Publicado: 14.04.2015 14:24 |Actualizado: 14.04.2015 17:54

El PSOE se planta y rechaza la dimisión de Chaves y Griñán que pide Podemos

El secretario de Organización y negociador, Sergio Pascual, asegura que su reunión con los socialistas ha sido "muy decepcionante", e insiste en que si no se cumplen sus tres requisitos votarán "no" a la investidura de Susana Díaz.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 27
Comentarios:
La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (i), recibe a la líder de Podemos, Teresa Rodríguez (d), en el inicio de la ronda de contactos anunciada tras las elecciones autonómicas. EFE/Raúl Caro

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (i), recibe a la líder de Podemos, Teresa Rodríguez (d), en el inicio de la ronda de contactos anunciada tras las elecciones autonómicas. EFE/Raúl Caro

MADRID.- Las negociaciones sobre la investidura de Susana Díaz amenazan con seguir prorrogándose durante mucho tiempo. El PSOE ha dado portazo este martes a dos de las condiciones exigidas por Podemos para abstenerse o apoyar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. "El resultado de las negociaciones ha sido muy decepcionante", asegura a Público Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos y junto con el economista Manuel Garí representante del partido en las negociaciones.

"Nos han dicho que no a cosas vitales como la reducción del número de asesores o la dimisión de Manuel Chaves y José Griñán", critica Pascual, tras más de dos horas y media de conversación con los socialistas.  Por el contrario, y según la agencia Europa Press, el portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, ha calificado como "positivo" el encuentro, y ha resaltado que existe "voluntad de entendimiento" entre ambas partes. "Los procesos de negociación tienen un punto de partida y nadie esperaba que en la primera reunión hubiera un entendimiento absoluto entre las dos formaciones", ha apuntado el socialista.



Sin embargo, y siempre según Pascual, el rechazo a una sola de estas condiciones, -"líneas rojas" según Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias- tendrá claras consecuencias: "Nos mantenemos en la posición, vamos a votar no", asegura el secretario de Organización.

Las reuniones continuarán, pero Podemos afea al PSOE de Susana Díaz que "no haya hecho los deberes", después de que los socialistas aseguraran que deben estudiar "la aplicabilidad de la retirada de los fondos de la Junta de los bancos que desahucian", la única medida de Podemos ante la que han dejado entornada la puerta.

La líder de Podemos en Andalucía y excandidata a la Junta, Teresa Rodríguez, se reunió con la presidenta en funciones, Susana Díaz, apenas cuatro días después de las elecciones para plantearle tres requisitos para abstenerse o apoyar su investidura como presidenta -entre ellas la dimisión de los expresidentes Manuel Chaves y José Griñán-.

Tras la primera reunión con Díaz, Rodríguez ha dejado las negociaciones en manos de Garí, uno de sus hombres de confianza, y del secretario de Organización del partido, del núcleo duro del secretario general, Pablo Iglesias. 

A poco más de un mes y diez días de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, y teniendo en cuenta la cautela del PP y de Ciudadanos con respecto a la investidura, empieza a vislumbrarse la posibilidad de que la constitución del nuevo Parlamento andaluz no sea posible hasta después de la próxima cita con las urnas.