Publicado: 17.08.2015 20:02 |Actualizado: 17.08.2015 21:02

Prisión para un supuesto testaferro de Rato que pretendía viajar a México

Se trata de un responsable de Albisa S.L., empresa pantalla que supuestamente utilizaba el exvicepresidente para el cobro de comisiones por valor de cerca de dos millones de euros.

Publicidad
Media: 5
Votos: 7
Comentarios:
El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (EFE)

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (EFE)

MADRID.- El titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Artal, ha acordado el ingreso en prisión provisional de un responsable de la empresa Albisa S.L. en el marco de las diligencias seguidas contra el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por los delitos de fraude y blanqueo. Fue detenido en el aeropuerto de Adolfo Suarez-Barajas cuando trataba de tomar un vuelo a México.

La citada empresa habría actuado como "empresa pantalla" para el cobro por parte de Rato de comisiones por cerca de dos millones de euros de empresas proveedoras de Bankia, según la información publicada en su día por el diario El Mundo. El dinero habría ido a parar a la citada empresa bajo la apariencia de pagos por servicios que realmente no se prestaron.




Serrano-Artal adoptó la medida cautelar este domingo a petición de a Fiscalía de Madrid, en funciones de guardia en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción, y supone también la retirada del pasaporte para el empresario.

Riesgo de destrucción de pruebas


La decisión del fiscal, según informa en una nota la Fiscalía General del Estado, se apoya en el riesgo de destrucción de pruebas y en elevado riesgo de fuga del empresario.

En el momento de la detención, el responsable de Albisa S.L., cuya identidad no se ha facilitado, se encontraba en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Barajas, desde donde tenía previsto viajar a México, lugar donde reside habitualmente.

Ha sido arrestado por riesgo de fuga y destrucción de pruebas


La intervención ha sido posible gracias a la labor de investigación desempeñada por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria y de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, según detalla la Fiscalía.

La medida de prisión se ha acordado dos días después de que una copia de la causa abierta al exvicepresidente del Gobierno haya llegado ya a la Audiencia Nacional, concretamente al Juzgado de Fernando Andreu, que ya le investiga por los casos "Bankia" y "tarjetas black" y que ahora deberá decidir si lo asume.

El juez Andreu, actualmente de vacaciones, puede devolver el caso a reparto si no aprecia dicha conexión o bien asumirlo. Si vuelve a reparto será asignado de forma aleatoria a alguno de los seis juzgados centrales de instrucción, incluido el suyo.

Comisiones y blanqueo en Berlín


Anticorrupción le había pedido que la causa contra Rato y su asesor fiscal Domingo Plazas por delitos fiscales y de blanqueo de capitales sea llevada por la audiencia al existir indicios de la comisión de delitos cometidos en el extranjero, concretamente blanqueo de capitales relacionados con la inversión en un hotel de Berlín.

En su escrito, Anticorrupción señalaba que, como resultado de un informe remitido por la ONIF al Juzgado el 21 de julio pasado -un día antes de ser citado Rato a declarar, si bien se negó a hacerlo-, han surgido nuevos datos indiciarios de la comisión de un presunto blanqueo cometido en el extranjero, resultante de las inversiones efectuadas por Rato, mediante la sociedad alemana Bagerpleta GmbH, propietaria de un hotel en Berlín, de la que el exmandatario ha sido administrador hasta abril de 2015.

Considera la Fiscalía, y el juez Serrano-Artal ha aceptado, que las inversiones en dicha sociedad alemana se habrían llevado a cabo a través de la sociedad KRADONARA, SL, cuya matriz es la sociedad británica Vivaway Ltd, propiedad, a su vez, de Rato. Añade que los flujos de dinero que Kradonara ha remitido a Bagerpleta GmbH entre 2011 a 2014 tienen un presunto origen ilícito, dimanante de delitos de corrupción entre particulares y delito fiscal.