Publicado: 03.08.2014 23:40 |Actualizado: 03.08.2014 23:40

Las primarias dejan de ser una prioridad para el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La elección del candidato socialista para las próximas elecciones generales ha dejado de preocupar al partido. Atrás quedaron las presiones que acorralaban al ex secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que convocase primarias, y más lejos aun, las prisas.

El Comité Federal del PSOE había fijado la celebración en noviembre. Pero tras la celebración del pasado congreso extraordinario y la proclamación de Pedro Sánchez como nuevo líder del partido, se han sucedido las voces para retrasarla hasta las próximas elecciones de mayo.

El pasado sábado la presidenta del Partido Socialista, Micaela Navarro, se mostró en el programa La Sexta Noche en contra de celebrar las primarias en la fecha prevista. A su juicio, el proceso debía posponerse, ya que cuando se decidió la cita para elegir al candidato no se había contado con que el partido fuera dirigido con un nuevo equipo. Ya en la primera reunión en Ferraz de la nueva Ejecutiva, renegó de la fecha: "No podemos estar de un proceso en otro mientras hay muchas familias mirando qué decisiones tomamos".

Pedro Sánchez llevará, por tanto, al Comité Federal la revisión del acuerdo, pese a su compromiso inicial de que respetaría la fecha establecida. Su nuevo argumento es que ha de escucharse a todo el partido para que la fecha sea decidida "entre todos". Su intención, según ha manifestado, es tener aclarado el calendario en septiembre.

En la misma línea se ha manifestado la líder del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien considera que esta decisión no será un "elemento de fricción". Su preferencia es que el candidato se decida una vez celebradas las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, pero insiste en que serán "cuando le interesen a España y a los candidatos que se van a presentar en mayo". Esto ha hecho ahondar en la idea de que Díaz y Sánchez ya tenían pactado posponer el proceso.

La mirada a las primarias se ha desviado incluso en los ojos de sus mayores defensores. Es el caso de la nueva secretaria de relaciones internacionales del PSOE, Carme Chacón, quien aseguraba esta semana que el partido no piensa ahora en la celebración de primarias en el mes de noviembre. "Nadie está en eso", aseguró. Chacón insiste en que la formación tiene que centrarse ahora en cumplir con los compromisos adquiridos en el congreso extraordinario y "poner a punto" al partido. Sin embargo, no opinaba así hace dos meses, cuando alegaba que las primeras eran " la única vía de recuperación" del PSOE.

Otros barones, como los secretarios generales de Comunidad Valenciana, Ximo Puig y Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el nuevo secretario de Acción Política, Ciudadanía y Libertades, Patxi López, también son partidarios de retrasar la fecha de las primarias abiertas de acuerdo con la idea de que lo fundamental, ahora, son las municipales.

El único que se ha manifestado a favor de continuar según lo previsto ha sido Javier Fernández, el presidente de Asturias, quien les ha recordado que las primarias son un compromiso del PSOE, partido en el que "los compromisos se cumplen".