Publicado: 04.09.2015 13:47 |Actualizado: 04.09.2015 14:20

La presión de los ayuntamientos ofreciéndose a acoger refugiados obliga a reaccionar al Gobierno

La vicepresidenta presidirá una comisión interministerial que incluye a la Federación de Municipios para coordinar la capacidad de cada administración. La reunión tendrá lugar el lunes, antes del consejo europeo del 14 de septiembre.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
La vicepresidenta, a punto de iniciar la rueda de prensa. EFE

La vicepresidenta, a punto de iniciar la rueda de prensa. EFE

MADRID.- El Gobierno de Mariano Rajoy se ha visto obligado a reaccionar ante el cada vez mayor número de ayuntamientos y comunidades autónomas (Barcelona fue el primero y le han seguido Madrid, Zaragoza, Cádiz, Vitoria, Galicia, Comunitat Valenciana, Euskadi, etc.) que se están ofreciendo a su Ejecutivo para acoger de forma urgente a los refugiados que se hacinan en las fronteras europeas y a los que saldrán de Siria o Irak, entre otros países en guerra.

La vicepresidenta ha anunciado la creación de una comisión interministerial para abordar la acogida de refugiados y las capacidades de cada administración. Soraya Sáenz de Santamaría presidirá este organismo de urgencia, que se reunirá el lunes por primera vez, antes del consejo europeo de ministros de Justicia e Interior que se celebrará entre los Veintiocho el lunes 14 de septiembre para abordar, asimismo, la crisis de refugiados.




La número dos del Gobierno ha informado, asimismo, sobre la convocatoria de una conferencia de las comunidades autónomas y la Sectorial de Migraciones para incluir a todas las administraciones en la gestión de la acogida de asilados. La Conferencia Sectorial de Migraciones supone la entrada de la FEMP, la Federación Española de Municipios y Provincias, en la gestión de una crisis en la que, precisamente, han sido los entes locales los más rápidos al responder con hechos al drama humanitario.

"Acoger e integrar"

La portavoz del Gobierno ha insistido mucho en que el abordaje de esta coyuntura es "una política de Estado" que no se limita al "corto plazo", sino que, como apuntan los hechos que se suceden en las fronteras europeas y los lugares de origen, se extenderá al "medio y largo".

Sáenz de Santamaría ha pedido al PSOE que se empiece a "hacer la casa por los cimientos" y ha recordado a sus dirigentes que, incluso las cifras de acogida que ellos han ofrecido, se han quedado cortas con respecto a las solicitadas hoy por la ONU, por ejemplo (200.000 refugiados entre los 28 países de la UE) La vicepresidenta ha recordado que no se trata únicamente de "acoger" a los refugiados, sino también de "integrarlos"