Publicado: 28.09.2016 14:20 |Actualizado: 28.09.2016 14:21

El presidente del TSJ de Catalunya renuncia a una medalla de Fernández Díaz para preservar su independencia ante el 9-N

Jesús María Barrientos considera que la concesión de la medalla al mérito policial es “poco oportuna” dado que presidiría el juicio contra Artur Mas y dos exconsejeras catalanas por los delitos de prevaricación y desobediencia en la consulta del 9 de noviembre de 2014.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Jesús María Barrientos, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, en su despacho. Foto: TSJCat

Jesús María Barrientos, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, en su despacho. Foto: TSJCat

BARCELONA.- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCat), Jesús María Barrientos, ha remitido una carta al Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la que renuncia a la medalla al mérito policial que se le concedió ayer martes para preservar su imparcialidad e independencia y por ser "poco oportuna", cuando debe juzgarse la consulta del 9N.

Barrientos no ha esperado ni 24 horas. Tras conocer que Fernández Díaz pretendía condecorarlo ha enviado una carta al ministro en el que declina la distinción para preservar la apariencia de imparcialidad ya que su tribunal es el encargado de juzgar el caso abierto por la consulta del 9 de noviembre de 2014.

En concreto, Barrientos preside la Sala de lo Civil y Penal que tendría que juzgar al expresidente de Catalunya Artur Mas, a la exvicepresidenta Irene Rigau y la exconsejera Joana Ortega por los delitos de prevaricación y desobediencia en la celebración de la consulta del 9-N en contra de la suspensión dictada por el Tribunal Constitucional.

El magistrado figura en el listado de medallas al mérito policial con distintivo blanco –no están pensionadas- que firmó el pasado lunes el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Serán entregadas con motivo de la festividad de los Ángeles Custodios, patrones de la Policía Nacional y fueron publicadas el martes por la tarde como Orden Ministerial.

En la misiva dirigida a Fernández Díaz, Barrientos traslada su reconocimiento a la labor diaria de los agentes de la policía nacional y su contribución en el trabajo judicial, pero explica a Fernández Díaz que en "las actuales circunstancias de máxima exigencia por parte de la sociedad de apariencia de imparcialidad e independencia, resultaría poco oportuna" aceptarla, según fuentes del tribunal superior.

El presidente del TSJCat será uno de los tres magistrados que deberá juzgar al expresidente catalán Artur Mas porque Barrientos preside todos los juicios que celebra esta institución judicial.

Actualmente, el proceso judicial del 9-N se encuentra a la espera de que la Fiscalía y el resto de acusaciones presenten sus escritos de calificación ante el TSJCat.

De celebrarse la vista oral, Barrientos será uno de los tres magistrados que juzgarán a Mas, Rigau y Ortega ya que preside todos los juicios de la Sala de lo Civil y Penal, donde están aforados todos los miembros del Gobierno catalán y los diputados autonómicos.