Publicado: 05.05.2015 15:54 |Actualizado: 06.05.2015 09:55

Primer arrepentido de Gürtel: García Pozuelo reconoce haber pagado
a dirigentes del PP

El constructor se muestra dispuesto a colaborar para desvelar la trama corrupta entorno al PP. Está acusado de supuesta financiación ilegal de este partido, así como de emisión de facturas falsas.

Publicidad
Media: 4.77
Votos: 13
Comentarios:
Sede PP

La sede nacional del PP, en Madrid.- EFE

MADRID.- “Los hechos narrados en el escrito de acusación del ministerio público en el escrito de acusación SON CIERTOS”. El constructor Alfonso García Pozuelo ha presentado un escrito en la Audiencia Nacional en el que expresa su arrepentimiento y reconoce que pagó sobornos a líderes del PP como el diputado por León Jesús Merino, el extesorero Luis Bárcenas y el líder de la trama Gürtel Francisco Correa, a cambio de adjudicaciones en Pozuelo (Madrid) durante el tiempo en que Jesús Sepúlveda, exmarido de la que fue ministra de Sanidad, Ana Mato, era alcalde.

García Pozuelo se convierte así en el primer arrepentido de la trama Gürtel, dedicada a conseguir contratos de altos cargos del PP y del mismo Partido Popular y cuyo líder es Francisco Correa.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción, García Pozuelo pagó más de 1,5 millones de euros al extesorero del PP Luis Bárcenas, el diputado Jesús Merino y el líder de la Gürtel Francisco Correa en los años 2002 y 2003.

Dueño de Constructora Hispánica, García Pozuelo se muestra en el escrito dispuesto a reparar el daño: “Mi mandante muestra su arrepentimiento por la comisión de tales hechos, se muestra dispuesto a reparar el daño que pudiese acreditarse, y ha abonado ya la suma que como medida cautelar para el pago de la multa que se le pudiese imponer se acordó en el auto de apertura de juicio oral”.



El constructor García Pozuelo ha presentado su escrito de arrepentimiento ante el juzgado central de instrucción 5 el 29 de abril pasado, que ha abierto juicio oral en la primera etapa de contratos de la trama Gürtel (1999-2005).

La decisión de García Pozuelo abre la puerta para futuros arrepentimientos del constructor en otras causas, así como para la futura colaboración de otros acusados en el caso Gürtel.

Público reveló el pasado 19 de abril los movimientos discretos que se producen entre los abogados del caso Gürtel, tanto entre defensores como entre acusaciones, para conseguir la colaboración de los arrepentidos a cambio de revelar la cúpula de esta trama corrupta incrustada en el entorno del PP. Las conversaciones discretas buscan que tiren de la manta hacia arriba.

La multa que García Pozuelo tenía fijada en este sumario es de 141.227,5 euros.

Autor de cohecho e inductor a la prevaricación

El constructor García Pozuelo acepta los delitos de los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción. En concreto, reconoce ser el autor de un delito de cohecho continuado en relación a las adjudicaciones de los expedientes “Camino de las Huertas” y “Operación Asfalto” y el inductor de un delito de prevaricación.

La Fiscalía pedía para él 4 años y 6 meses de prisión e inhabilitación por el delito de cohecho, así como 9 años de inhabilitación por el de prevaricación continuada.

En su escrito, García Pozuelo solicita ser condenado por el delito de cohecho a dos años de prisión, multa de 56.491 euros e inhabilitación para el ejercicio de sufragio durante el tiempo de la condena. A este respecto, el arrepentido solicita que se suspenda la condena de prisión y que ésta sea reemplazada por una multa de 432.000 euros (a razón de 300 días por cada día de prisión).

Por el delito de prevaricación continuada, solicita la inhabilitación para el empleo o cargo público por 2 años y 6 meses.

Adjudicaciones en la época de Cascos

El constructor García Pozuelo figura en otro sumario de la Audiencia Nacional. En concreto, en la pieza separada que investiga la reforma de la sede central del PP en la calle Génova de Madrid.

En el sumario, la empresa del constructor García Sepúlveda figura como adjudicataria de un total de 32 proyectos entre mayo de 2000 y marzo de 2004, época en que Francisco Álvarez-Cascos era ministro de Fomento, por un importe total de 703 millones de euros.

El escrito de acusación popular en esta otra causa, se concluye que García Sepúlveda recibió la adjudicación, entre otras obras, de la construcción de la plataforma del AVE León-Asturias, por un importe de 220,4 millones de euros.

En el periodo 2000-2004, según la información recogida en los llamados papeles de Bárcenas, Alfonso García Pozuelo habría pagado al Partido Popular al menos 12.000.000 de pesetas (72.000 euros) en el año 2000 y un total de 90.000 euros más en los años 2003 y 2004.

Etiquetas