Publicado: 07.01.2014 13:23 |Actualizado: 07.01.2014 13:23

Prisión incondicional para el yihadista detenido en Málaga

Está acusado de participar en la "guerra santa" en Siria, donde se integró en  la organización armada islamista radical Estado Islámico de Irak y Levante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha decretado hoy prisión incondicional para Abdeluahid Sadik Mohamed, el presunto terrorista de la organización Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, detenido el sábado en Málaga. La decisión ha sido adoptada por el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional tras tomarle declaración.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha tomado este martes declaración a Sadik Mohamed y ha decidido dictar para él prisión provisional en un auto donde alerta de que "cada vez son mayores las referencias a realizar la yihad (guerra santa) en casa", es decir, en España. Este es el primer caso conocido de un yihadista que ha regresado a España tras haber recibido formación militar, adoctrinamiento religioso y experiencia en combate durante varios meses en Siria e Irak para conseguir los objetivos marcados por el grupo terrorista mediante una "intensa actividad violenta".

Abdeluahib Sadik Mohamed, nacido en Ceuta hace 28 años, fue detenido tras bajar de un avión procedente de Estambul (Turquía). Está acusado de participar en la "guerra santa" en Siria, donde se integró en los campos de entrenamiento de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL). Además, se cree que formó parte de las facciones ubicadas tanto en Irak como en ese país. 

En el auto, el magistrado incide en que una muestra del "alto grado de formación adquirida" es que Sadik Mohamed fue seleccionado para participar, como miembro de ISIL, en un atentado contra la prisión de seguridad Abu Ghraib, situada en Bagdag (Irak), y para liberar a presos encarcelados por delitos de terrorismo. El magistrado considera que Sadik Mohamed formaba parte de una célula de este grupo yihadista que se encargaba de enviar muyahidines a Siria desde Marruecos y Ceuta para que hicieran la yihad con inmolaciones que produjeran numerosas víctimas.

Es el primer caso de un yihadista que regresa a España tras haber recibido formación militar La investigación de la Policía y de la Guardia Civil ha permitido saber que esta estructura podría estar dando cobertura a grupos terroristas como el Frente Jabhat Al Nusra (Frente de la Victoria), considerado el brazo armado de Al Qaeda en la zona, o el Estado Islámico de Irak y Levante.

Esta célula, radicada en España y con conexiones internacionales con Marruecos, Bélgica, Turquía y Siria, ya habría conseguido enviar al menos seis grupos de varones, españoles y marroquíes, desde España a Siria, de los que, al menos cinco, habrían fallecido en Siria tras inmolarse (tres de ellos españoles y dos marroquíes), según el juez.

El magistrado apunta que esta operativa de envíos de muyahidines a Siria está financiada por un grupo de extremistas ceutíes, que captan a jóvenes para que viajen desde España y Marruecos a ciudades de Turquía, fronterizas con Siria, donde "pasadores" les ayudan a cruzar a Siria y les trasladan a campos de entrenamiento de la organización terrorista. Sadik Mohamed abandonó Ceuta con dirección a Marruecos el 29 de abril de 2013 para tomar el 1 de mayo un vuelo al aeropuerto de Casablanca con destino a Turquía y desde allí se desplazó a Siria.

Sadik Mohamed recibió formación militar y adoctrinamiento religioso en Alepo

Como ocurría con el resto de los nuevos muyahidines, Sadik Mohamed recibió formación militar y adoctrinamiento religioso en un campo de entrenamiento en Alepo, algo que él mismo ha explicado en sede policial y que es coherente con los datos obtenidos en la investigación.

Moreno considera "determinante" dictar prisión provisional para Sadik Mohamed, que puede enfrentarse a 14 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, con el objetivo de evitar su fuga y prevenir que pueda volver a cometer actos delictivos.

Se le considera un riesgo para la seguridad nacional tras haberse constatado su pertenencia e integración en las filas yihadistas. El detenido, arrestado por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y del Servicio de Información de la Guardia Civil, formaba parte de la red hispano marroquí de envío de yihadistas a Siria.