Publicado: 11.01.2016 12:20 |Actualizado: 11.01.2016 16:41

Iceta rechaza aliarse con el PP contra la independencia porque no quieren "frentes", sino "tender puentes" 

El líder del PSC ha declinado la propuesta de Xavier García Albiol, de que haya una coordinación de los partidos no secesionistas para hacer frente a la alianza de JxSí y CUP

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
Miquel Iceta, ha insistido en que "hay que esperar" a ver como actúa el exalcalde de Girona.- EUROPA PRESS

Miquel Iceta, ha insistido en que "hay que esperar" a ver como actúa el exalcalde de Girona.- EUROPA PRESS

MADRID.-El líder del PSC, Miquel Iceta, ha declinado este lunes la propuesta del líder del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, de que haya una coordinación de los partidos no independentistas para hacer frente a la alianza de JxSí y CUP: "No queremos frentes, sino tender puentes".

"Si alguien piensa que enfrentándose a los catalanes va a arreglar algo está muy equivocado y el PSC siempre defenderá el diálogo con todos los grupos y rechazará hacer cualquier tipo de frente común que vaya en dirección contraria", ha destacado Iceta en rueda de prensa.



También le ha dicho a Albiol "que se quite de la cabeza" que los socialistas apoyarán una investidura de Mariano Rajoy porque, según ha destacado, nunca ha habido tanta fractura social y territorial como cuando el PP ha tenido mayoría absoluta.

El PP destaca la importancia de que haya un Gobierno central fuerte para combatir el secesionismo en Cataluña, pero en los últimos cuatro años ha habido un Ejecutivo "fortísimo y sólo se ha dedicado a empeorar el problema".

Para Iceta, el proceso soberanista pasa por el diálogo y la negociación entre las instituciones catalanas y del resto del Estado: "Al contrario de lo que hace el PP, hay que dar propuestas positivas para rehacer la situación".

Ha dicho que Pedro Sánchez no apoyará la investidura de Rajoy, y preguntado por la posición del PSC en caso de que finalmente se acabe produciendo este extremo, ha dicho que los socialistas catalanes "le dirán que no" lo haga.

También ha descartado contactos del PSC con DL y ERC para facilitar la investidura de Sánchez, aunque cuestionado sobre este asunto ha subrayado: "Hay partidos que dicen que quieren desconectar y lo que quieren es estar bien conectados, me atrevería a decir que muy bien conectados".

Actuaciones del PSC esta legislatura

Sobre la posibilidad de que el PSC apoye el plan de choque social que se desprende del acuerdo de Govern e investidura rubricado por JxSí y la CUP, ha dicho que los socialistas catalanes votarán "a favor de todo lo que sea bueno para los catalanes", siempre que esté dentro de la legalidad.

Para Iceta, el plan de choque social llega un poco tarde pero es bienvenido si sirve para paliar la situación de emergencia, y espera que el Govern pueda desplegarlo a lo largo de una legislatura que ha nacido con una "fecha de caducidad" de unos 18 meses.

Ha destacado que el PSC ha aplazado su Consejo Nacional previsto para este sábado para el 23 de enero por los acontecimientos de las últimas semanas, y que celebrará su Congreso Ordinario antes de verano.

Preguntado por si se presentará para seguir liderando el partido, ha dicho que "estará ahí" siempre que el PSC le necesite, y que le gusta el cargo que está desempeñando actualmente.

El PSC prefiere esperar

Horas antes, Iceta ha insistido en que "hay que esperar" a ver como actúa el exalcalde de Girona, mientras que la dirigente del PSOE y diputada electa por Barcelona, Carme Chacón, ha advertido de que Carles Puigdemont es "más radical" que Artur Mas.

En declaraciones a Antena 3, Iceta ha recalcado que no sabe qué hará desde la Generalitat pero que cree que ellos tampoco lo saben. Sin embargo, ha aclarado que si toma "decisiones que se salen de la ley", no podrá pedir a los socialistas "ni solidaridad ni comprensión".

Chacón, por su parte, ha hecho hincapié en que el problema no reside en "la pirueta" para formar gobierno, sino en que ahora hay "alguien mas radical que Artur Mas en la presidencia de Catalunya" y en que, además, se está olvidando que un 52% de la población votó no a la independencia en Catalunya.

Mas: "Una huida hacia adelante"

Por otro lado, la dirigente socialista se ha referido a la decisión tomada por Artur Mas el pasado domingo de apartarse de la presidencia para que Junts pel Sí y la CUP pudiesen formar gobierno y ha dicho que es "una huida hacia adelante" alentada por los compañeros de partido del propio Mas para que no se cargarse también a Convergencia.

En la misma línea, Iceta ha explicado que no cree que Mas se vaya a ir de la política y ha opinado que precisamente ha hecho este gesto "para ganar tiempo para refundar Convergencia" y también porque lógicamente, ha dicho, no quería ir a nuevas elecciones.

La líder de C's en el Parlament, Inés Arrimadas, ha dicho que está dirigiendo contactos y reuniones con los grupos de la oposición para hacer "frente común" al proceso independentista, después de la investidura este domingo del presidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Arrimadas ha afirmado que tienen la responsabilidad de intentar hacer un frente común "por encima de las diferencias", y ha recordado que los cuatro grupos de la oposición aglutinan más votos que JxSí y la CUP juntos.

"En Catalunya tenemos que ser capaces de hacer una alternativa política", que hable de derechos sociales y de lucha contra la corrupción, ha defendido Arrimadas, quien ha abogado por reformar España para frenar el separatismo.

"No podemos decirle al 48% de independentistas que nos vamos a quedar en una España que funcione igual. Necesitamos reformar España como la mejor alternativa al separatismo", ha argumentado la líder de C's.

Ha llamado a estar "todos unidos" para hacer frente al auge del independentismo, una advertencia que los viejos partidos han ignorado hasta ahora, según Arrimadas, quien se ha mostrado convencida de que aún hay tiempo para rehacer todo lo que se ha destruido. Arrimadas también ha calificado al nuevo presidente de la Generalitat de persona puesta a dedo a "imagen y semejanza" de Artur Mas.

Según ella, el paso al lado de Mas para alcanzar el acuerdo se explica por "el miedo" de su partido a unas nuevas elecciones en las que el independentismo perdería votos y también para salvar la marca CDC muy castigada por la corrupción, según ha precisado.