Publicado: 29.11.2014 08:00 |Actualizado: 29.11.2014 08:00

Las primarias de los cuchillos largos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque resulte contradictorio, nunca un proceso de primarias para elegir al candidato de un partido había desgastado tanto a una organización. Una paradoja de estas características sólo podía darse en una federación ya de por sí contradictoria, dividida en familias, con intereses antagónicos y que, en el momento más crítico por la irrupción de Podemos, que ha dejado la IU en quinta posición en Madrid, ha sacado un ventilador de trapos sucios que, en lugar de ilusionar a militantes y simpatizantes, ha desconcertado hasta a sus rivales, que se frotan las manos.

Izquierda Unida Comunidad de Madrid elige este domingo a sus cabezas de lista para la Comunidad y la Alcaldía de Madrid. Hay tres candidatos para cada puesto, en total seis candidaturas que han hecho tándem. Para la Asamblea de Madrid concurren Tania Sánchez, más conocida por los espectadores de TVE como la "compañera sentimental de Pablo Iglesias", representando al sector crítico con la dirección del partido, también llamado el 49% de IU-CM; José Antonio Moreno, abogado que nunca ha tenido un cargo de representación en la formación y cuya candidatura respalda Somos IU, corriente oficialista a la que pertenecen los actuales portavoces municipal y regional Ángel Pérez y Gregorio Gordo, y también conocida como el 51%. La tercera candidatura es la de Julián Sánchez-Vizcaíno, antaño integrado en el 51% y hoy crítico con las posiciones oficialistas, pero distante de las de Tania Sánchez.

Al consistorio concurren, en candidaturas vinculadas a las anteriores y en ese orden, Mauricio Valiente, diputado regional, abogado y de tradición movimentista; Raquel López, concejala en el Consistorio y portavoz de la Comisión de Medio Ambiente; y Lali Vaquero, también diputada autonómica y defensora de la pluralidad en el seno de la organización.

A priori, la batalla está entre el tándem Sánchez-Valiente y el de Moreno-López, aunque podrían resultar elegidos por separado. Son 5.000 los militantes y 8.000 los simpatizantes de la organización los que están llamados a votar, pero lo harán en urnas distintas. Este fue el primer dardo que Somos IU lanzó a la candidatura de Valiente y Sánchez, a la que acusó a principios de semana de registrar simpatizantes de Podemos para dar "un golpe de mano que convierta a la minoría en mayoría". En una carta a once dirigentes de IU-CM, el militante Luis Cabo aseguraba lo siguiente: "¿Alguien puede asegurar que no existe un inconfeso acuerdo político cupular por el cual [...] se concentre el apoyo de unos y de otros a favor de Juan Carlos Monedero [dirigente de Podemos] para el Ayuntamiento y de Tania Sánchez para la Comunidad?". La carta fue respaldada por los dirigentes de la formación Gregorio Gordo, Ángel Pérez, Libertad Martínez, Rubén Bejarano, Carmen Villares, Pepa Amat y Joaquín Sanz.

Esta misiva fue el siguiente paso al primer comunicado bomba de Somos IU, que expresaba sus temores a que las siglas de la organización quedaran "diluidas" en la plataforma ciudadana Ganemos Madrid [aún por concretar procesos, apoyos y programa] si Mauricio Valiente resultaba elegido candidato. En entorno de Valiente lo achacó al "inmovilismo" y a la "vieja política" que, en su opinión caracteriza a Somos IU y a los candidatos que ésta apoya.

La doble urna fue rechazada por Valiente y por Sánchez en rueda de prensa, pero el 51% impuso su mayoría en la Ejecutiva Regional y cambió las reglas a sólo cuatro días de la votación. En teoría, explican fuentes de IU Madrid, los votos valen igual, pero la diferencia entre militantes y simpatizantes servirá como barómetro para conocer si la posición política de las bases de IU está muy alejada de la de los simpatizantes. La postura de Sánchez es que serviría como excusa para impugnar un resultado que no gustase a la vieja guardia de la organización.

