Publicado: 17.11.2016 21:23 |Actualizado: 17.11.2016 23:15

El proceso soberanista abre el fuego del control parlamentario a Rajoy después de un año

El martes en el Senado se “estrena” Ramón Espinar con una pregunta al presidente del Gobierno, además de ERC y el socialista Areces; el miércoles serán los novatos Pablo Iglesias y Albert Rivera, con Antonio Hernando, quienes interpelarán a Rajoy.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero. - EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero. - EFE

MADRID.— El próximo martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se someterá a una sesión de control parlamentario después más de un año de ausencia de esta práctica. Será en el Senado, cámara a la que desde la etapa de Zapatero el jefe del Ejecutivo acude una vez al mes para responder a tres preguntas de la oposición, donde Rajoy abrirá este trámite en la actual legislatura.

El proceso soberanista iniciado en Catalunya será la primera cuestión a la que se enfrentará el jefe del Ejecutivo en la Cámara alta. Se la formulará el senador de ERC, Santiago Vidal, quien se interesa por conocer si el presidente del Gobierno "cree que la vía judicial es la más adecuada para acabar con el proceso independentista catalán". Será la primera vez desde el pasado 23 de junio que Rajoy vuelva al Senado para este trámite parlamentario.



Otra de las preguntas se la formulará un "novato" en estas lides: el portavoz del grupo parlamentario de Podemos, Ramón Espinar, que recientemente ha vencido en el proceso de primarias interno de su partido en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Este portavoz interrogará a Rajoy sobre los planes del Gobierno “para hacer sostenible el sistema público de pensiones”.

El proceso soberanista iniciado en Catalunya será la primera cuestión a la que se enfrentará el jefe del Ejecutivo en la Cámara alta

La tercera pregunta a Rajoy se la plateará el nuevo portavoz del grupo parlamentario socialista, Vicente Álvarez Areces, quien se interesará por conocer si el Gobierno “piensa recuperar el nivel de gasto social que se ha perdido durante sus gobiernos”. Álvarez Areces sustituye en esta función a Óscar López, relevado por la gestora del PSOE como portavoz del grupo socialista en la Cámara alta.

Sin embargo, el protagonismo en el control a Rajoy y al nuevo Gobierno regresará al día siguiente en la primera sesión de control que celebrará el Congreso de los Diputados en prácticamente trece meses. En concreto, la última vez que Rajoy se sometió a las preguntas de la oposición fue el 25 de octubre del año pasado, apenas dos días antes de disolver la X Legislatura en la que el grupo popular disfrutó de una amplia mayoría absoluta. En la pasada legislatura frustrada no hubo ocasión porque el Gobierno en funciones se negó a ser controlado por una cámara que no le había otorgado su confianza.

En esa sesión matinal de preguntas a Rajoy no se estrenará el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien sin embargo intervendrá tras el turno de cuestiones a los miembros del Gobierno para realizar la primera interpelación al Ejecutivo sobre la situación de pobreza energética que “viven más de cinco millones de españoles” y las medidas de protección que contempla el Gobierno para “el cese de la violación de derechos”.

Quienes se estrenarán en las preguntas a Rajoy serán los portavoces del grupo socialista, Antonio Hernando —en la X Legislatura era el encargado de preguntas a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría— y de Ciudadanos, Albert Rivera, nuevo en este trámite de control en una sesión plenaria, uno de los más llamativos y dinámicos de de la actividad parlamentaria.

Hernando preguntará a Rajoy por su valoración sobre “los efectos que ha tenido la política de empleo (de sus Gobiernos) en precariedad laboral y la devaluación salarial”. Por su parte, Rivera, líder de la formación política que votó afirmativamente la investidura de Rajoy el pasado 289 de octubre, preguntará sobre la opinión del presidente del Gobierno respecto a la evolución del mercado laboral español.