Publicado: 11.03.2016 23:35 |Actualizado: 12.03.2016 10:38

El PSC se siente “incómodo” ante el pacto entre PSOE y Ciudadanos

La beligerancia del partido de Rivera en Catalunya ante posiciones no sólo independentistas, sino catalanistas, hacen imposible cualquier entendimiento.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la reunión este lunes

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la reunión este lunes

Es un clamor que el PSC se siente más que “incómodo” ante el pacto entre el PSOE y Ciudadanos. No tanto por el acuerdo firmado entre ambos partidos, que el propio Miquel Iceta fue quien más defendió antes de la consulta a la militancia, sino por la actitud de Ciudadanos en Catalunya, que para los socialistas catalanes es muy difícil de digerir y de justificar.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ya lo relató en el último Comité Federal del PSOE para explicar que solamente votará en la consulta para refrendar el acuerdo con Ciudadanos poco más del 30% de la militancia de su partido, aunque se superó el 70% de apoyos al pacto. Entonces, el líder del PSC dijo que “Ciudadanos, en Catalunya se entiende como un partido antinacionalista y anticatalanista primario”.

Por todo ello, en esta situación, fuentes consultadas del PSC, aseguran que el pacto “no gusta” y que, en su opinión, les resta más apoyos en Catalunya, a no ser que haya un cambio en Ciudadanos, que parece estar lejos de que pueda suceder.



No obstante, la buena relación que existe entre Pedro Sánchez y Miquel Iceta evitará una nueva pelea interna entre el PSOE y PSC. En Ferraz se entiende la incomodidad de los socialistas catalanes, pero confían en que Ciudadanos en Catalunya también vaya girando. De hecho, recuerdan, que ante el denominado frente independentista ambas formaciones han ido juntas en distintas iniciativas parlamentarias.

Otros dirigentes del PSC consultados por Público indican que su posición es más que complicada con el pacto alcanzado en Madrid, porque Ciudadanos en Catalunya no sólo está en contra del llamado “derecho a decidir”, sino que mantiene posiciones muy radicales en temas lingüísticos o educativos, que los socialistas catalanes nunca van a asumir.
De momento, se mantiene el equilibrio, y desde Ferraz también se recuerda que el Ayuntamiento de Lleida se sustenta en un acuerdo entre el PSC y Ciudadanos, y lleva ya casi un año funcionando.

Sin embargo, fuentes del PSC aseguran que menos esa excepción, no habrá entendimiento posible con Ciudadanos, ni se va a llegar a ningún acuerdo en Catalunya. Es más, la representación municipal del partido de Albert Rivera es bastante escasa. Aseguran que el pacto alcanzado no rige en Catalunya.

Pese a todo ello, no llegará la sangre al río. La dirección del PSC no quiere hacer una guerra de dicho acuerdo con Ciudadanos, y entiende las dificultades en las que está Pedro Sánchez para intentar llegar a La Moncloa, aunque desde varios conductos han trasladado al líder socialista que en Catalunya no les irá bien con el pacto hasta ahora alcanzado. El PSC seguirá su línea política, que no incluye ningún entendimiento con Ciudadanos, pero tampoco pondrá palos en las ruedas contra Sánchez, al menos, mientras Iceta continúe al frente.