Público
Público

Primarias PSOE Unos 8.000 socialistas aragoneses definen este domingo el equilibrio del PSOE federal

Las penúltimas primarias tras el congreso, en las que Javier Lambán compite con Carmen Dueso por la secretaría general autonómica, decidirán si los barones ‘sanchistas’ igualan en apoyo local a los ‘susanistas’ o si estos alcanzan el respaldo de la mitad de la militancia.

Publicidad
Media: 1.60
Votos: 5
Comentarios:

Javier Lambán y Carmen Dueso, durante una reunión de la ejecutiva autonómica del PSOE aragonés, de la que ambos forman parte

Ferraz mira de soslayo, de reojo, las primarias del PSOE aragonés, en las que algo menos de 8.000 militantes toman este domingo dos decisiones clave: una consiste en ratificar como secretario general al presidente autonómico, Javier Lambán, o aupar a ese puesto a la exconcejal zaragozana Carmen Dueso; la otra, en determinar si los barones 'sanchistas' igualan el respaldo, o no, que ya suman los 'susanistas'.

Una de ellas resulta fundamental y la otra secundaria, aunque asignar la calificación queda en manos de cada uno de los participantes en un proceso de resultado incierto en el que ambos sectores consideran que tienen posibilidades de salir triunfadores.

La campaña de las primarias aragonesas ha incluido la destacable novedad de haber sido, aunque con alguna tirantez en el inicio de la precampaña, el primer proceso interno en décadas sin clima tormentoso cuando ha habido más de un candidato a la secretaría general con posibilidades de salir elegido, y eso que la alineación de los aparatos resucitó algunos síntomas de las últimas épocas del 'partido socialista de Aragón y Beirut', con las direcciones de Huesca y Zaragoza en posiciones opuestas (la primera con Dueso, la segunda con Lambán) y una patente división en Zaragoza ciudad. Sin embargo, se impuso la calma.

Ferraz, formalmente al margen

Ferraz se ha mantenido oficialmente al margen de una campaña en la no ha participado el 'sanchismo' local, con dirigentes como la diputada Susana Sumelzo o el alcalde de Utebo, Miguel Dalmau, en posición de neutralidad mientras Lambán proclamaba su lealtad al nuevo secretario general federal y Dueso aseguraba que su opción es la preferida de Ferraz.

La balanza se inclina a favor del presidente, Javier Lambán

Por avales presentados, la balanza se inclina claramente a favor del presidente autonómico, que alcanzó los 3.387 (más del 40% de la militancia) frente a los 2.103 de su rival, si bien las primarias federales dejaron claro que el volumen de apoyos previos no siempre es indiciario del resultado de la posterior votación cuando se trata del PSOE.

Tampoco parece que la dicotomía renovador-continuista, por ausencia del primer perfil, pueda atraer apoyos: Dueso, doce años como concejal en Zaragoza (2003-2015), es compañera de ejecutiva de Lambán, alcalde de Ejea entre 2007 y 2014 y presidente de la Diputación Provincial entre 1999 y 2011, cuando pasó a ser diputado autonómico.

Un debate mediático y tres no celebrados

El perfil bajo que los candidatos han adoptado de puertas hacia afuera durante la campaña solo ha tenido dos interferencias: el alboroto mediático en torno a las consecuencias de una eventual bicefalia entre la dirección autonómica y el Gobierno de la comunidad, algo que está resultando tormentoso en el socialismo cántabro pero genera sinergias en el riojano, y, precisamente, la ausencia de un debate entre los candidatos pese a que el equipo del actual secretario general pidió al comité organizador uno por provincia. "No quiere debatir", señalan fuentes cercanas a Lambán, mientras Dueso sostiene que no hay una solicitud formal.

Dos factores externos pueden influir en las elecciones: el conflicto catalán y las fiestas de la capital

Pese a la clave interna con la que se ha desarrollado la campaña de las primarias, algunas fuentes apuntan a dos factores externos que el domingo pueden tener alguna influencia (prevén que leve) en la participación: el efecto de las novedades que pueda generar el conflicto en Catalunya y el hecho de que estas vayan a coincidir con el inicio, este sábado, de las fiestas de la capital.

"El foco está en Catalunya", explican fuentes del partido, que celebran la "normalidad" con la que se está celebrando el proceso de primarias, previo al que, en menos de un año, designará al candidato del PSOE aragonés a la presidencia del Gobierno autonómico en 2019.

Los equilibrios internos

El sanchismo ha ganado posiciones desde el congreso federal de junio, aunque la fortaleza interna de los barones 'susanistas' sigue siendo notable. Y, hoy por hoy, superior. De acuerdo con el censo oficial de las primarias de mayo, las federaciones que lidera Díaz y los tres barones alineados junto a ella que han sido reelegidos como secretarios generales (Emiliano García Page en Castilla-La Mancha, Guillermo Fernández Vara en Extremadura y Ximo Puig en el País Valencià) suman el 45% de la militancia, con 84.809 de los 187.949 miembros del partido.

Las federaciones que lidera Díaz suman el 45% de la militancia 

Mientras tanto, las federaciones 'sanchistas', con avances notables como las victorias de José Manuel Franco en Madrid y de Adrián Barbón en Asturias, que se suman a los de Pablo Zuloaga en Cantabria, Ángel Torres en Canarias, Diego Conesa en Murcia y Francisco Ocón en La Rioja; junto con la reelección de Francina Armengol, María Chivite, Miquel Iceta y Luis Tudanca en Baleares, Navarra, Catalunya y Castilla y León, y anotándose la disputa entre Gonzalo Caballero y Juan Díaz en Galicia, ambos bien vistos desde Ferraz, suman un 40,5% de la militancia (76.078).

La decisión que tomen este domingo los 7.953 militantes aragoneses (4,2%) resulta clave: igualaría la potencia entre ‘sanchistas’ (44,7%) y ‘susanistas’ (45%) de inclinarse por Dueso, con la ‘patxista’ Idoia Mendia (2,8%, 5.337) en Euskadi y las Juventudes Socialistas (6.562, 3,5%) de Omar Anguita como fieles de la balanza de los equilibrios internos, o la inclinaría definitivamente favor de los segundos (40,5% por 49,2%) de optar por Lambán. En ambos casos, con su consecuente traslación a órganos de representación como el Comité Federal.