Público
Público

Primarias PSOE El PSOE abre las primarias con desconfianza sobre el censo y el calendario

Sanchistas y patxistas criticaron el procedimiento de la Gestora y la tardanza en la entrega de la ponencia política. Se aprobó el nuevo acuerdo de hermanamiento con el PSC; con el voto en contra de un solo dirigente de la corriente izquierda socialista. El censo provisional se cerró con 177.902 militantes, a falta de incluir a las juventudes del PSOE y el PSC.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 9
Comentarios:

La aspirante a liderar el PSOE Susana Díaz atiende a los medios a su llegada a la reunión que el Comité Federal. /EFE

Fue el Comité Federal del PSOE más breve en muchos años. Para el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara volvió la “camaradería” y fue tranquilo. Sin embargo, de opinión contraria eran los representantes de las precandidaturas de Pedro Sánchez y Patxi López, que mostraron en la reunión su desconfianza tanto con el cierre del censo, como con el calendario previsto.

Para José Luis Ábalos, destacado portavoz del “sanchismo”, se demostró en la reunión que el calendario ha sido “infame” y criticó con dureza que la ponencia política se les haya entregado nada más entrar a la reunión, sin posibilidad de estudiarla. “Se nos dijo que querían tiempo para un debate de ideas, que primero las ideas y luego las personas, se ha visto que esto no era así”, afirmó.

Más comedido estuvo Rodolfo Ares, como representante de la candidatura de Patxi López, que aunque mostró algunas discrepancias con el procedimiento, se felicitó porque se haya aceptado que si los candidatos se ponen de acuerdo, el partido pueda organizar más de un debate durante la campaña. Hasta ahora, la Gestora sólo quería celebrar uno.

El clima no fue de tanta camaradería como pronosticaba Guillermo Fernández-Vara y en los corrillos los comentarios así lo reflejaban

Pero el clima en general no fue de tanta camaradería como pronosticaba Guillermo Fernández-Vara y en los corrillos y declaraciones los comentarios así lo reflejaban. Fue el propio presidente de Castilla-La Mancha, declarado defensor de la candidatura de Susana Díaz, quien vino a advertir a la entrada que el daría un paso atrás si el partido optaba por otros liderazgos.

En la reunión, Javier Izquierdo, un dirigente afín a Pedro Sánchez, planteó que no se podría cerrar el censo definitivo el 28 de abril, cuando la recogida de avales finaliza el 20 de abril. Se votó su propuesta y sólo tuvo seis votos a favor. Luego, el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, indicó que no tenía relevancia este hecho, porque los candidatos no tienen acceso al censo para dicha recogida de avales, y el censo sólo se utiliza para la verificación posterior de las firmas que aporten los candidatos. Además, se ha dado un plazo amplio para reclamaciones.

El Comité Federal también se aprobó el nuevo acuerdo de hermanamiento con el PSC, que sólo obtuvo un voto en contra de un miembro cercano a Izquierda Socialista en Catalunya.

Y, además, se aprobó también la ponencia política y económica. Aquí también hubo críticas por el sector de Pedro Sánchez, ya que no se les entregó a los miembros del Comité Federal hasta la misma reunión, lo que en su opinión le hacía imposible estudiarla mínimamente. También esta crítica fue rechazada por la Gestora, que recordó que en el 38º Congreso Federal de Sevilla no se entregó la ponencia política hasta el día después del cónclave socialista.

Finalmente, la dirección del PSOE informó que el censo provisional era de 177.902 militantes al corriente de pago y con derecho a voto, pero aún faltan por contabilizar las últimas afiliaciones y los censos que presenten las Juventudes Socialistas del PSOE y del PSC. Aunque Mario Jiménez no quiso hacer proyecciones, serán en torno a 190.000 personas quienes decidirán el 21 de mayo próximo quién llevará las riendas del PSOE.

Susana Díaz salió de las primeras del cónclave socialista camino de Canarias, donde continúa este sábado su campaña. Aseguró que está ilusionada con el proceso y convencida de que le permitirá al PSOE “ganar músculo” y volver a ser la alternativa al Partido Popular. No dudó en destacar la importancia de los avales, dando a entender que buscará el mayor número posible para marcar territorio, no sólo el 5% del censo necesario para concurrir al proceso.