Publicado: 21.10.2015 23:40 |Actualizado: 21.10.2015 23:40

El programa de Podemos equiparará permisos de paternidad y maternidad 

Recoge la propuesta de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción, "un paso más para acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres"

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Un padre lleva de la mano a su hija en una calle de Madrid./EFE

Un padre lleva de la mano a su hija en una calle de Madrid./EFE

MADRID.- Nacho Álvarez, responsable económico de la Comisión Ejecutiva de Podemos asegura que el programa de Podemos incluirá la equiparación de permisos de nacimiento y de adopción en sintonía con la propuesta de Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA), pero añade que no es el único paso necesario para terminar con la desigualdad entre hombres y mujeres.

Así lo ha anunciado este miércoles en el Palacio de Cibeles, donde se ha celebrado un debate sobre la ‘Igualdad y permisos parentales iguales ante las Elecciones Generales 2015’ organizado por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción. En el acto han participado Mari Luz Rodríguez, secretaria de Empleo del PSOE, Eduardo Garzón, asesor económico de IU, Patricia Reyes, que ha acudido en lugar de Luis Garicano para representar a Ciudadanos, y Carmen Rodríguez Maniega, diputada del PP.



La propuesta de la plataforma consiste en una reforma legislativa que garantizaría la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad. Piden que los permisos por nacimiento y/o adopción se concedan a cada progenitor/a de tal manera que sean “intransferibles, de igual duración, con la misma parte obligatoria y pagados al 100%”. Y que, además, esta reforma “especifique el calendario necesario para aumentar progresivamente el permiso de los padres” o del otro progenitor en el caso de parejas del mismo sexo, “empezando por establecer de inmediato las seis semanas obligatorias para los padres”.

Álvarez ha señalado que “esta no es la medida estrella o el fuego artificial que nos permita acabar con todas las desigualdades” y ha añadido que hay una necesidad de universalizar la educación infantil de los 0 a los 3 años, de crear un “verdadero” modelo de dependencia y de reducir el tiempo de trabajo. Con todo ello, lo que se conseguiría, según él, es un reparto de cuidados más equitativo y, por tanto, mayor igualdad.

Dos cuestiones eran las que debatían en el Ayuntamiento de Madrid. Por un lado ¿qué piensan los partidos sobre los permisos? Es decir, ¿tienen que equiparar paternidad y maternidad? Y, por otro lado, ¿figurará la reforma en el programa electoral con un compromiso firme para proponerla como ley? Todos coincidían en que sí.

Sin embargo, la diputada del PP Carmen Rodríguez aseguró que están “totalmente a favor”, pese a que el Gobierno no ha avanzado en esa línea. "Por ejemplo, hay muchas comunidades que quieren AVE", justificó. "Hay asturianos que quieren AVE, pero al final gobernar significa priorizar y no es posible realizar todo lo que se pide”. Pero, ¿cuándo tiene pensado el Gobierno acometer esta reforma? “En cuanto la situación económica lo permita” responde.

Frente a esta idea, Virginia Carrera, presidenta de la PPiiNA, ha remarcado que la reforma propuesta supondría 2.000 millones de euros en ocho años. Además la reforma se aplicaría de forma gradual e insiste en que es un proyecto “viable y efectivo”.

Entre los beneficios más destacados, Carrera prevé que esta medida conseguiría la ruptura de los roles tradicionales que asocian el cuidado con las mujeres. Además, se podría aprovechar el potencial de los hombres para cuidar de los niños y aumentaría la natalidad porque las mujeres no tendrían tantas dificultades de compaginar trabajo y vida familiar.