Publicado: 08.03.2016 20:02 |Actualizado: 08.03.2016 20:05

La presión de Ciudadanos obliga al PSOE a incluir al PP en la ronda de consultas

Los socialistas aseguran que sólo es para abordar temas de Estado como la reforma constitucional, que no le pedirán ni su apoyo ni abstención y que mantienen su 'no'. C's, a cambio, aceptó reunirse con Podemos y sus confluencias, así como con IU y PNV

Publicidad
Media: 2.38
Votos: 8
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reprochado a Mariano Rajoy haber puesto "en jaque al rey" al rechazar someterse a una votación de investidura, durante el segundo debate del candidato a presidente Pedro Sánchez. EFE/Javier Lizón

Rajoy y Rivera, durante el debate de investidura en el Congreso. EFE/Javier Lizón

MADRID.- “¿Qué parte del no, no ha entendido Rajoy?”, escribió hace unas semanas el líder del PSOE, Pedro Sánchez, dejando claro que cerraba todas las puertas al PP y a cualquier acercamiento con el partido del todavía presidente en funciones.

Pero en política todo es susceptible de cambiar en poco tiempo, y ahora el PSOE se ha visto obligado a ceder ante Ciudadanos e invitar a que se siente a negociar al Partido Popular en torno al acuerdo alcanzado con el partido de Albert Rivera.



Fuentes socialistas admitieron a Público que, en parte, ha sido una cesión a Ciudadanos en el marco de una nueva situación, tras la fallida investidura, en la que se ha decidido hablar con todos, salvo con los partidos independentistas. En este aspecto, apuntaron que la formación de Rivera también ha accedido a reunirse con Podemos y sus confluencias, con IU-UP o con el PNV, partidos que están en las antípodas de sus planteamientos ideológicos.

El PSOE, no obstante, quiso aclarar varias cosas sobre este cambio de posicionamiento. La primera es que en el encuentro con el Partido Popular no se plantea en ninguno de los casos solicitarle ni su apoyo ni su abstención en otra hipotética investidura de Pedro Sánchez. Con el PP, como con ERC o DyL, los socialistas no quieren contar ni por activa, ni por pasiva.

También el PSOE quiso dejar claro que se mantiene en el “no, es no”, en el sentido de que nunca habrá un acuerdo de apoyo a Mariano Rajoy como presidente, ni a ningún otro miembro del Partido Popular. Los socialistas, aseguran, nunca estarán en este pacto cambie el PP de candidato, o no.

Y, finamente, enmarcan la reunión en tratar asuntos de Estado, pedir lealtad al PP en estos temas si está en la oposición, y solicitarle que no convierta el Senado, donde tiene mayoría absoluta, en una Cámara de bloqueo.

Otro tema que quiere tratar el PSOE en profundidad con los populares es la reforma de la Constitución, que pasa obligatoriamente por sus votos. Por ello, también quiere pedir al PP que se incorpore con espíritu constructivo a la reforma constitucional que se quiere poner en marcha en el Congreso.

Eso será todo, según fuentes socialistas, que insisten en que quien quiera ver otra operación en esta negociación con el PP “se equivoca gravemente”, y no habrá acuerdo con el PP en ningún caso.