Público
Público

El PSdeG estudia exigir el 10% de los avales a los aspirantes a las primarias

Los socialistas gallegos, que insisten en que sólo se trata de una consulta, niegan que la iniciativa pretenda desafiar a la autoridad de Rubalcaba, que trató de evitar el proceso por ir en contra de los estatutos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por si fuera poco con las discrepancias con el PSC a costa del derecho a decidir, con el cuestionamiento permanente de su autoridad o con las encuestas que no le dejan levantar cabeza, este fin de semana el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, añadía a su particular lista de conflictos internos la decisión de los socialistas gallegos de consultar a toda la militancia antes de elegir a su próximo líder. Ferraz interpreta que el gesto choca con los estatutos aprobados en el Congreso federal de Sevilla, que no contemplan esa opción, mientras desde el PSdeG insisten en que tan sólo tratan de 'facilitar' la participación de los suyos.

Pero los socialistas gallegos no quieren que el proceso se convierta 'en un circo' que permita la presentación de decenas de candidatos, lo que dificultaría la conformación de una mayoría sólida que permita al partido, uno de los grandes fracasados en las pasadas elecciones del 25 de noviembre, tener alguna opción para llegar al Gobierno de la Xunta, y para poder ejercer la oposición hasta entonces. Por eso, desde la dirección actual estudian establecer como requisito que los aspirantes a esas primarias tengan que lograr al menos un 10% de los avales totales de la militancia. 

El PSdeG explica que, en todo caso, la decisión final se adoptará en un comité nacional que se reunirá previsiblemente en el mes de mayo y en el que se realizará la convocatoria oficial tanto de la consulta como del Congreso en el que será designado el nuevo secretario general. En el comité del pasado fin de semana, el 96% de sus integrantes respaldaron que las primarias se celebren el 1 de junio y que el cónclave tenga lugar un mes después, el 6 de julio. 

El entorno más cercano al todavía líder del PSdeG, Pachi Vázquez, ha tratado este lunes de salir al paso de quienes le acusan de haber desafiado a la dirección federal al convocar esa consulta -se niegan ahora a calificarla como primarias- en contra del criterio del equipo de Rubalcaba. Laura Seara, diputada en el Congreso y secretaria de Igualdad de la Ejecutiva de los socialistas gallegos, explica que el gesto no supone 'en absoluto' nada en contra de Ferraz. 'Había que facilitar la participación de la gente y esa es la fórmula que hemos escogido, simplemente', añade, antes de recalcar que en su opinión, la consulta no choca con las normas internas del PSOE.

Se muestra, además, convencida de que el equipo de Rubalcaba comprenderá la postura de los socialistas gallegos que asumen como propia los compañeros de partido de otros territorios del país. En principio no hay ninguna reunión concreta prevista entre Vázquez y Rubalcaba. 'No se ha dejado de hablar', recalca Seara, tras recordar que el secretario general de los socialistas gallegos forma parte incluso de la propia Ejecutiva Federal diseñada por el líder del PSOE. Incide, asimismo, en la legitimidad que concede a la consulta que esta fuera respaldada de manera 'abrumadora' por parte del comité nacional.

Pero dentro del propio del PSdeG hay quien considera que las primarias por las que se optó este fin de semana pueden acabar provocando 'más ruido que ventajas'. El entorno del alcalde de Vigo, Abel Caballero, reconoce que la idea de la consulta 'está muy extendida' entre la militancia, y que goza de 'gran popularidad'. Pero lamenta que el proceso aprobado por su partido no vaya más allá de una consulta sin efectos reales. Porque, recuerdan, la decisión final la tendrán los delegados del Congreso que se celebrará en julio. 'Es una iniciativa débil, que no obliga a nada a nadie', insiste.

Esas mismas fuentes apuntan, no obstante, que el secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, 'no quiso lanzar ningún pulso' a Rubalcaba al proponer la consulta. Pero eso no parece ser lo que se piensa en los despachos de Ferraz que, ayer, volvieron a dejar claro que hay que cumplir las normas internas. 'Estamos abiertos a cualquier cambio', dijo la secretaria de Participación, María González Veracruz, pero antes exigió el cumplimiento de 'lo decidido democráticamente' en el Congreso federal de Sevilla.