Publicado: 23.02.2016 00:06 |Actualizado: 23.02.2016 08:02

El PSOE asegura que no hay nada cerrado pero insiste en que el cambio vendrá de un "acuerdo transversal"

El portavoz del PSOE en el Congreso subraya que todos deben hacer "cesiones" porque nadie puede "imponer íntegramente su programa electoral" sin tener la mayoría absoluta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El socialista Antonio Hernando, durante la rueda de prensa tras la reunión con Podemos, IU y Compromís. / EFE

El socialista Antonio Hernando, durante la rueda de prensa tras la reunión con Podemos, IU y Compromís. / EFE

MADRID.- El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha asegurado este lunes que no hay "ningún acuerdo cerrado" con ninguna formación política, aunque ha admitido que se está "avanzando" con Ciudadanos, IU, PNV y Compromís. Y, tras la primera reunión a cuatro con la izquierda, ha recalcado que el cambio en España sólo vendrá desde la "transversalidad".

Así lo ha señalado el portavoz socialista tras la reunión que ha mantenido en la Cámara Baja el equipo negociador del PSOE con representantes de IU-Unidad Popular, Compromís y Podemos. Todos se han emplazado a seguir hablando el martes.



Hernando, que ha celebrado que el partido de Pablo Iglesias finalmente se haya sentado a negociar con el PSOE, ha asegurado que los socialistas quieren continuar dialogando con todos y ha hecho hincapié en que los cuatro partidos reunidos este lunes suman 161 diputados, con los que Pedro Sánchez no puede ser investido presidente del Gobierno. "Con 161 no habrá cambio, salvo que algunos quieran que el cambio descanse en las fuerzas indepedentistas", ha señalado, para después defender que el PSOE ya ha dicho que no quiere dar "estabilidad" a su gobierno apoyado en estos partidos.

Y por eso, han avisado de que su intención es "hablar con izquierda y derecha", como han hecho hasta ahora y quieren seguir haciendo, aunque algunos lo quisieron "vetar". En este punto, ha dado la "bienvenida" al "cambio" de actitud de Podemos, que ahora acepta hablar con el PSOE mientras éste partido dialoga también con Ciudadanos.

De esta forma, Hernando ha insistido en la necesidad de sumar al pacto al partido de Albert Rivera. "El cambio de verdad en España es un acuerdo transversal", ha afirmado, recalcando que ese cambio sólo es posible si los partidos que lo representan votan diferente al PP. "El próximo 2 de marzo puede haber un gobierno de cambio si todas las fuerzas del cambio nos ponemos de acuerdo y ninguna vota lo mismo que el PP", ha remachado.

El portavoz socialista se ha mostrado optimista. "Esta reunión nos hace conceder algo de esperanza, porque puede sumar más a ese acuerdo transversal", ha dicho. Hernando no ha ofrecido detalles sobre la reunión de una hora que han mantenido en el Congreso los líderes del PSOE y Ciudadanos mientras se desarrollaba el encuentro a cuatro y de la que no se había informado previamente. Se ha limitado a recordar que Sánchez dijo que mantendría reuniones bilaterales cuando se fueran produciendo avances en las negociaciones.

Y ha admitido que hay avances en estas reuniones -"no lo vamos a ocultar", ha dicho- pero ha recalcado que se han producido porque llevan hablando días. "¿Por qué hay más avances con Ciudadanos que con Podemos? Porque hemos tenido la oportunidad de sentarnos mucho más tiempo", ha abundado, insistiendo en que con el partido morado ha habido quince días "perdidos". Tras asegurar que los avances se han producido con todos los partidos con los que se han sentado a hablar, ha asegurado que "no hay ningún acuerdo cerrado con ninguno de ellos".

Eso sí, se ha mostrado optimista y ha apuntado que en los "próximos días" se van a anunciar acuerdos "con muchas fuerzas políticas", entre las que ha citado a Ciudadanos, IU, PNV y también a Podemos. "Ojalá con todos esos acuerdos podamos dar lugar a un gobierno del cambio", ha remachado.

Por lo que se refiere a la reunión a cuatro de este lunes, Hernando ha explicado que "no se han abordado temas" concretos sino que se ha elaborado elaborar "un índice" de asuntos sobre los que se puede dialogar. Y ha citado cinco bloques, excluyendo así el de la organización del gobierno, un asunto que los socialistas no quieren hablar después de la investidura. Dicho esto, ha vuelto a decir que el PSOE no se cierra a nada y no ha descartado, de esta forma, la posibilidad de formar un gobierno de coalición, del que ahora no quieren hablar. "Antes hay que saber para qué queremos un gobierno", ha recalcado.