Pero no sólo ha sido la doble urna. La dirección regional ha desechado alrededor de 300 solicitudes de inscripción de simpatizantes por sospechas de ser militantes de Podemos, formación que, gane quien gane, es el mayor rival para IU en las municipales del próximo 25 de mayo. También se impugnó el censo de simpatizantes de Torrejón de Ardoz por el mismo motivo.

Esa misma semana la derecha mediática comenzaba a publicar supuestos escándalos de Tania Sánchez, si no la favorita, al menos la cara más mediática de IU Madrid. Adjudicaciones de contratos a la empresa de su hermano durante su etapa de concejala en Rivas Vaciamadrid y una operación de especulación inmobiliaria con una vivienda de protección oficial, la llevaron a dar explicaciones ante la dirección de la federación madrileña "a petición propia", remarca Sánchez a Público. La federación que coordina Eddy Sánchez dio el visto bueno a su versión y achacó las informaciones a una campaña de ataque de PP y PSM para evitar el cambio de gobierno.

Esta decisión ha sido criticada por parte de la Ejecutiva, la integrada en Somos IU, que lejos de respaldar a su compañera de partido, le ha instado a que acredite con datos y documentos su versión o, de lo contrario, que renuncie a su escaño y retire su candidatura. Esta postura es la sostenida por el  rival de Sánchez, José Antonio Moreno, que en un inicio defendió la inocencia de Sánchez, hasta que Somos IU hizo público el comunicado que la cuestionaba. Quién apoya a Sánchez es Raquel López, que ha declarado a este diario que da "credibilidad" a la diputada, aunque espera que aclare las informaciones publicadas.

Es cierto que a PP y PSM puede interesarles que se ensucie la imagen de la candidata más conocida de IU y la más cercana a Podemos [ambas organizaciones juntas igualarían al PP en la capital, según el último sondeo de SigmaDos]. Pero la guinda la ponía el diario La Gaceta, que ha informado de que "desde el entorno oficial de la formación" se está ofreciendo información "que, aseguran, "podría comprometer la candidatura de la novia de Iglesias". En el caso al que ha tenido acceso este diario, una vez contrastada la información, ésta se encontraba alterada para hacer responsable de una contratación posiblemente irregular a Sánchez Melero, cuando esta ya no tenía responsabilidad alguna en el consistorio de Rivas", apunta el diario conservador.

¿Malas artes de una de las candidaturas? Para Sánchez no hay duda de que se está "preparando un estado de opinión" en función de los resultados que arrojen las urnas el domingo, y añade que "hay personas referenciadas, todas vinculadas a la dirección, que tratan de desacreditar" su candidatura. Las cuentas en redes sociales de los integrantes de esta "corriente minoritaria", según Sánchez, son "la fotografía" de ello. Desde la candidatura rival, Raquel López niega haber realizado filtraciones y se muestra "convencida de la honorabilidad de todos los compañeros". Eso incluye a Sánchez, pero también a Ángel Pérez, señalado por IU Federal como uno de los responsables políticos de los escándalos de Caja Madrid-Bankia y cuya expulsión está más cerca que lejos, junto a la Gordo.

López, que siempre ha negado ser la candidata de Pérez aunque sus rivales lo afirmen a diario, no ha querido "escenificar la división interna ni aumentar la crispación". Asegura que su candidatura, al margen de los movimiento de Somos IU, "ha buscado ilusionar y ser la herramienta útil de para la formación cuando está muy cerca el cambio en el Gobierno". Por eso asegura que no acudió a la Ejecutiva que aprobó la doble urna y espera que "sean cuales sean los resultados, el día 1 se acaben las tribus en IU y todos se pongan a trabajar en lo mismo".

Tania Sánchez prefiere no valorar si esta campaña de primarias, llena de puñaladas, pasará factura en forma de votos y asegura que "todo es posible" cuando se le pregunta por la probabilidades de que se impugne el resultado si la urna de simpatizantes está repleta de sus papeletas. López ve claro que se respetará la votación, pero que "se ha errado" en el comportamiento de estas primarias que, para varios militantes es "la continuación de los pactos de IU con el PP en Caja Madrid".