Público
Público

El PSC quiere que la consulta se centre en la reforma constitucional

Los socialistas catalanes se muestran dispuestos a enmarcar la 'tercera vía' entre el federalismo que defiende el PSOE y el confederalismo que reivindican Unió y Duran

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Buscar 'una alternativa' al 'choque de trenes' entre independencia y centralismo, y llegar a un 'nuevo pacto constitucional' al margen del 'inmovilismo' y la 'radicalización' del discurso por parte del president de la Generalitat, Artur Mas, y los partidos independentistas tradicionales, ERC y CUP. Este es el objetivo que persigue la llamada 'tercera vía', término acuñado en un artículo de opinión publicado en La Vanguardia por el líder de CiU y presidente de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran i Lleida, y al que hasta el momento se han sumado los miembros del PSC. 

El líder de estos últimos, Pere Navarro, mantuvo el miércoles una reunión con Duran para intentar buscar un espacio común, algo que según han confirmado desde su partido también ha hecho con la máxima dirigente del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y tiene previsto realizar con los máximos mandatarios de ICV. A todos ellos les entrega un documento: la propuesta de reforma constitucional elaborada por su think tank, la Fundació Rafael Campalans .

El portavoz del PSC en el Parlament de Catalunya, Maurici Lucena, ha explicado a este diario que su partido quiere que en el caso de que finalmente se celebre una consulta soberanista se incluya una propuesta de modificación de la Constitución española que permita el encaje de Catalunya en el contexto actual, y que esté al margen de la propuesta independentista que se ha lanzado desde la Generalitat. 

El hecho de que el Parlament, con el apoyo de CiU, ERC y CUP, aprobara la pasada semana una resolución lanzando un ultimátum al Gobierno para negociar el referéndum, hace a su juicio pensar que Mas 'ha asumido que no habrá consulta en esos términos', y que por eso el president trata de radicalizar sus planteamientos 'para cargarse de razones' de cara a unas elecciones adelantadas que tendrán carácter plebiscitario.

'No queremos choque de trenes. Queremos una consulta que se negocie tranquilamente', explica Lucena. Los socialistas catalanes no tienen por el momento ninguna línea roja a la hora de negociar la configuración de esa tercera vía. Están dispuestos a poner encima de la mesa desde el federalismo que defienden sus socios españoles del PSOE, hasta el confederalismo que reivindica Duran i Lleida. Quieren, en todo caso, ejercer de 'agit prop' para que el mayor número de partidos catalanes posible 'trabaje por un nuevo pacto constitucional'.

Mientras tanto, Duran mantiene sus contactos a pesar de las críticas que ha ido acumulando esta semana en su propio partido a raíz del polémico artículo en el que pareció contrariar a Mas, con el que comparte coalición en CiU. El PP catalán también está dispuesto a seguir dialogando a pesar de que Sánchez Camacho ya ha reconocido la dificultad de aceptar cualquier marco federal o confederal.