Público
Público

El PSOE acusa a Cospedal de "echar gasolina al fuego" al tachar los escraches de nazismo

Elena Valenciano considera que la secretaria general del PP no ha estado "a la altura del papel institucional y político que le corresponde"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE ha salido al paso este sábado de las más que polémicas declaraciones de la número dos del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, que ha tachado los escraches a políticos de 'nazismo puro'.  La vicesecretaria general de los socialistas, Elena Valenciano, considera que Cospedal lo único que ha conseguido con sus palabras es echar 'un poquito de gasolina al fuego' y la ha acusado de no 'estar a la altura del papel institucional y político que le corresponde'.

'La obligación de los poderes públicos es la de ser capaces de combinar el respeto a la libertad de expresión y manifestación junto al legítimo derecho a la privacidad y la seguridad de todas las personas', ha señalado Valenciano en un mensaje publicado en su perfil de la red social Facebook.

En este sentido, la número dos del PSOE señala que para 'resolver situaciones vitales que están llegando al límite' hace falta 'respeto y sensibilidad' así como 'escuchar y actuar', y no 'justo lo contrario', que es lo que, a su juicio, ha hecho Cospedal con sus declaraciones de este sábado. 'Ella, como siempre, echando un poquito de gasolina al fuego', ha criticado.

La mano derecha de Rubalcaba recuerda que 'el escrache nació en Argentina como instrumento para delatar, señalar e identificar en sus casas a los torturadores, asesinos y colaboradores de la dictadura', por lo que resulta paradójico que Cospedal haya comparado estas acciones precisamente con el nazismo, que provocó millones de muertos.

Así, Valenciano ha asegurado que aunque considera que manifestarse en la puerta de los domicilios privados de los representantes políticos es 'una coacción que no solo castiga al político sino también a su familia, y ¡no digamos si hay menores en la casa!', cree que también hay que entender a las familias desahuciadas.

'Las plataformas antidesahucios afirman no ejercer ningún tipo de violencia y pretenden solo que el político escracheado les escuche. En todo caso, mi opinión es que el domicilio privado --aunque sea de un diputado-- debe ser preservado por una cuestión de seguridad y de legítima intimidad. Pero también entiendo que las familias que han sido expulsadas de sus viviendas, tienen hij@s, personas mayores a su cargo, etc. a los que no han podido proteger del miedo y la desesperación, y que de ello nace su comprensible indignación', ha explicado.

En los últimos días, el tono en las filas de los conservadores se ha elevado sustancialmente contra los escraches e incluso ha llegado a convertirse en varias ocasiones en violencia verbal. Hace unos días, la diputada y concejala madrileña Eva Durán, objeto de un escrache en Puente de Vallecas, también comparó estas acciones con el nazismo en los siguientes términos: 'Nos recuerda a situaciones no muy lejanas en una comunidad autónoma en España [en referencia al problema etarra en el País Vasco] y a algunas situaciones en otros países, cuando los nazis señalaban la vivienda de una determinada familia'.

Pero el caso en el que alguien del PP ha ido más lejos fue el pasado jueves cuando el exdiputado autonómico del PP en Canarias y miembro de la Junta directiva Nacional, Sigfrid Soria, la emprendió en su cuenta de Twitter contra los miembros de las plataformas antidesahucios que llevan a cabo escraches. Soria llegó a escribir amenazas del tipo: 'si algún perroflauta agrediera a alguna de mis hijas... le arranco la cabeza' o 'como un perroflauta me acose por la calle, me intimide o agreda, la ostia [sic] que se lleva ni se la va a creer'.

Pese a que horas más tarde pidió disculpas por la forma pero no por el fondo de sus mensajes, el PP de Canarias anunció que Soria será apartado de sus responsabilidades orgánicas de forma 'inmediata', concretamente de la Junta Directiva Nacional.