Publicado: 28.10.2016 13:50 |Actualizado: 28.10.2016 13:51

El PSC romperá este sábado por tercera vez la disciplina de voto del PSOE

Las otras dos ocasiones se produjeron en 2013 cuando el entonces líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro, ordenó la ruptura de la disciplina de voto debido al proceso soberanista en Catalunya, que la dirección general rechazaba.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
El PSC romperá este sábado por tercera vez la disciplina de voto del PSOE / EUROPA PRESS

El PSC romperá este sábado por tercera vez la disciplina de voto del PSOE / EUROPA PRESS

MADRID. - El PSC romperá este sábado la disciplina de voto del PSOE en el Congreso por tercera vez en su historia al votar 'no' a la investidura de Mariano Rajoy (PP) y desmarcarse de la abstención que se eligió en el último Comité Federal del partido.

Las otras dos ocasiones en las que el PSC votó en sentido distinto a sus compañeros del PSOE se remontan a 2013, cuando el entonces primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro, ordenó a los diputados del PSC en el Congreso que rompieran la disciplina de voto. En ambos casos la votación estaba protagonizada por el proceso soberanista, en un momento en que Navarro defendía un referéndum legal y acordado, y el PSOE lo rechazaba rotundamente.



Esta profunda discrepancia se materializó en una primera ruptura de voto en febrero de 2013, cuando CiU presentó en el Debate sobre el estado de la Nación una resolución a favor del 'derecho a decidir': el PSOE votó en contra y los diputados del PSC la apoyaron, excepto la exministra Carme Chacón, que se ausentó del hemiciclo al no coincidir con la consigna de Navarro y apeló a cuestiones de conciencia.

La medida tuvo también el apoyo de Izquierda Plural, PNV, ERC, Amaiur, BNG, CC, Compromís y G-Bai, pero no prosperó porque, además del PSOE, la rechazaron el PP, UPyD y Foro.

​Aquel mismo día el PSC y el PSOE votaron diferente en otra resolución de ICV-EUiA relacionada también con el 'derecho a decidir', que fue rechazada mayoritariamente -pese al apoyo de Izquierda Plural, CiU, Amaiur, ERC y BNG-, y en cuya votación tampoco participó Chacón.
 
Tras este episodio, el entonces secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, alertó de que el PSOE revisaría el protocolo de relaciones entre ambos partidos tras la ruptura de voto, un aviso que nunca se acabó ejecutando, y el dirigente socialista Alfonso Guerra fue más lejos y llegó a plantear la posibilidad de "romper" con el PSC.
Finalmente, el PSOE sancionó con 600 euros a los 14 diputados del PSC -también a Chacón- por no haber votado en el mismo sentido que sus compañeros en el hemiciclo: era la multa más alta prevista en la horquilla de entre 200 y 600 euros que prevén los estatutos.

Ocho meses después

Transcurridos ocho meses del Debate sobre el estado de la Nación, tuvo lugar la segunda ruptura de voto en el Congreso: el PSOE apoyó una moción de UPyD en contra del 'derecho a decidir', pero el PSC se abstuvo. 

El PSOE declinó volver a sancionar a los diputados del PSC y optó por abrirles un expediente disciplinario, y las relaciones entre ambos partidos se recompusieron después de que Navarro convocara un Consell Nacional extraordinario para votar una declaración que dejaba constancia de que no se apoyaría ninguna iniciativa legislativa relacionada con el 'derecho a decidir' que no hubiera sido previamente acordada con el Gobierno central.
El texto fue acogido con satisfacción por el PSOE y los dos partidos asumieron que no habría más rupturas de voto en el Congreso: el fin de la crisis se consumó con el Pacto de Granada, en el que los socialistas consensuaron y fijaron como estrategia común la reforma federal de la Constitución.

Desde entonces, han transcurrido tres años votando igual que se han truncado este sábado: el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reiterado en los últimos días que jamás habría imaginado que la ruptura de voto entre socialistas se produciría por discrepancias ante la posibilidad de facilitar el Gobierno al PP.