la final de la Copa del Rey en Camp Nou entre el Baça y el Athletic de Bilbao. EFE

MADRID.- El presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, se ha negado a declarar este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que le investiga por promover la pitada al himno nacional durante la última final de la Copa del Rey. "Esta es una causa completamente politizada", ha indicado en declaraciones a los medios al término de su comparecencia ante el magistrado.

Espot había sido citado inicialmente el pasado 7 de noviembre, día en el que compareció pero no llegó a declarar porque su abogado no había tenido acceso al sumario y no pudo preparar su defensa. El Juzgado Central número 4 le ha llamado en cumplimiento de una orden de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de este órgano, que le obligó a reabrir una causa en la que él inicialmente no veía delito.



"La causa vulnera mi derecho de expresión y es un choque entre esta y una protección que se da a la simbología del Estado y a la figura de su jefe y que no comparto", ha explicado Espot.

El presidente de Catalunya Acció también se ha mostrado sorprendido por el cambio de criterio del Ministerio Público que, en el caso de la pitada de 2015, recurrió la decisión de Andreu de archivar cuando otra investigación por hechos similares en la final de 2009 se sobreseyó con su aquiescencia.

"Sus motivos son que el ambiente institucional de Catalunya fue diferente en 2015 y en 2009. El clima cambió producto de unas elecciones libres que no están impugnadas, de la voluntad del pueblo de Catalunya de querer ser un Estado independiente", ha indicado. "Esto no se aguanta de ninguna de las maneras", ha apostillado.

Si somos 40 ya no podemos protestar

En su opinión la causa demuestra que sólo se permite protestar a un reducido número de personas. "Si somos cuatro, podemos protestar, pero si somos 40 ya no podemos protestar", ha dicho y ha calificado que esta postura del Ministerio Público es "sorprendente".

Además, ha asegurado que sin la intervención de su colectivo -que se limitó a realizar una "lectura política" de lo sucedido en el partido, ha dicho- la pitada se hubiera producido de todos modos.

Se archivó otra pitada

La pitada tuvo lugar en el partido que disputó el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao en el Camp Nou y que estuvo presidido por el Rey Felipe VI. El magistrado instructor decidió archivar la investigación el pasado mes de mayo porque los hechos fueron "idénticos o prácticamente afines" a los que sucedieron en 2009, cuando hubo otra pitada al himno de España en presencia del Rey y con la participación de los mismos equipos, y el procedimiento fue archivado con el apoyo del fiscal.

No obstante, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal obligó a Andreu a continuar con la investigación de la posible comisión de un hecho delictivo y las personas que lo llevaron a cabo, estimando así el recurso que presentado por la Fiscalía, al que se adhirieron Manos Limpias y el partido político VOX.

Los magistrados Alfonso Guevara, Antonio Díaz Delgado y Fermín Echarri explicaron entonces en su auto que el "ambiente institucional respecto a la independencia de Catalunya en 2009, es muy diferente a la de 2015". "Basta ver como hecho notorio, los acontecimientos y las decisiones políticas de los órganos de Gobierno de Catalunya que se han adoptado en los últimos dos años en ordena a conseguir la independencia de Catalunya respecto a España", afirmaban en el auto en el que ordenaron la reapertura del caso.