Publicado: 22.08.2014 15:52 |Actualizado: 22.08.2014 15:52

El PSC apoyará la ley de consultas porque cree que "no avala una consulta ilegal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, ha afirmado que su partido apoyará el texto actual de la futura ley de consultas que prevé aprobar el Parlament en septiembre, pero ha destacado que el Consell de Garanties Estatutàries "no avala en ningún caso la pregunta ni la celebración de un referéndum ilegal".

En declaraciones a los medios, ha asegurado que "el texto que ha avalado el Consell tendrá el apoyo del PSC en el Parlament", pero ha advertido de que eso no significa que avale la consulta en los términos en que la plantea el Govern, sino que apoya que se pregunte a los ciudadanos sobre cuestiones que competen a la Generalitat.

Escarp precisa que algunos aspectos de la ley deben debatirse

"La vía más acertada para poder votar, que es lo que siempre ha querido el PSC, es el diálogo, la negociación y el pacto", ha valorado, y también ha precisado que hay aspectos de la ley que no han sido apoyados por la totalidad de los miembros del Consell, por lo que deberían debatirse.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha asegurado este viernes que la decisión del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) de Cataluña de avalar la ley de consultas catalana no supone "ningún éxito para los independentistas", después de que cuatro de los nueve miembros de este órgano hayan emitido votos particulares.

"La votación que se ha producido en el Consejo de Garantías no supone ningún éxito para los independentistas", ha subrayado, para añadir que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, debería "reflexionar cuanto antes".

Arenas: "Mas debería reflexionar cuanto antes"

En este sentido el dirigente del PP ha esgrimido que "por el camino de la ilegalidad no se llega a ninguna parte", tras reiterar que "la ley de consultas es ilegal porque vulnera la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

De forma parecida se ha pronunciado el portavoz adjunto del PP en el Parlament, Santi Rodríguez, que ha afirmado que la ley de consultas sale más "debilitada" del Consell de Garanties Estatutàries que cuando entró, por la división que ve en los miembros del órgano consultivo en su dictamen sobre el texto.

En declaraciones a los medios, ha asegurado que el dictamen no se posiciona sobre la constitucionalidad de las preguntas de la consulta del 9 de noviembre porque "consideran que no se adecúa a la Constitución ni al Estatut". Por eso, ha advertido al PSC de que apoyar la ley en el Parlament le haría corresponsable de "poner una cerilla en las manos de un pirómano", y ha animado a los socialistas a seguir el ejemplo de los votos particulares sus consejeros en el CGE.

Por su parte, la portavoz de C's en el Parlament, Carina Mejías, ha acusado este viernes al Gobierno catalán de CiU de utilizar el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries sobre la próxima Ley de consultas para "estafar" a los catalanes. "Utilizar el dictamen como un instrumento para retorcer la ley con el objetivo de incumplirla es una estafa política", ha dicho a los medios, y ha precisado que el Consell ha validado el texto para convocar consultas legales sobre temas que son competencia de la Generalitat.

Ciudadanos: "El dictamen no avala la consulta ilegal del 9 de noviembre"

Ha insistido en que "el dictamen no avala la consulta ilegal del 9 de noviembre", y ha asegurado que la ley de consultas que el Parlament prevé aprobar en septiembre es una normativa tramposa y hecha a medida de los intereses partidistas del Govern.

 

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha asegurado este viernes que el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries sobre la futura ley de consultas refrendarias ofrece "sólidos argumentos jurídicos" para convocar la consulta el 9 de noviembre, y se ha mostrado convencido que así se hará.

En declaraciones desde el Palau de la Generalitat, ha valorado que hay argumentos sólidos para convocar la consulta, tanto en este dictamen como en la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración de soberanía del Parlament del 25 de marzo, "y evidentemente se hará porque hay voluntad política y fundamento jurídico para hacerla".

Homs: "Sería erróneo concluir que hay cinco que piensan una cosa y cuatro otra. Es más complicado"

Por ello, ha pedido al Gobierno central "que no ponga trabas al ejercicio de la democracia" y ha considerado que, pese a que hay cuatro votos particulares de los nueve integrantes del Consell, una mayoría avala de manera clara y nítida que la futura ley es plenamente constitucional y se adecua al Estatut.

"Hay cuatro votos particulares con matices y grados diversos. Pero sería erróneo concluir que hay cinco que piensan una cosa y cuatro otra. Es más complicado", según Homs, que destaca que lo que prevalece es lo que se acuerda por la mayoría de la institución, y que en el Govern siempre lo han acatado, les vaya a favor o en contra.

En esta línea, ha puntualizado que una cosa es poder consultar para saber la opinión del pueblo de Catalunya y otra cosa son los efectos jurídicos de una determinada respuesta, y ha lamentado que algunos traten de sembrar la confusión entre consultar a la ciudadanía y dichas consecuencias jurídicas.

En este sentido, ha subrayado que la Constitución "apuesta claramente por la democracia como un valor que lo fundamenta todo y, por lo tanto, en un contexto democrático, sostener que no se puede votar y conocer la voluntad del pueblo de Cataluña es un argumento que no tiene recorrido".

Respecto a qué postura adoptará el Govern si el Constitucional impugna la convocatoria de consulta, se ha limitado a afirmar: "Valoro hechos conocidos. Las hipótesis las dejamos para otros momentos. Si no, podríamos especular sobre muchísimas cosas".

El también conseller de Presidencia, a preguntas de los periodistas, ha dicho que no le consta ningún avance con el Gobierno de Mariano Rajoy sobre la consulta, tras la reunión de este verano entre el presidente del Gobierno central y el de la Generalitat.

Alcaldes de municipios catalanohablantes de Aragón, Baleares y Comunidad Valenciana han avisado de que una hipotética independencia de Catalunya podría perjudicar a sus relaciones bilaterales de ámbito cultural.

En una mesa redonda coincidieron los alcaldes de Alcoy (Alicante), Antoni Francés; Santa Margalida (Mallorca), Antoni Reus; Alcampell (Huesca), Josep Anton Chauvell; Claudi Ferrer (Prats de Molló, Francia); Francesc Manent (Sant Andreu de Sureda, Francia), y Carles Puigdemont (Girona).

Los alcaldes de Alcoy, Santa Margalida y Alcampell han puesto de manifiesto que, si Cataluña se independizase, su relación con otros territorios de habla catalana se reduciría, por lo que ven con cierta preocupación una secesión. Francés (PSPV) ha asegurado que la Comunitat Valenciana está en un "proceso de deconstrucción nacional", como prueban el cierre de RTVV en otoño, el déficit de financiación y la integración de las cajas de ahorros Bancaixa y CAM en otras entidades.

http://www.quoners.es/q/estudio-sociologico-catalunya