Público
Público

Caso auditorio El presidente de Murcia dice que él era "impulsor político" y culpa a los técnicos

Pedro Antonio Sánchez se enfrenta desde las diez de la mañana a un prolijo interrogatorio en calidad de investigado por su implicación en el conocido como 'caso Auditorio', la construcción de una sala de conciertos cuando era alcalde de Puerto Lumbreras.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4
Comentarios:

El presidente de la Comunidad de Murcia Pedro Antonio Sánchez. EFE/Marcial Guillén

El presidente del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha declarado este lunes en calidad de investigado por el caso Auditorio, tras ser citado por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU), instructor del caso, Julián Pérez-Templado,

Las diligencias se refieren al proyecto, adjudicación, ejecución y recepción de la sobras de dicho auditorio en Puerto Lumbreras cuando Sánchez era alcalde de dicha localidad.

El presidente murciano ha seguido la vieja estrategia de negarlo todo ante el juez y de echar la culpa a otros. Según fuentes cercanas al caso, el presidente ha dicho a preguntas del Ministerio Público que no manejaba información técnica del proyecto y que se limitaba a aprobar los informes que le iban llegando de los técnicos municipales.

Ha dicho que él no conocía al arquitecto director del proyecto, Martín Lejárraga, y que no llevaba la parte técnica de la obra, sino que era el "impulsor político". 

Además, ha reiterado que los seis millones de euros que aportó la Comunidad Autónoma en forma de subvención están invertidos en la obra.

El presidente, que ha llegado al Palacio de Justicia junto a su abogado, Francisco Martínez-Escribano, minutos después de las 9,00 horas, se enfrenta desde las diez de la mañana a un prolijo interrogatorio del fiscal superior, José Luis Díaz Manzanera, y del fiscal anticorrupción, Juan Pablo Lozano, que, tras un receso de quince minutos, continúa a esta hora.

Hay que recordar que ya se dictó un auto en el que se acordaba declarar la competencia de la Sala Civil y Penal del TSJMU para la instrucción, y en su caso, el enjuiciamiento con respecto al aforado Pedro Antonio Sánchez, en relación con los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude contra la Administración pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos. Asimismo, extendía la competencia de la Sala para instruir y, en su caso, enjuiciar respecto de aquellas otras personas ya investigadas por los mismos hechos.

En este nuevo auto, el juez insiste en que "los hechos que dieron lugar a la tramitación de las diligencias a tenor del relato de esta resolución podrían ser delictivos, y revestir caracteres de presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude contra la administración pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos".

También, solicita comunicar al secretario municipal del Ayuntamiento de Puerto Lumbreras que certifique y remita testimonio literal de todos aquellos documentos que conforman el expediente de Liquidación de Obra del Teatro-Auditorio Municipal.

Así como al Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca "para que remita a la mayor urgencia copia de las actuaciones que se hayan realizado o estén previstas en la pieza separada que tramita sobre los fondos de la subvención otorgada por la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma al Ayuntamiento de Puerto Lumbreras relacionada con el Teatro-Auditorio", unido a las actuaciones el informe presentado por la representación procesal de Pedro Antonio Sánchez.